Hey, Antena 3, Pasapalabra, sí, sí, os hablo a vosotros: arrasasteis en audiencia este pasado miércoles con el estreno del concurso y desde aquí solo me queda arrodillarme ante Roberto Leal (40 años) y postrarme de hinojos ante ese magnífico y leal -valga la broma- buen hacer. Con humildad se llega a todos los sitios y sin trampas tan bajunas como subrepticias.  Y sí, me refiero a Telecinco. El hecho de que ayer os inventáseis un programa inédito entrevistando a José Antonio Avilés (24) desde Honduras corroboró lo que pienso de vosotros -y soy fiel seguidor, que conste-: que batalláis en este campo del audímetro con unos guantes de boxeo inhumanos. 

Noticias relacionadas

Todo vale, todo. Nada se os revuelve. Puede que por eso seáis, como sois, los mejores. Chapó por vosotros. Yo habría actuado igual si tuviese en la isla todavía al expulsado José Antonio, concursando. A nadie se le escaparía ese caramelito tan jugoso, qué locura. Estrujaríamos hasta el último lametazo, ¿verdad? Lógico y normal. No obstante, algo me falló en la memoria este jueves viendo la gala de Supervivientes. Algo hizo click, me chirrió al ver entrar en plató, con esa melena tan voluptuosa a la concursante Yiya. Shock. Rebobiné en segundos. Y pensé, ¿cómo es posible? 

Yiya recibida en plató por Jorge Javier Vázquez. Mediaset

Tiro de hemeroteca porque no ando muy lúcido los últimos días de confinamiento y tampoco fui muy listo en matemáticas. A ver, sabemos que a causa del coronavirus y esta pandemia global que nos está amordazando en casa como el más cruel y sanguinario de los secuestradores los concursantes no llegan a España con la misma afluencia de antes. Nada que ver, lo hacen cómo y cuándo pueden. Sin embargo, resulta chocante corroborar que Yiya, que fue expulsada la semana pasada, ha pisado suelo español antes que José Antonio Avilés, el cual la audiencia lo mandó a paseo hace dos semanas. Es decir, el 30 de abril. 

¿Por qué lo han retenido allí? Me resulta raro, ¿a vosotros no? Oye, lo normal es que hubiese llegado antes, ¿no? El reality lo amordazó en Honduras, vete a saber con qué avieso fin, y trajo a Yiya al plató. Mira que no me gusta ser mal pensado, pero, ¿qué me dicen si les digo que el programa quiere dejar seca a la poderosa gallina por fascículos? ¡Acabáramos!, me viene la inspiración a casi las dos de la madrugada. ¿No será que interesa ponerlo entre algodones e ir sacándolo a pasear como un mono de feria cuando convenga? Eso es, no le demos más vueltas: la gran mentira de Supervivientes queda al descubierto. Intereses ocultos. 

Dejémonos de sentimentalismo o, directamente, de respetar las normas desde que el concurso existe. Hala, aquí cada cual hace lo que le viene en gana y nos traen a Yiya para que nos distraigamos con el caramelito durante un raro. A ver, que la nena es resultona y da bien en cámara, sabe cómo funciona este mundo y demás, pero mientras ella sonríe en España, da cera a sus compis y se atusa el pelucón, hay una persona enjaulada en Honduras a la espera de que le den su próxima zanahoria como premio.

No sé vosotros, pero a mí esto me huele a que Mediaset supo antes que nadie que Atresmedia iba a soltar Pasapalabra en un día 'relajado' para Telecinco -miércoles de serie o película en su Prime Time- y se guardó el caviar para exponerlo en el momento idóneo. ¿Tendremos nueva entrega de Avilés el próximo miércoles? A este paso el chaval es capaz hasta de sacarse una carrera online en la universidad hondureña. Si la hay, que no lo sé. 

De este jueves no me ha interesado prácticamente nada salvo una cosa, que os la suelto por aquí para que la reflexionéis conmigo: ¿no consideráis que Rocío Flores (23) pierde el sentío por Barranco? ¿No veis que cada vez que uno hace referencia al otro saltan chisporroteos de feromonas y a la hija de Rocío Carrasco (43) le castañetea la sonrisa? No sé, investiguemos entre todos. Ahí lo dejo. 

EXPULSADA: Ivana

NOMINADOS: Elena, Jorge y Hugo 

[Más información: Avilés, la artillería de Supervivientes para reventar el estreno de Pasapalabra]