Blas Cantó (28 años) ha tomado una decisión drástica después de recibir un aluvión de críticas por parte de un grupo de eurofans. El cantante no ha soportado los insultos y las faltas de respeto que ha tenido que leer en su perfil de Twitter por parte de algunos grupos de seguidores de Eurovisión.

Noticias relacionadas

Una problemática que surgió tras la celebración online de la PrePartyES, la fiesta previa oficial de España en el Festival. Blas grabó un vídeo desde su casa agradeciendo el apoyo a todo el colectivo eurofán; sin embargo, el artista no entonó ni una nota de su tema Universo ni ejerció de anfitrión de la gala, lo cual generó el gran enfado de los seguidores del formato.

Ante la avalancha de críticas, Blas Cantó alegó problemas de ansiedad para explicar su discreta aparición en el evento, pero en los siguientes días no dudaba en promocionar su nuevo single junto a Pastora Soler (41), cantando con ella en un directo, o su colaboración con la cantante estadounidense Kelly Clarkson (37), una actitud contradictoria que las redes no han perdonado.

El representante eurovisivo quiso defenderse de esos ataques antes de cerrar su cuenta de Twitter, sobre todo por los que pusieron en duda su malestar físico y mental: "Tildar de excusa un problema que sufren millones de personas en el mundo es de ser muy ruin. Podría haberlo dicho desde el primer momento, pero elegí no hacerlo en ese momento. Gracias a Dios, no representas al fandom eurofan, por el que me siento superquerido. ¡2021 nos espera!", respondió a uno de sus detractores más duros.

Ante este acontecimiento, muchos seguidores han querido defender a Blas Cantó y censurar el acoso en las redes sociales.

Por su último mensaje antes de desaparecer de Twitter, parece que el cantante no se plantea renunciar a Eurovisión y sigue dispuesto a ser el candidato español en 2021 con una nueva canción que le traiga más alegrías que Universo.

[Más información: Blas Cantó acepta representar a España en Eurovisión 2021]