El programa La isla de las tentaciones se convirtió en toda una revelación y en el nuevo reality estrella de la cadena de Fuencarral hace unos meses. Fue un éxito tan fulgurante como inesperado y las tramas amorosas que se desarrollaron en el concurso nutrieron horas y horas de televisión. Ahora, meses más tarde, llega un nuevo reality muy parecido, en esta ocasión emitido en la plataforma Netflix.

Noticias relacionadas

Se trata de Jugando con fuego, un concurso que da una interesante vuelta de tuerca a Tentaciones: los participantes serán premiados con 100.000 dólares si mantienen su celibato y, en cambio, se les castigará con perder dinero si caen en la tentación de intimar con alguien. Directamente, todos tendrán prohibido practicar sexo. Dicho de otra manera, ningún concursante podrá tener acercamiento con otro, una de las grandes tramas de todo reality que se precie. 

"Ni besos ni sexo de ningún tipo", se dejará muy claro desde el comienzo del programa. Ni siquiera darse placer a sí mismos. A lo largo de los ocho capítulos que emitirá Netflix, todos tendrán que luchar contra sus instintos para no caer en el 'pecado' y, por consiguiente, perder dinero. Los participantes tendrán que inventarse estrategias mentales para no pensar en el sexo, ya sea teniendo en mente a tu abuela, como plantea una concursante, o haciendo tareas que ocupen la mente y apaguen la libido. Sin embargo, como se trata de un reality habrá quien no pueda seguir oponiendo resistencia a sus deseos y caerán en la tentación. Por cada 'recaída', irá cayendo la cifra del premio. 

"Este retiro es para ayudaros a conectar más emocionalmente", se les informa desde una suerte de Google Home a los diez concursantes, todos ellos con unas premisas muy claras en su vida: nada de compromisos ni de relaciones serias. Ellos quieren vivir la vida sin ataduras y centrarse en los 'rollos de una noche'. Se tratará de una "rehabilitación sexual", como bromea una concursante durante el vídeo promocional del programa, producido por Talkback. 

'Tentaciones 2' sin Mónica

La isla de las tentaciones fue un éxito y las audiencias -tanto numéricas como sociales- están ahí para atestiguarlo. Por tanto, a nadie sorprendió que la cadena anunciase su renovación y diese luz verde a una segunda temporada. Lo que sí llamó poderosamente la atención de los espectadores fue la decisión de la presentadora, Mónica Naranjo (45 años), dedescolgarsedel equipo en la próxima edición y abandonar su rol como conductora. Hace un tiempo este medio pudo conocer que entre los nombres que se barajan para su sustitución está el de Nagore Robles (37). 

Mónica Naranjo anunció, por sorpresa, que no repetirá como presentadora de La isla de las tentacionessin dar los motivos por los que renuncia a seguir en un programa que ha sido un enorme éxito de audiencia. "#LaIslaDeLasTentaciones siempre estará en mi corazón y sólo tengo palabras de agradecimiento tanto a @cuarzotv , como a @mediasetcom , que confiaron en mí para este proyecto precioso", señalaba la cantante en su cuenta de Instagram. Además, quiso desear "toda la suerte del mundo" al equipo y a su sucesor o sucesora para la próxima temporada, que espera que "haga pequeños los resultados obtenidos de esta primera edición tan mágica". 

[Más información: La isla de las tentaciones, ¡ese paraíso de los cuernos! Fani, Christofer y el vídeo prohibido]