Por fin Jorge Javier Vázquez (49 años) ha vuelto al plató de Gran Hermano VIP 7 después de tener que abandonarlo para intervenirse quirúrgicamente el pasado 3 de diciembre como consecuencia del aneurisma e ictus que sufrió. Han pasado, en concreto, 17 días desde esa operación -en la que se le restituyó uno de los dos stents que le colocaron el pasado mes de marzo- y una de las mayores preocupaciones de Jorge Javier era no poder estar en la gran final de esta edición de reality tan trepidante. Y más, estando entre las finalistas su amiga Mila Ximénez (67). 

Noticias relacionadas

Finalmente, ha podido estar presente. La expectación era máxima; la cadena había promocionado su regreso, todos los ojos estaban puestos en él. Y él lo sabía y necesitaba: ese cariño del público ha sido su mejor medicina. Con su sonrisa habitual cada vez que aparece por la puerta grande del plató, visiblemente más delgado y esquivando toda emoción o debilidad -como es habitual en él- Jorge Javier ha sido aplaudido por el público.

Jorge Javier durante sus primeras palabras al público. Mediaset

"Gracias, muchísimas gracias. Bienvenidos a la gran final de GH VIP 7. No puedo decir nada más. Gracias por dejarme entrar en vuestras casas de nuevo. No os imagináis lo que os he echado de menos", han sido sus escuetas palabras. Acto seguido, se ha centrado en los entresijos del concurso. Tan solo cuando ha conectado en directo con las finalistas ha vuelto a hacer referencia a su ausencia: "Estoy muy feliz y emocionado de estar aquí". 

Un año marcado por la enfermedad

orge Javier Vázquez abandonado el hospital tras su segunda operación. Gtres

Para Jorge Javier Vázquez el año 2019 ha estado marcado por la enfermedad y los problemas de salud. En marzo, el presentador tuvo que ser ingresado de urgencia tras haber sufrido un ictus y un aneurisma. Tras más de una semana ingresado, los médicos le hicieron una cirugía para colocarle dos stents. El pronóstico era favorable, y todo hacía indicar que se estaba recuperando correctamente. Sin embargo, hace unos meses, durante una revisión los médicos informaron a Vázquez que lo más probable es que tuviera que someterse a una nueva intervención. 

"Después de una prueba muy esperada me han comunicado que tengo que volver a pasar por el quirófano en diciembre. No hay mal que por bien no venga. Ya no tengo que romperme la cabeza pensando dónde iré de vacaciones", explicó el presentador de Sálvame en una publicación de su Instagram. Finalmente, el pasado 3 de diciembre Jorge Javier Vázquez ingresó en el hospital Sanitas La Moraleja, donde los médicos le colocaron dos nuevos stents. En esta ocasión, la recuperación fue mucho más rápida y al día siguiente ya estaba abandonado el centro hospitalario.

[Más información: Así se prepara Jorge Javier Vázquez para su vuelta: esto es lo que ha hecho a 24 horas de su reaparición]