Desde que apareciera allá por la mitad de la década pasada en el mundo televisivo, la risa siempre ha estado presente en los programas de Manu Sánchez (34 años). El de Dos Hermanas muestra siempre su frescura y desparpajo ante las cámaras, a través de espacios como Zapeando, All you need is love… o no o Bailando con las estrellas.

Noticias relacionadas

Sin embargo, hay un problema de salud que, en algunas ocasiones, lleva al presentador y humorista a vivir situaciones poco agradables. Se trata de la enfermedad de Crohn, una afección que provoca la inflamación de varias partes del aparato digestivo, centrándose en la mayoría de las ocasiones en el nexo entre el intestino delgado y el grueso.

El problema de esta enfermedad es que su incidencia no se da de forma regular o previsible, dando pie a brotes que pueden producirse en momentos poco deseados. El propio Manu Sánchez lo contó en primera persona. Corría el año 2011 cuando se vio obligado a abandonar un directo en Canal Sur, el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz, por esta razón, tal y como él mismo explicó en su perfil de Twitter.

Y es que los efectos que causa este diagnóstico no son nada agradables: cólicos, dolor abdominal, diarrea, fiebre, hinchazón, dolor o secreción anal, lesiones cutáneas, absceso rectal, fisura y dolor de articulaciones. Lo peor de todo es que se trata de una enfermedad crónica que suele acechar en momentos de estrés y bajas defensas. También lo sufre la televisiva Ylenia Padilla (31).

Tratamiento

Manu Sánchez sufre los efectos del Crohn.

Una de las dificultades con las que deben lidiar los afectados es que se desconocen las causas y que aparece cuando el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido corporal sano. Eso sí, los médicos recomiendan evitar el consumo de tabaco y gestionar en la medida de la posibles focos de estrés.

Un estudio realizado en 2016 cifra en 100.000 el número de personas que sufren en España una enfermedad intestinal inflamatoria, una tipología donde se puede encuadrar esta enfermedad de Crohn, cuyo tratamiento incluye un abanico de posibilidades: medicamentos antiinflamatorios, inhibidores del sistema inmunitario, antibióticos, terapia nutricional e incluso cirugía.

[Más información: La enfermedad de Santiago Segura por la que no conoce el silencio]