Máxim Huerta (48 años) se puso al mando de A partir de hoy el 8 de julio de este año. Su vuelta a la televisión se producía un año después de dimitir de su cargo de ministro de Cultura y Deporte por el gobierno socialista, por lo que la apuesta de TVE por él se convertía en la mejor baza para retomar su amado medio y pasar página. De esta forma se adentraba por todo lo alto en un magacín ideal para su perfil: blanco, cultural y con entrevistas cara a cara con personajes de diversos ámbitos. Un caramelo que solo estaba hecho para perdurar los dos meses de verano pero finalmente la cadena pública decidió alargarlo de forma indefinida. Y es que Màxim o Máximo ha puesto mucho mimo a este proyecto. Quizá hasta el extremo.

Noticias relacionadas

Máximo Huerta en dos programas diferentes con estilismos dispares y montura de gafas distintas.

No es exagerado decir que el valenciano ha controlado al milímetro que todo lo que aparezca en su programa esté perfectamente presentado y a su gusto. Esto concierne al impoluto atrezzo en el que se puede ver un cuadro de su perrita Doña Leo, a los sofás y sillones, a sus estilismos, pero también hasta el más pequeño de los detalles de su look: sus gafas graduadas.

Huerta tiene muy en cuenta su aspecto porque cada día de lunes a viernes entra en los hogares españoles durante dos horas y quiere estar siempre presentable. Hasta el punto de que desea estar bien conjuntado, incluso que sus gafas combinen con su atuendo. Para ello tiene dos pares: unas de ellas de montura fina y metálica, y la otra de montura más gruesa en negro y rayas blancas.

No hay nada que deje a la improvisación. El presentador escoge unas gafas u otras dependiendo del vestuario que lleve ese día. Para los outfit más sofisticados, clásicos, bohemios y elegantes elige las lentes de trazo fino estilo aviador; y en cambio, cuando se viste más informal, con telas fluidas o estilo más sport opta por las gafas de montura estampada.

Sin embargo, ese control absoluto de la situación estética no es algo impuesto por la cadena ni mucho menos. Es el propio Máximo el que se implica en ello. De hecho, las gafas no son un accesorio que aporte el departamento de estilismo de TVE ni nada parecido; ambos pares son suyos. Las finas las posee desde hace años, y son las más cómodas para él, sus favoritas; las de montura ancha en negro y detalles blancos las adquirió las pasadas Navidades y las mostró por primera vez en sus redes sociales el 9 de enero.

La exquisitez con la que cuida los detalles parece que está causando efecto entre su audiencia porque cada día es más fiel y va en aumento. Hace un mes el share de A partir de hoy rondaba el 6 por ciento, y en la actualidad está a punto de alcanzar el 8 por ciento, una cifra muy destacable dentro del ránking de la programación de Televisión Española.

[Más información: Màxim Huerta cobrará como cuatro ministros en TVE presentando un programa]