Queridos y admirados directivos de las cadenas de televisión, esta carta abierta va para vosotros. Os pido encarecidamente que la leáis y, a poder ser, que hagáis algo al respecto. Por vuestro bien -el público se harta y vuestro dígito del mando se puede dejar de usar- y por nuestra salud. Y es que, ¡cómo nos despertamos al día siguiente los que vemos la televisión por la noche! Derrengados, y así afrontamos el día. ¡Por vuestra culpa! Y no hay excepción; todas las cadenas, tanto privadas como públicas, maltratan al espectador manteniéndolo en vilo hasta horas intempestivas, casi indecentes, de la madrugada. 

Noticias relacionadas

¿Acaso hay derecho? ¿Por qué está establecido así el horario de Prime Time -de máxima audiencia-? ¿Tan complicado es cambiarlo? España, para quien no lo sepa, es el país donde más tarde arrancan los espacios de noche. Empiezan tarde y terminan inhumanamente al filo de las dos de la madrugada. Y eso, aunque miren para otro lado, queridos directivos, merma la salud de televidente. Una mañana cualquiera, en cualquier trabajo, se ve a la legua quién se quedó hasta tarde pegado a la caja tonta. Dan igual los ungüentos o disimulos: la ojera te delata. 

Paloma, la concursante de 'La Voz Kids', junto a Ana Obregón en 'MasterChef Celebrity' en montaje JALEOS.

Y no solo la ojera; esos bostezos de elefante no se pueden reprimir por más café en vena que se inyecte uno. Es el duro e injusto peaje que se paga por querer conocer antes de planchar la oreja a quién expulsaron de Gran Hermano VIP, quién colgó el mandil de los fogones en MasterChef Celebrity o qué niño encandiló en La Voz Kids. Y, como decía antes, ni un solo canal se libra. Ahí tenemos a Antena 3 que, por culpa de El Hormiguero, atrasa su Prime Time a las 22:45 horas. ¡Cuando no más tarde, a veces! A esas horas, con la digestión hecha dos veces, el cuerpo te pide dormir y se produce una titánica lucha contigo mismo. ¡Y les da igual, incluso, que la versión Kids arranque más tarde! Aunque esté enfocado para un público menor, ahí estamos los televidentes. Ahí están los niños. 

En la misma línea se mantiene Telecinco. Vale, sí, a veces su Prime Time lo lanzan a las 22:05 más o menos, pero solo el que le interesa a la cadena. GH VIP, sí; otra cosa, como una película o serie, no. Esos productos se esperan al menos cuarenta minutos y, mientras tanto, bah, ponemos un resumen de GH VIP, por ejemplo, o una recopilación tan innecesaria como lacerante de lo ya visto de la serie que viene a continuación. Ojo, decir a favor que tanto Antena 3 y Telecinco no se esconden de lo que hacen; van a pecho descubierto y el espectador, a regañadientes, lo asume.

La peor, me van a permitir, es TVE, la cual hasta hace muy poquito se jactaba de que su Prime Time comenzaba a las 22:05, justo después del Telediario y El Tiempo. ¡Ja!, me río yo. El ente público, la casa de todos, el servicio público de este país, ¡también ha sucumbido a la mercadería de las audiencias! No hay más que ver el caso actual de MasterChef Celebrity. De 22:05 a 22:30 horas ponen un resumen del programa anterior, para indignación de los espectadores, quienes, en este caso, echan humo cada miércoles vía Twitter. Esta es mi queja en firme, señores directivos. No sé cómo irá eso de la intendencia; si es fácil o complejo adelantar el Prime Time, también desconozco de quién depende esa decisión... pero, por favor, ¡hagan algo! 

La 'curva de la vida' de Antonio David Flores en 'Gran Hermano VIP 7'. Mediaset

En nuestro país, el horario de máxima audiencia televisiva se sitúa entre las 21:00 y las 00:00 horas, con programas que incluso acaban después de las 00:30. En el resto de Europa, el Prime Time arranca a las 20:00 horas y rara vez se extiende más allá de las 23:00. ¡Eso es lo que se merece España! Además, ese rendimiento que se produciría durmiéndonos antes repercutiría en positivo en los trabajos y estudios respectivos. Pero, ¿por qué pasa esto en España? ¿Vemos la tele hasta tarde porque salimos de trabajar tarde o nos acostamos tarde por culpa de los horarios de la televisión? Ya os digo yo mi caso: veo la tele hasta tarde porque me acuesto tarde viendo la tele. Es la pescadilla que se muerde la cola. 

Voy a poner el caso de Telecinco, como ejemplo más claro: ¿tanto trabajo cuesta acortar ese inacabable Sálvame y que termine a las 19? De 19 a 20, Pasapalabra. De 20 a 21, el Informativo. De 22 a, como mucho, 00:00 horas, el Prime Time. ¿Tanto trabajo cuesta? ¿En serio? Reflexionen, por favor, porque me juego el cuello a que por vuestra culpa los españoles no dormimos bien, envejecemos más pronto y somos inmensamente más infelices. Están en juego muchas cosas, queridos directivos. Un espectador enfadado o disgustado es muy peligroso. Ahí lo dejo. Espero una respuesta. 

[Más información: La grave acusación de Kiko hacia Hugo que GH VIP pasa por alto: ¿se está ocultando algo?]