En el verano de 1999, Telecinco rendía homenaje a la cultura de los 70 con Fiebre del domingo noche, un concurso de música retro presentado por Juan y Medio (56 años) acompañado, entre otros, por una jovencísima Carolina Ferre. Se trató del primer trabajo de la periodista en la televisión nacional, aunque venía respaldada por una gran popularidad tras su debut en la extinta autonómica valenciana, Canal 9, donde presentó programas de éxito como Guanye qui guanye o Tela marinera.

Noticias relacionadas

Pero su boom definitivo en Mediaset se gestaría en 2003, cuando la cadena de Paolo Vasile (66) apostaba por ella para sustituir temporalmente a Emma García (46) al frente del magacín vespertino A tu lado, encargándose además de presentar los resúmenes diarios de Gran Hermano 5. A finales de aquel año, la presentadora era elegida para dar las campanadas de Telecinco junto a Manel Fuentes (48), un éxito que terminaría de corroborarse cuando se pone al frente de los debates de la primera edición de Gran Hermano VIP en 2004. Meses después de la final del reality, Carolina Ferre vuelve a la primera línea encargándose de sustituir a María Teresa Campos (78) en Día a Día tras el sonado fichaje de la malagueña por Antena 3.

Ese sería el último gran éxito televisivo de la periodista, que este martes cumple 45 años ajena a las polémicas y al foco mediático, pese a que nunca ha dejado la televisión. Y es que la alicantina tuvo varios proyectos fallidos en Telecinco, La Sexta y Canal 9 hasta que en 2011 forma parte del elenco de concursantes de la primera edición de Tu Cara Me Suena en Antena 3, recuperando momentáneamente el protagonismo entre el público español.

Carolina Ferre en una fotografía promocional de 'Tu cara me suena'. Antena 3

Después de este baile de cadenas, en junio del año pasado Carolina Ferre estrenaba su propio programa en À Punt, la nueva cadena autonómica valenciana que restituyó el Gobierno del Botànic tras el abrupto cierre de Canal 9. La alicantina presenta À Punt directe, un programa vespertino que trata la actualidad de la región con diferentes colaboradores y conexiones en directo. Su vuelta a la cadena que la vio nacer cumplía así la ilusión que la propia presentadora había confesado a EL ESPAÑOL en 2017: "Me gustaría volver a mi tierra y hablar en mi lengua. Es una posibilidad que me gusta y se necesitaba", comentaba entonces sobre el posible regreso del canal.

Sin embargo, ni el espacio ni la cadena han conseguido obtener los datos esperados en su primer año de vida, superando a duras penas el 2 por ciento de cuota cada mes y poniendo de nuevo el punto de mira de la sociedad valenciana en el despilfarro de una televisión que no tiene trascendencia entre su público. Un patinazo que se suma los últimos fracasos televisivos de la alicantina, cuya fama de gafe no parece afectarle, ya que ella prefiere poner el foco sobre los costes económicos de los espacios y las "decisiones precipitadas" de los directivos, tal y como ha declarado en varias entrevistas donde se le saca ese asunto.

A punto de regresar de sus vacaciones tras el parón estival de su programa, Carolina Ferre opta por poner al mal tiempo buena cara y se muestra alegre y sonriente, acompañada por sus amigos a los que ha agradecido su contribución para pasar un cumpleaños "maravilloso y que repetiría siempre". Está por ver si profesionalmente también se lleva por fin una alegría en la nueva temporada televisiva.

[Más información: ¿Se acuerda de 'A tu lado'? El magacín con el que debutó Emma García en Telecinco]