Hablar de Paco Lobatón (67 años) sin hacer referencia al programa de TVE Quién sabe dónde es prácticamente imposible. Si bien su carrera profesional está plagada de grandes éxitos, ese espacio marcó un antes y un después en la televisión de principios de los noventa. Con Lobatón al frente como rostro visible, en 1992 llegó a la pequeña pantalla un formato innovador con una idea muy clara: encontrar a personas desaparecidas.

Noticias relacionadas

Con la evidente carga sentimental que conllevaba, fue uno de los programas de mayor popularidad y audiencia de la década de los noventa en España. Todas las familias desesperadas por hallar a su ser querido confiaban en el buen hacer de Lobatón; él casi nunca fallaba. Era un valor seguro. El formato alcanzó tales dimensiones de impacto que recibió varios premios, entre ellos el TP de Oro. 

Paco Lobatón en uno de los programas de 'Quién sabe dónde'. TVE

Hubo quien consideró que el espacio se trataba de una réplica a la española de Chi l'ha visto?, estrenado por la RAI en 1989. Tras la luz verde de aprobación, y después de un arduo trabajo de guion y preproducción a lo largo del año 1991, el programa se estrenó el 5 de marzo de 1992 en La 2 de TVE, siendo presentado y dirigido por Ernesto Sáenz de Buruaga (62).

Sin embargo, fue a partir de su segunda temporada de emisión, en octubre de 1992, cuando la cadena dio un importante quiebro en su programación y Quién sabe dónde cambió de franja y de presentador. Pasó a La Primera de TVE y su nuevo conductor sería, a partir de entonces, Lobatón. Comenzaba una nueva era, la de mayor repercusión del espacio. 

Cabe recordar que en cada programa se daban a conocer los casos de ciudadanos desaparecidos que eran buscados por sus allegados. En cada emisión se mostraban imágenes, reportajes y entrevistas en directo con los familiares de los desaparecidos, apelando a la audiencia a colaborar y aportar información para su localización. Pese a su tremendo éxito, el formato desapareció de antena en 1998 tras ser supuestamente vetado por TVE siguiendo las directrices del Gobierno de José María Aznar (66) y de altos cargos provenientes del franquismo. El motivo que se esgrimió entonces fue la temática que abordó el espacio, la de los bebés robados. 

Tras años fuera de la parrilla televisiva, el año pasado Lobatón volvía a ponerse al frente de Desaparecidos en TVE, un formato de corte similar y con el mismo objetivo: encontrar a personas que un día desaparecieron sin motivo aparente. No obstante, en esta ocasión el espacio no obtuvo la misma acogida por parte de la audiencia y a las doce semanas de emisión, se canceló. En ese momento, no solo todo el equipo humano que llevaba a cabo el programa quedó en shock por la decisión, sino que los familiares de personas desaparecidas en toda España mostraron su malestar por el cierre de un programa con "claro carácter de servicio público". 

[Más información: ¿Se acuerda de 'Luna de miel', el programa de recién casados que presentó Mayra Gómez Kemp?]