Lucía Hoyos (46 años) siempre tuvo claro que lo suyo era la interpretación. Desde que con tan solo 12 años su tía Cristina la apuntara a la Escuela de Teatro San José, Lucía supo que no había marcha atrás: que ser actriz era su destino. Y la televisión terminó por convertirse en su hábitat natural. Nacida en Sevilla, Lucía es sobrina materna de Cristina Hoyos y comenzó su carrera cuando fue elegida miss de su ciudad natal en 1994. A partir de ese momento comenzó a ser una cara conocida en cine y televisión.

Noticias relacionadas

Pronto, en 1999, le llegaría el gran papel de su vida en la serie Periodistas, ese por el que la gente de la calle la reconocería. Su gran salto a la fama. Fue el comienzo de una exitosa carrera artística y pronto Lucía hizo sus pinitos en ficciones como Ana y los 7, Policías, Petra Delicado o Paraíso. Aunque rápidamente fue requerida a nivel nacional, Lucía también dejó su impronta en series de televisión de Canal Sur, como en Ponme una nube o Rocío, casi madre. Antes de seguir ahondando en su pasado, decir que en la actualidad Lucía continúa luchando por su sueño

Lucía Hoyos en una imagen de enero de 2006. Gtres

Sigue en la brecha a nivel artístico, pese al rasgón que ha supuesto para todos la pandemia de coronavirus. "Actriz/Actriz de doblaje /Presentadora/ Multidisciplinar en auge... aspirante a Jedi", es como se define ella en su red social Instagram. No exagera. Está trabajando en el canal digital joven de RTVE, Playz, donde se ruedan series. En la actualidad está soltera y el confinamiento estuvo viviendo con sus padres, a los cuidó con mimo. Hace casi nueve años, después de que a su madre le diera un infarto, Lucía volvió a su tierra natal para estar con su familia tras vivir 18 años en Madrid. "Por una parte me encantaría volver y por otra me apetece quedarme aquí", aseguró entonces. 

Pero antes de seguir en su presente, viajemos a su despunte profesional. En televisión ha colaborado en El programa de Ana Rosa, en ¿Qué apostamos?, No disparen al pianista, y ha sido invitada en varias ocasiones a Pasapalabra. El año 2015 fue buen año para Lucía Hoyos. Se enroló en la aventura de Allí abajo, donde interpretó a Eugenia Benjumea. Ese personaje le dio un giro de tuerca a su carrera. Justo cuando ya estaba asentada en la ficción y gozando de un gran éxito, llegó una oferta que le terminó pasando factura. La llamaron de Gran Hermano VIP 4, la quería como concursante.

Ella se lo pensó muy mucho. Se trataba de un giro en su carrera y línea editorial. Lo habló con Antena 3 -donde se emitía la serie-, estos dieron el visto bueno, pero cuando salió de la casa de Guadix todo había cambiado. Así lo desveló ella misma en una entrevista en Diez Minutos: "Me dio mucha pena porque creo que mi personaje y el que era mi hermano hacíamos un tándem muy bueno. Pero yo firmé con Gran Hermano, que me dejaban hacer la serie, y Antena 3 también me dice que sí. Pero cuando salí de la casa tenía que grabar el último capítulo y me dijeron que no. Lo que me produjo una gran depresión". 

La actriz Lucía Hoyos posando ante los medios en un acto público en abril de 2015. Gtres

Así recordaba Lucía Hoyos esos aciagos momentos tras salir del reality: "Cuando yo salí de GH estuve un mes sin salir de casa. Yo entré en el concurso para ganar dinero, porque la serie, desgraciadamente, no me daba para vivir. Y al final me quedé sin la ilusión de hacer lo que a mí más me gusta". Tras 28 días de concurso, Lucía se convierte en la tercera expulsada de la edición con el 66,2 por ciento de los votos, frente a Carlos Lozano (58) y Julián Contreras (35), hijo de Carmina Ordóñez. En la casa, Lucía Hoyos protagonizó algunos enfrentamientos. Hoyos se enfrentó a Laura Matamoros (28). 

Ambas protagonizaron una acalorada discusión en la que no faltaron los insultos. Una tensión que estuvo marcada por las lágrimas, y también por disculpas posteriores. Toda la pelea empezó por Javier Tudela (27), hermanastro de Laura, y al que esta nominó con un punto. Lucía Hoyos aseguró ante muchos miembros de la casa, entre los que se encontraba Javier y Laura, que la joven le dijo cómo iba a nominar a Tudela, y que desde que entró en el concurso no había parado de hablar de su padre y de la relación que mantiene con Makoke.

Laura Matamoros y Lucía Hoyos durante su discusión en 'Gran Hermano VIP'. Mediaset

Sea como fuere, un malentendido que terminó por minar su relación. "Al padre le hizo un traje. Y yo callada como una idiota", le contó Hoyos a Rosa Benito y Raquel Bollo (45). "Sí, ha dicho cosas que me han molestado", le apoyó Javier Tudela. "Me falta esto para levantarle la puta mano. Por eso me he salido. ¿Qué está diciendo? Porque voy y la reviento", le confesó Matamoros a Liz en el jardín. Más tarde en el confesionario Hoyos comentó que pensaba que le pegaba. "Y casi lo prefiero. A tomar por saco. ¡Que se vaya! Esta señorita aquí no me lo va a poner fácil". 

Pese a que no lo pasó nada bien ni dentro ni fuera del concurso, Lucía Hoyos supo reponerse y salir hacia adelante. Continuó luchando por sus sueños. En el cine, trabajó en la cinta La primera cita en 2018, y en 2020 en Yo soy Mónica, donde protagonizó un papel principal. En lo que respecta a televisión, trabajó en las series Mambo, Acacias 38 y La boda. Recientemente, también ha acudido como invitada a Pasapalabra, en Antena 3. 

Hoyos en una imagen fechada el año pasado. Gtres

En la actualidad, Lucía Hoyos, más allá de su trabajo, ha cuidado de sus padres durante la pandemia. Su vida gira en torno a su profesión, la familia y los amigos. De amor, nada de nada. "En este momento, no quiero amor, pero porque siempre he antepuesto un amor al trabajo. Y ahora ya no. Primero yo, el burro delante". Y añadía, en conversación con Diez Minutos: "El amor es precioso, es el motor del mundo. Es un complemento muy bonito, pero el amor más bonito es a uno mismo. Yo he estado muchos años patinando y ahora siento que he cogido las riendas". Sobre sus planes de ser madre, argumentaba en 2019: "El año pasado cerré el chiringuito. A mí siempre me han gustado los niños, pero hacerlo sola nunca me ha llamado la atención, porque siempre he tenido la imagen de la familia idílica". Su vida pasa, pero sus sueños no caducan. Quiere cumplirlos y siempre tiene nuevos: "Me gustaría doblar a las grandes como Nicole Kidman (54), aunque tengo la voz más de señora". 

[Más información: Qué fue de Enric Escudé, el presentador del 'Club Megatrix' que pasó del cielo al infierno en dos años]