La mítica 'casa azul' de Lucía Bosé, fallecida el 23 de marzo de 2020, colgó el cartel de 'se vende' coincidiendo con el aniversario del adiós de la carismática italiana. El chalet repleto de detalles pintados con el color favorito de la matriarca de los Bosé puede adquirirse por 405.000 euros tras sufrir dos importantes bajadas en su precio en apenas 60 días. Sin embargo, la compra del inmueble no era, hasta ahora, la única forma de alojarse en una de las viviendas con más historia del país. Durante meses, ha estado en alquiler, pero esa opción ya se ha desvanecido.

Noticias relacionadas

Tal y como desveló JALEOS el pasado 27 de abril, mientras la familia aún intenta buscar el comprador más adecuado para la casa, decidieron que el lugar debería seguir llenándose de vida con la presencia de todos aquellos inquilinos que desearan alquilarla durante sus vacaciones. Concretamente, fue Alma Sofía Villalta (24), hija de Paola Dominguín (60) y el compositor Manuel Villalta, la que se encargó de la gestión de las reservas del mítico chalet. Lo hizo desde la plataforma TripAdvisor donde publicó un anuncio y puso a disposición de todos su contacto directo. Su abuela le dejó a ella la casa en herencia, pues era la que más tiempo pasaba en Brieva visitándola.

Pero tres meses después de tomar la decisión de sacar rendimiento económico durante un tiempo a la casa, este medio ha podido comprobar que el anuncio del alquiler vacacional ha sido eliminado. De este modo, ahora, cada vez que un usuario intenta acceder al lugar en el que se presentaba la casa, la web deriva la consulta a otras opciones de vivienda temporal en la localidad segoviana con características similares a las de la vivienda de Lucía Bosé.

Alma Sofía, como responsable del inmueble, ha decidido llevar a cabo este movimiento drástico que podría responder a muchas razones. Cuando este periódico consultó la disponibilidad del alojamiento en el calendario que mostraba, se podía ver cómo aún no había sido alquilado para este verano, todas las fechas aparecían en verde -disponible-. Lo cierto es que no todos los bolsillos podían permitirse pagar los 459 euros por noche que se demandaban, además con el requisito de pasar un mínimo de dos noches.

Por otro lado, la decisión de eliminar la posibilidad de alquiler vacacional también podría indicar que el futuro comprador está cada vez más cerca, por lo que, de existir alguna oferta sobre la mesa, la familia preferiría descartar la llegada de inquilinos temporales.

Alma Sofía y su abuela, Lucía Bosé, se comprendían a la perfección debido a su creatividad. RRSS

De momento, la casa permanece vacía, una triste noticia para un espacio que ha albergado tantas reuniones y celebraciones de uno de los clanes más especiales del panorama artístico español. Tal es la emotividad que envuelve este lugar, que incluso se podían percibir los sentimientos de la propia nieta de Lucía Bosé al describir la vivienda: "La Casa Azul es un precioso espacio donde disfrutar con los amigos o la familia en el pueblo de Brieva. Es una original y artística casa con el inconfundible estilo de Lucía Bosé, antigua dueña. Tanto en el pueblo como a sus alrededores se puede disfrutar de la naturaleza y de una gastronomía espectacular. La casa incluye wifi y gran televisor; lavadora, secadora y lavavajillas; microondas; chimenea. Dispone de patio exterior e interior; 5 habitaciones dobles (4 de ellas con baño independiente) y una habitación con dos camas individuales en la buhardilla; gran cocina con un pequeño comedor para desayunar, salón con chimenea, comedor, salón de juegos y TV; y pared decorada con un fresco de Emilio Farina".

Además de llevar la gestión de todo lo relativo a la 'casa azul', Alma Sofía se dedica al mundo del maquillaje profesional. En sus redes sociales muestra su talento y su habilidad con las brochas, los polvos, los labiales y las sombras de ojos. Su creatividad destaca por el uso de una paleta de tonos flúor, muy llamativa. Esta intensidad en el empleo de los colores es solo uno de los puntos que tenían en común abuela y nieta, recuerdos que ahora permanecen entre esas cuatro paredes ubicadas en el pueblo de Brieva.

Dos rebajas en el precio de venta

A mediados del pasado mes abril, tras cumplirse un año de la muerte de la matriarca de los Bosé, la familia decidió poner a la venta su mítica casa de puertas y ventanas azules. Entonces, el precio de salida de la vivienda se estipuló en 430.000 euros, pero la expectación fue tal que solo cinco días después, la cifra se incrementó en un 15 por ciento hasta alcanzar los 495.000 euros.

Lucía Bosé, en su casa de Brieva junto a sus dos hijas y sus cinco nietos. RRSS

Pero esa cifra no parecía un precio de mercado aceptable. Por este motivo, justo cuando se cumplía un mes desde que colgaron el cartel de 'se vende', el clan decidió rebajar su precio en 45.000 euros. Por lo que el emblemático inmueble podía adquirirse hasta hace solo unas horas desembolsando 450.000 euros.

Sin embargo, al cumplirse el segundo mes de búsqueda de un posible comprador, los Bosé volvieron a rebajar el precio de la vivienda y lo redujeron en la misma cifra, otros 45.000 euros. De este modo, desde el pasado 11 de junio la mítica 'casa azul' de Lucía Bosé puede comprarse por 405.000 euros.

[Más información: La 'casa azul' de Lucía Bosé rebaja su precio de venta por segundo mes consecutivo: los detalles]