Carlos Fitz-James Stuart y Solís (29 años) y Belén Corsini de Lacalle (31) protagonizaron este fin de semana la boda del 2021. Después de tres años de relación, la pareja se dio el 'sí, quiero' en un íntimo enlace celebrado en Madrid, que significó la unión de manera civil y eclesiástica de dos de las familias más poderosas de España: los Alba y los Corsini, aristocracia real y élite empresarial. De esta última desciende Alejandra, la prima de la novia y una de las más aclamadas del evento por su espectacular apuesta estilística.

Noticias relacionadas

Alejandra Corsini se decantó por un conjunto de Juan Vidal en colaboración con Bimani, la firma de su hermana Laura. El outfit, compuesto por un pantalón tobillero de tiro alto, una blusa fluida de manga larga y cuello con lazada y una chaqueta de manga sisa a juego, llamaba la atención por su estampado floral en azul y lila, dos de los colores tendencia de la temporada. Para combinarlo, la prima de la novia apostó por unas sandalias beige de tacón grueso y una diadema a tono con el traje de Marcela & Co. Se trata de un acertado estilismo que la posicionó como una de las más elegantes del enlace y que recibió grandes halagos en su perfil de Instagram, donde suma casi 24.000 seguidores.

Y es que, Alejandra no es conocida por ser prima de la condesa de Osorno. Aunque es interiorista de profesión con máster en Diseño de Iluminación, su nombre se ha hecho un hueco en las redes sociales, donde comparte temas de maternidad, viajes y estilo de vida. En la mayoría de sus publicaciones hace referencia a su faceta como mamá y esposa, a sus exitosas recetas, a su rol de empresaria y a su lado más personal. Gracias a ello ha conseguido colaborar con reconocida marcas como Día, Estée Lauder o Avène. 

Su Instagram es la extensión de un blog que comenzó hace 10 años con el fin de recomendar sus descubrimientos gastronómicos y de viaje. Según explica en su página web, ese proyecto se ha convertido en una pequeña comunidad en la que no solo aborda las temáticas mencionadas, sino también intenta ayudar o dar algún consejo. Así ha ocurrido recientemente, cuando desveló los detalles de su atuendo para la boda de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini tras haber recibido comentarios positivos por parte de sus seguidores.

Alejandra compagina su actividad en redes sociales con otros dos proyectos que mantiene junto a una íntima amiga y que figuran en la biografía de su perfil de Instagram. El primero, B4living, está enfocado a realizar piezas de madera -gemelos, letreros, llaveros, servilleteros y has toppers para tartas-. El segundo, Wheel mums, está dedicado a la maternidad y cuenta con una colección de camisetas con delicados bordados. Sus creaciones no solo pueden comprarse a través de su plataforma digital, sino también en tiendas físicas como Bimani 13, el exitoso local de moda de su hermana Laura, quien no estuvo presente en la boda de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini.

Alejandra Corsini y su amiga Laura, con las camisetas de su marca. Instagram

Sincronización de 'looks'

Debido a las restricciones de aforo impuestas por la pandemia, la creadora de Bimani no asistió al enlace de su prima, pero sí al de unos amigos en Sevilla. Así lo aclaró en sus redes sociales, después de que tanto ella como Alejandra triunfaran con sus apuestas y revolucionaran Instagram por lucir estilos prácticamente idénticos. Fueron muchos los que pensaron que se encontraban en la misma celebración y con el mismo conjunto. 

Aunque no estuvieron juntas, las hermanas sincronizaron sus looks y dieron promoción a la exitosa firma de ropa. Laura también apostó por una de las propuestas de Juan Vidal para su marca, pero prescindiendo de la blusa de lazada que llevó Alejandra Corsini en el palacio de Liria. También lo combinó con unas sandalias en un tono claro, pero a diferencia de la influencer dejó a un lado el tocado. 

[Más información: Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini ya son marido y mujer: las fotos oficiales de la boda del año]