Álvaro Falcó (37 años), hijo de Fernando Falcó y Marta Chávarri (60), e Isabelle Junot se casan. La pareja se ha comprometido. La hija de Philippe Junot y Nina Wendelboe-Larsen y Álvaro llevan dos años y medio de relación y ya se ha celebrado una romántica pedida de mano. Ambos ya han anunciado la noticia a sus familiares y amigos. Su intención es contraer el matrimonio el próximo año

Noticias relacionadas

Tal y como informa ¡HOLA!, la pareja se encuentra muy ilusionada con este enlace. Desde que se hizo pública su relación en septiembre de 2018, tras unas imágenes en la Corrida Goyesca de Ronda, Álvaro e Isabelle no se han separado. La noticia de este enlace la han tomado recientemente, ya que hace justo un año se le preguntó a Junot por ese posible enlace y su respuesta no daba lugar a dudas: "No tengo ni idea, eso hay que preguntárselo a él. Ahora no sé, es muy pronto todavía".

Y sobre la maternidad, Isabelle apuntaba entonces que "todavía queda, claro que me gustaría, pero dentro de tres o cuatro años". Ahora, se entiende, sus prioridades serán otras a la luz de esta boda que están organizando con tiempo. Lo cierto es que esta noticia llega en un momento complicado para la familia Falcó, después de los fallecimientos, el pasado 2020, de Carlos Falcó, además del marido de Xandra Falcó (53) y, en octubre, de Fernando Falcó, el marqués de Cubas y padre de Álvaro Falcó. Sin duda, se trata, pues, de una buena noticia en medio del dolor. 

Álvaro es el heredero de todo el patrimonio de su padre y del título. Siempre discreto con su vida privada, el primo de Tamara Falcó (39) prefiere estar alejado de los focos y son pocas las ocasiones que ha aparecido en algún acto público, como cuando el año pasado fue a MasterChef Celebrity para apoyar a su prima. Con respecto a la relación, Falcó e Isabelle llevan dos años de amor y viven en un piso en el centro de Madrid, ubicado muy cerca del parque de El Retiro donde es habitual verles pasear o salir a correr. Aunque Junot se formó en un principio para ser actriz en la Universidad de Virginia, ahora trabaja como coach nutricional y cuenta con un perfil, Isa Healthy Live, en el que da consejos para llevar una vida más sana y positiva.

De hecho, Isabelle acostumbra a mostrar a sus seguidores cómo su día a día, qué come y el deporte que hace. En otro orden de cosas, cuenta el entorno de la pareja que Junot ha sido clave para Álvaro en estos duros meses tras la pérdida de su padre. También se desliza que Álvaro ha heredado, de algún modo, el modus vivendi de su progenitor, que dejó un legado basado en vivir intensamente, siempre rodeado de las más altas estirpes y con lujos a su alrededor. 

Fernando Falcó fue un auténtico soltero de oro de la época. A inicios de la década de los 80 encontró a la mujer ideal que complementaba a la perfección su modo de vida y con quien creó una familia. Ella era Marta Chávarri, bisnieta del conde de Romanones y socialité por excelencia, tanto que incluso para muchos era la más sublime reina de corazones, por encima de su entonces cuñada Isabel Preysler (69).

Fernando y Marta, su historia 

Se casaron en 1982 en la ilustre catedral de Plasencia ante una gran expectación y los fotógrafos de ¡HOLA!, revista en la que se pudo ver íntegramente el enlace gracias a un reportaje digno de dos figuras de la vida social tan importantes como ellos. Tan solo un año después de pasar por el altar tuvieron a su primer y único hijo en común, Álvaro Falcó Chávarri (36), heredero al título de marqués de Cubas. Tras siete años de convivencia, el matrimonio entre Fernando y Marta se terminó, debido a que la socialité comenzó un romance con Alberto Cortina (74), entonces esposo de Alicia Koplowitz (66). Este triángulo amoroso copó portadas de revistas y protagonizó los temas de tertulia en los programas rosas.

Marta Chávarri y Fernando Falcó junto al cantante Raphael. Gtres

La separación marcó la vida de su vástago, quien prefirió quedarse a vivir con su padre mientras su madre rehacía su vida con uno de los empresarios más poderosos de España y dueño de Alcor Holding, sociedad patrimonial dueña del 12,5 % de ACS, la mayor constructora española. Años después, Falcó volvía a encontrar el amor, curiosamente al lado de la multimillonaria Esther Koplowitz y Romero de Juseu (68). Se casaron el 18 de junio de 2003, en una ceremonia en la que ambos se mostraban enamorados y se dedicaban miradas cómplices ante los medios de comunicación. Sin embargo, tras ser noticia de forma constante en los medios, finalmente, tomaron caminos separados en 2009.

Tras una vida intensa en el amor, Fernando Falcó vivía sus últimos años fuera del foco mediático y únicamente ha aparecido en público para los momentos familiares más relevantes. Desde hace más de diez años vivía dedicado a la gestión de la gran finca extremeña Valero que adquirió en 1990 cuando su hermana Rocío falleció.

[Más información: Fernando Falcó, todo un ‘playboy’ y sus dos bodas de revista con Esther Koplowitz y Marta Chávarri]