Xandra Falcó (53 años) ha recibido un nuevo revés apenas seis meses después del fallecimiento de su padre, el marqués de Griñón, a causa de la Covid-19. Su marido, Jaime Carvajal Hoyos, ha muerto repentinamente a los 56 años, sumiendo a la mayor de las hijas de Carlos Falcó en una profunda tristeza cuando todavía estaba luchando por reponerse tras perder a su progenitor, a quien estaba muy unida.

Noticias relacionadas

La hermana de Tamara Falcó (38) y su marido formaban una de las parejas más consolidadas de la alta sociedad y acababan de regresar a Madrid tras unas tranquilas vacaciones en Palma junto a sus tres hijas en común: Isabela (19), Camila (17) y Blanca (9).

Jaime y Xandra llevaban 22 años casados y siempre habían hecho gala de una gran discreción, permaneciendo ajenos al entorno mediático en el que vivían. Él ostentaba el título de marqués de Almodóvar del Río y era amigo de Felipe VI (52), que siendo todavía príncipe de Asturias acudió a su boda con la hija de Carlos Falcó en Plasencia. Ella, por su parte, es marquesa de Mirabel y estaba muy unida a su padre, con quien ha colaborado estrechamente en los negocios familiares.

Jaime Carvajal había sido el mayor apoyo de Xandra tras la muerte de Carlos Falcó. Gtres

Carvajal se había convertido en el mayor apoyo de su esposa en el duelo por su padre, que fallecía de forma inesperada a sus 83 años tras una semana luchando contra el coronavirus en un hospital de Madrid. Tres meses de esa dolorosa pérdida, Xandra expresaba su conmoción en La Razón: "Fue todo tan repentino, tan rápido, que su muerte fue un momento difícil de entender. Han pasado tres meses pero aún resulta difícil y le vamos a echar de menos".

Debido a la crisis sanitaria, la familia de Carlos Falcó no pudo visitarle en el hospital ni celebrar un funeral multitudinario para darle el último adiós. "A mi padre le celebraremos el funeral que a él le hubiera gustado y cuando se pueda porque con la pandemia no hemos podido. (...) Haremos el funeral que se merece", adelantaba ella en la citada entrevista. Pero seis meses después, sin poder haber celebrado aún ese homenaje a su padre, la vida le ha arrebatado también a su marido.

Xandra es la segunda hija fruto del matrimonio entre Carlos Falcó y Jeaninne Girod. Nació dos años después que el primogénito de la pareja, Manuel (55). Tras el divorcio, el marqués de Griñón tendría tres hijos más. Tamara Falcó, durante su matrimonio con Isabel Preysler (69); y Duarte (25) y Aldara (22), fruto de su relación con Fátima de la Cierva, con la que se casó en 1993.

Xandra y su padre, el marqués de Griñón, estaban muy unidos. Gtres

La hija mayor del marqués era su 'ojito derecho' tanto en lo personal como en los negocios, pues trabajó durante 15 años en la empresa familiar Pagos de Familia Marqués de Griñón, ejerciendo como directora general. 

Ahora, tras perder a los dos hombres más importantes de su vida de la forma más repentina y dolorosa, Xandra cuenta con el aliento de sus tres hijos y el impulso de sus proyectos profesionales para seguir adelante. Desde finales del pasado año se desvinculó de los negocios de su padre para emprender su propio camino empresarial con un negocio relacionado con la gastronomía y el lujo. Además, el pasado mes de junio fue nombrada presidenta del Círculo Fortuny, corporación que agrupa 60 firmas españolas relacionadas con el sector del lujo y la alta gama.

[Más información: Muere a los 56 años Jaime Carvajal de Hoyos, consejero delegado de Arcano]