Convertida en una de las grandes protagonistas del desfile de Eduardo Navarrete, Blanca Romero (44 años) ha vuelto a subirse a las pasarelas. La modelo, actriz y cantante ha contado, dentro del marco de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, cómo es su vida actual en Asturias, centrada en su hijo Martín (9) y completamente alejada de la vida nómada de agenda frenética que llevó hasta que nació su pequeño.

Noticias relacionadas

¿Cómo es esto de volver a las pasarelas y al photocall? ¿Qué sensaciones ha experimentado?

Feliz, encantada, como volver al cole. Es como una fiesta, porque llevamos un año muy aburrido, de mucho encierro. Entonces, esto da un poco de alegría.

Un año, por otra parte, con mucho trabajo para usted: el regreso de Física o Química, la obra de teatro con Rafael Amargo... Dentro de lo que cabe, ha sido bueno.

Sí, de trabajo bien. Se quejaban un montón los amigos, decían que qué aburrimiento. Yo casi que no he notado la pandemia, imagínate la vida que llevo. Yo tengo un bicho de nueve años, no lo noto mucho. No salgo a cenar con amigas, no salgo de noche ni hago nada que no sea con el niño. A las 8 estamos en casa, o las 10 como máximo. No he notado tanto el cambio.

Cuando viene a Madrid se lo trae.

Va conmigo a todos los sitios. Como no ha entrado a casa de mis padres, porque son de alto riesgo, estamos 24 horas juntos.

Hay un antes y un después en su vida desde la llegada del Martín.

Claro que lo hay. Soy otra. El crío me domó por completo, me hice mayor, me asentó, fue el único que consiguió eso, que pudo conmigo, que me ganó el pulso. A día de hoy, la única persona que me ha ganado ese pulso es mi hijo.

Blanca en el 'photocall' de ese desfile de Navarrete que ha protagonizado. Europa Press.

¿Ni siquiera su hija, Lucía Rivera?

No, con Lucía es distinto. Cuando nació, yo tenía una edad muy joven. Nos divertimos mucho juntas, coincidimos en los mismos sitios, los mismos bares, con los mismos amigos... No tiene nada que ver, Martín es 14 años más joven.

Menuda hija tiene...

Es una muñeca, sí. Los adoro, ahora dan guerra. Da más él claro. Son maravillosos y ahí están, con mucha energía y fuerza para dar toda la guerra posible.

Blanca junto a su hija Lucía en una imagen de su cuenta de Instagram. Instagram.

Le pide muchos consejos ella a la hora de desfilar.

No, yo los dejo muy libres a ambos. Tengo confianza máxima a mis hijos. Digo: "Que no les pase nada". Como toda madre, porque somos vulnerables una vez que tenemos hijos, pero me gusta que sean libres y lo más felices que puedan, que hagan lo que quieran. Imponerles no es mi estilo. Quizás está bien, no lo juzgo, pero no es mi estilo.

¿Tiene más planes de trabajo?

Ahora me voy a Barcelona, porque me reincorporo a un rodaje de Netflix y empezamos a rodar en allí.

[Más información: Blanca Romero: "La maternidad la he sentido dos veces y fueron deseados"]