Blanca Romero (44 años) y su hija Lucía Rivera (21) han prestado su imagen para presentar una colección cápsula de bikinis y bañadores de la firma Women’secret. Por primera vez, madre e hija comparten una sesión fotográfica inédita en la que se puede comprobar no solo la gran complicidad que existe entre ellas -aportando belleza, naturalidad y afecto entre ellas, compartiendo momentos irrepetibles-, sino también su impresionante parecido físico pese a la diferencia de edad. Parecen hermanas, más que madre e hija.

Noticias relacionadas

Más o menos de la misma estatura, el mismo tono de cabello y de piel y hasta de color en sus piezas de baño, la hija ha sabido seguir la estela de la madre. Una herencia que Lucía ha sabido respetar. No en vano, Blanca ha sido modelo de profesión y su hija arrancó hace poco más de un año su periplo por las pasarelas. 

Como reza el popular dicho, queda patente que 'de tal palo, tal astilla'. Eso sí, si entre ellas existe un apabullante parecido, este se incrementa cuando se compara a Lucía con su abuela materna. "Se parece más a mi madre y a su tía, que tiene rasgos indios", aseguró Blanca en una entrevista con JALEOS en 2019. 

Madre e hija durante el reportaje.

Con sus sendos espectaculares físicos embutidos en sus trajes de baño -Lucía luce un bikini en tonos salmón; y su madre, un bañador de la misma tonalidad, aunque con toques grises-, Blanca y Lucía demuestran que cuidan su afeite personal y que el sacrificio, el deporte y la buena alimentación puede convertir un posado maternofilial en una sesión entre 'hermanas'. Esta colección cápsula, basada en prendas de baño básicas y de estilo romántico, las ha reunido a nivel mediático, algo sorprendente teniendo en cuenta que Lucía siempre ha querido labrarse su futuro en el modelaje sin la ayuda maternaNo obstante, la ocasión lo merecía y ambas han querido darle la bienvenida al verano este mes de esta forma tan espectacular. Women’secret apela con este reportaje fotográfico a vivir un verano único y singular con las personas que realmente importan, la familia, sin darle importancia al sitio ni el lugar tras los efectos devastadores que ha dejado el Covid-19. 

La cápsula digital se lanzará a finales de junio para avivar, aún más, las ganas de verano y recordar la importancia de pasar esta época del año en buena compañía. "Este año la marca apela más que nunca a compartir y vivir un verano único con las personas que realmente nos importan, sea cual sea el lugar o destino", explica la firma en nota de prensa. Sea como fuere, se ha tratado de una sesión fotográfica histórica en la que Blanca Romero y Lucía Rivera demuestran, una vez más, su fuerte unión. 

Sabido es que Lucía ha querido seguir los pasos de Blanca en el mundo de la moda y por el momento se ha consagrado como una joven promesa dentro de la pasarela, aunque Cayetano Rivera (43), su padre, siempre prefirió que su hija hubiera sido abogada, como ella misma ha asegurado en más de una ocasión.

Blanca Romero y Lucía demostraron una gran complicidad durante la sesión de fotos.

Está muy volcada en su carrera profesional y hasta ha manifestado que le gustaría ser un ángel de Victoria's Secret, y se está preparando para ello. Sus compromisos profesionales le hacen volar sola cual ángel y no tiene tanto tiempo como para reunirse con su madre y, aunque ha reconocido que son muy independientes, ahora por fin se han podido dedicar el tiempo que se merecen

Lucía, en un momento dulce

Más allá de su éxito como modelo, Lucía está feliz. En febrero de 2019 salió a la luz que Marc Márquez (27) y Lucía Rivera eran pareja. Fue a través de una publicación en la que se podían ver unas fotografías de la pareja en actitud cariñosa. En ese momento ninguno de los dos confirmó ni desmintió nada, pero sus apariciones posteriores y mensajes terminaron por dar a entender que eran ciertas las informaciones publicadas. Con la noticia de su noviazgo también aumentó la presión sobre la pareja, hasta el punto de que Lucía Rivera tuvo que salir a la palestra para asegurar que tomaría medidas legales contra todo el que la insultara por salir con Marc Márquez. 

"Estoy cansada. De insultos a mis amigas, a mi familia (a mi abuela, a mi madre e incluso utilizando fotos de mi hermano pequeño que tiene 6 años) simplemente por tener una relación que, por cierto, desde que empezó mi vida no ha cambiado, yo sigo siendo la misma. Y a partir de hoy empezaré a tomar medidas legales". La propia Rivera explicaba: "Acepto críticas, porque al final estoy expuesta, pero basta ya de chismes inventados y de intentar tacharme a mí. Las redes sociales no se nos han facilitado para esto, si no para tener más a mano las cosas que nos gustan. No entiendo por qué tanto tiempo perdido en crear cuentas FALSAS simplemente para acosarme con nombres ridículos".

Todo eso, afortunadamente, quedó atrás y a día de hoy la pareja continúa con su relación. En noviembre de 2019 oficializaron su relación cuando aparecieron juntos por primera en un photocall. Fue en la gran gala de cierre del Campeonato de Motociclismo y todas las miradas las acapararon ellos. Con este posado, Lucía y Marc daban un importante paso en su relación, ya que eran muy reticentes a mostrarse juntos en público porque "no nos gusta mezclar nuestros trabajos", declaraba la joven. 

[Más información: Lucía Rivera y Marc Márquez posan por primera vez juntos en un acto público]