Zayra Gutiérrez de Benito (20 años), la hija de Guti (44) y Arantxa de Benito (50), está enamorada y lo ha proclamado a través de sus redes sociales con varias románticas imágenes junto a su flamante pareja. Tras sus escándalos mediáticos por su irresponsable comportamiento durante estos meses de pandemia, en los que se la ha visto en varias fiestas ilegales, la joven parece que está viviendo una etapa de sosiego y serenidad en su vida. También a nivel televisivo e informativo, Zayra disfruta de una temporada en perfil bajo. Ya casi nada se escribe o dice de ella en la prensa. Todo hace indicar que mucho ha tenido que ver su novio en su nueva actitud. 

Noticias relacionadas

El joven que ha ilusionado a Zayra se llama Miki Mejías, nació en 1995, y se conocieron hace cuatro años, cuando él estaba en relaciones con una amiga de Zayra. Lo suyo empezó con pura y sincera amistad, hasta que desembocó en el amor que protagonizan hoy. "Y apareciste tú. Gracias por hacerme la persona más feliz de este planeta. Tus ataques de risas, tus ataques de besos, tus ataques de amor... Todo eso me encanta y por eso no puedo estar más orgullosa de la persona que tengo a mi lado. Eres único por fuera, pero sobre todo por dentro...", ha publicado recientemente Zay, como la llaman cariñosamente en su entorno. 

La joven reflexionaba de este modo en su Instagram tras ennoviarse con Mejías, quien la define en la intimidad como "bichito": "Yo creía que me había enamorado antes, pero estaba muy confundida. He aprendido a saber lo que es amar cuando estoy a tu lado, esos nervios antes de verte, cuando te quedas dormido a mi lado y me haces cosquillas... Lo eres todo, mi vida, y lo más importante, no te cambiaría por nada de este jodido mundo. Tú y yo siempre". Por su parte, Miki también se ha mostrado arrobado y entregado en sus redes para con Zayra: "Ojalá seguir viéndote sonreír como lo haces cada día. No puedo estar más feliz de tenerte a mi lado, después de cuatro años perdiendo el tiempo por fin te tengo conmigo para siempre". 

Ambos viven su historia de amor con total intensidad y normalidad. De hecho, hace unos días disfrutaron de una escapada a Tenerife, aprovechando que se podía abandonar Madrid sin ningún tipo de torpedo. JALEOS se ha puesto en contacto con el entorno de Gutiérrez para conocer más detalles de su historia sentimental, la cual Zayra radia a sus seguidores casi diariamente. "Parece otra persona desde que sale con Miki. Ha cambiado bastante y para bien. Zayra ha pasado una época mala, en la que no se juntó con los chicos que debía. Miki ha llegado en el mejor momento", se confía al otro lado del teléfono. Se compenetran en personalidad, y en caracteres, aunque Miki, de natural más reposado, "la frena y calma, ella es puro terremoto"

Se asegura a este medio que la joven ya ha presentado a Miki, al menos, a su madre Arancha, con la que está muy unida. La familia conoce de esta relación y se muestran felices y de acuerdo. Creen que Mejías "puede hacerle mucho bien" a Zayra tras unos meses cargados de turbulencias y malas decisiones. "Mis temores se marchan cada vez que me abrazas y me aseguras que todo irá bien", posteaba la influencer hace unos días.

Con quien habla este medio apunta a que esa frase "es la clave" de como es la relación entre ambos. Tal y como se puede comprobar en el Instagram de él -el cual ha experimentado una subida de seguidores, entre los que se encuentran varios periodistas y personas del mundo de la televisión-, Miki es madrileño y un apasionado de los viajes. Se desliza que ha vivido una etapa importante de su vida en Londres y en su muro se pueden ver fotografías de exóticos viajes, como el que realizó a Tailandia. 

Zayra y su nueva pareja, Miki, en una imagen de sus redes sociales.

Viendo estas imágenes y dedicatorias, parece que Zayra ha desterrado sus últimos meses y toda la polémica. Cabe recordar que, más allá de sus fiestas ilegales, se llegó a cuestionar en televisión su mala y conflictiva relación con sus padres. Entonces, este periódico pudo conocer conocer, a través de una buena amiga de la familia, que fueron meses especialmente difíciles y complicados. "Están superadas las dos", se deslizó. Arancha estuvo muy preocupada, "lo último que quería es que todo esto saliera en los medios".

Es cierto que la relación entre madre e hija pasó por diferentes estadios, pero se hizo constar que en la actualidad "está todo bien". De Benito ha luchado mucho por su hija en los últimos años, sobre todo desde que entró en la adolescencia. "A veces no ha sido fácil", se explicó. Arancha "ha hecho lo indecible" por reconducir a Zayra. Incluso, con internados de por medio. Cuestiones que, como bien se detalla, De Benito siempre ha procurado solucionar de puertas para adentro, y así va a intentar que se sigan produciéndose las cosas.

Las fiestas de Zayra

Zayra se colocó en primera línea mediática a finales de diciembre por organizar una multitudinaria fiesta en la que se incumplieron todas las restricciones sanitarias por el coronavirus. La joven reunió a muchas más personas de lo permitido en una localización secreta en la que bailaron, bebieron y se divirtieron sin respetar las distancias de seguridad y sin utilizar mascarilla. Tras esta 'pillada', la joven salió al paso y pidió perdón públicamente: "Tengo que pedir perdón, de verdad. Yo solo tengo que pedir perdón, no voy a hablar más, es una irresponsabilidad, las cosas como son, es verdad que había más de seis, ya lo he dicho públicamente".

Esas fueron sus palabras y ahí se quedó el desaguisado. No obstante, recién estrenado el 2021 Zayra lo volvía a hacer. Salió de fiesta por las calles de Madrid, con un grupo nutrido de amigos, sin mantener la distancia de seguridad y sin mascarilla. Se pudo ver a la joven disfrutando de una salida nocturna sin ningún tipo de medida sanitaria. Estas fotografías daban cuenta cabal de cómo la hija de Guti volvía a salir de fiesta a pesar de las restricciones que hay en toda España, y lo más llamativo de todo, sin mascarilla. 

Reincidía en su comportamiento. Ya el pasado mes de diciembre, varios vídeos publicados en redes por los propios asistentes a la fiesta ilegal delataban a la hija de Guti. En una de esas stories, compartida sobre las cinco de la mañana, se podía leer el lema "nos encantan las plandemias", utilizando un término negacionista para referirse a la crisis sanitaria por la Covid-19. Zayra es toda una influencer en las redes sociales y ya acumula cerca de 23.500 seguidores. En sus redes sociales son habituales las fotografías junto a su madre, a quien está muy unida. Desde que sus padres se divorciaron en 2009, tras diez años de casados, ambas se volvieron inseparables.

[Más información: El escándalo más rentable de Zayra, la hija de Guti y Arancha: sus objetivos y la preocupación familiar]