A punto de cumplirse dos semanas desde que Álex Casademunt perdiera la vida en un accidente de tráfico con tan solo 39 años, su madre, Rosa González, ha concedido una entrevista al programa Juntos, de Telemadrid, donde ha explicado cómo lleva la hija del cantante la marcha de su padre. La abuela de Bruna (3) ha causado una enorme emoción al revelar cómo la niña le echa de menos y ha entendido, a la manera que entienden los niños a esa edad, como Álex se ha marchado.

Noticias relacionadas

"Siempre que llegaba a mi casa preguntaba por su padre. Hoy me la han traído y no ha preguntado por su papá, pero al salir y ver una estrella ha dicho: 'Ahí está papá'. Y se ha puesto a cantar", eran la revelación realizada por Rosa sobre su nieta. Una pequeña que consiguió que se convirtió en la gran pasión y dedicación del artista salido de la Academia de Operación Triunfo.

Álex Casedemunt junto a su hija, Bruna, en una foto de las que colgaba en sus redes con ella. Instagram.

Ella consiguió que el chico rebelde al que conocimos en el talent musical domara su carácter y se desviviera por ella. De hecho, un alto porcentaje de las imágenes que Casademunt compartió en su cuenta de Instagram en los meses finales antes de morir, la tenían como protagonista. Y la última antes de ese trágico accidente, era una instantánea de la niña junto a la que escribió: "Mi trozo de vida". Cuatro palabras muy significativas.

Rosa aprovechó esa intervención televisiva para agradecer a los compañeros de concurso de su hijo que se desplazaran, inmediatamente, desde Madrid hasta Barcelona para dar el último adiós a su amigo. "A mi niño lo querían un montón y él a ellos, sin excepción. Todos un 12, de verdad, no un 10, un 12", manifestaba en un gesto de agradecimiento tras el arropo que supuso para toda la familia que David Bustamante (38), David Bisbal (41), Chenoa (45), Natalia Rodríguez (38) o Manu Tenorio (45) no se lo pensaran dos veces y se dirigieran a la estación del AVE para estar al lado de una familia que ha quedado completamente rota ante esta desgracia.

Rosa, madre de Álex Casademunt, junto a su hijo Joan en el funeral del cantante.

La madre de Casademunt no dudaba en expresar cómo se siente, con la pérdida reposada aunque aún en medio del luto: "Estoy enfadada porque se ha ido de una manera muy tonta, por ir rápido". Un enfado que se abre paso después del desgarro que se pudo ver en ese último adiós en el que Rosa, además de con el apoyo de los triunfitos de la primera edición del concurso, contó con el de otra mujer que se veía inmersa en un enorme sufrimiento de la noche a la mañana: Judit, la pareja de Álex y mujer junto a la que estaba a punto de iniciar un nuevo proyecto laboral.

Exceso de velocidad

Casademunt perdió la vida en la noche del pasado 2 de marzo en un accidente de tráfico en la localidad barcelonesa de Mataró. Una colisión entre el vehículo que él conducía y un autobús de la línea 5 de Mataró. Bus que iba sin pasajeros y cuyo conductor no sufrió heridas de consideración. El accidente tuvo lugar a las 21.44 horas en la carretera de Cirera, entre las plazas de França y de la Gran Bretanya, en el puente que pasa sobre la ronda de Mataró (C-32), tal y como explicaba en un comunicado el ayuntamiento del municipio donde se produjo el choque.

En ese documento se añadía que se produjo "un choque frontal entre los ángulos izquierdos de un turismo, que circulaba en sentido descendente, y un autobús de la línea 5 del servicio Mataró Bus, que circulaba sin pasajeros en dirección al hospital". Se advertía que se había abierto una investigación que, ahora, ha arrojado las primeras conclusiones: que hubo un exceso de velocidad. Algo a lo que también se refería Rosa en esas declaraciones en Telemadrid.

[Más información: El accidente mortal de Álex Casademunt al chocar su coche contra un autobús de Mataró]