Laura Escanes (24 años) y Risto Mejide (46) tienen su residencia fijada en Barcelona. Sin embargo, por sus compromisos profesionales, también pasan largas temporadas en Madrid, donde recientemente adquirieron una nueva vivienda. Con el fin de tener mayor espacio para convivir al lado de su hija Roma (1), a finales de 2020 la pareja se trasladó a una propiedad más grande que se ha convertido en el refugio perfecto de la influencer mientras permanece en la capital. Así lo ha confesado ella misma a Westwing, la plataforma de decoración en la que compró gran parte de sus muebles y donde ahora muestra los detalles de su rincón favorito: el salón. 

Noticias relacionadas

"Soy muy de ponerme en el suelo a leer, escribir o encontrar momentos para mí y esa zona me permite entrar en un universo que es mío", ha comentado Laura en referencia a la zona de sofás, una de las tres áreas que componen el salón. Las otras dos se distribuyen entre el comedor y el piano, que se ha convertido en el lugar de relax de ella y Risto. La influencer ha explicado que con este reparto de espacio consigue estar junto a su familia, aunque cada uno esté haciendo diferentes actividades. 

Para decorar estas tres zonas, Laura Escanes ha apostado por la misma filosofía que utiliza en la moda: "comodidad y practicidad". Eso sí, sin descuidar la estética y los detalles que componen los espacios. La catalana ha asegurado que no le gusta un estilo "demasiado clásico" y muchas veces prefiere salir de su zona de confort. Por ello, en el área del salón se ha atrevido a probar mezclas y combinaciones.

La influencer ha escogido una gama de colores que varían entre los tonos claros y oscuros para darle "fuerza y carácter" al espacio. Así, se ha decantado por los grises, marrones, beige y blanco. Además, por diferentes texturas que se aprecian en cada uno de los muebles y elementos decorativos. Todos estos, adaptados a su hija Roma, quien apenas tiene un año de edad. "Dejé de mirar mesas con picos peligrosos. Me guiaba más por los colores un poco más oscuros, muebles más altos...", ha explicado.

El salón de la casa de Laura Escanes. Westwing

Para el área de la televisión, Laura ha escogido dos sofás completamente opuestos. Uno es de tela gris y otro de cuero marrón. Ambos están separados por una alfombra rectangular y con estampado geométrico, sobre la que se encuentran otros de los elementos que componen el área: una mesa de centro baja, en color dorado y blanco, y un puf beige, a tono con los cojines y la manta. El mueble de madera, la lámpara de la esquina, las flores y algunos libros completan el lugar. 

En cuanto al comedor, Laura ha escogido una mesa rectangular oscura y de seis puestos, que contrasta con las sillas de tela en color beige. Como decoración, la influencer se ha decantado por una alfombra de yute, una lámpara dorada y un espejo redondo que ha colgado de la pared. Estas dos últimas piezas, de hecho, han sido sus preferidas.

El comedor de la casa de Laura Escanes. Westwing

Pero más allá de mostrar los detalles de su espacio favorito, Laura Escanes también ha hablado de su vivienda en general y de lo que ha intentado buscar con la disposición de todos estos elementos decorativos. "Yo soy muy caótica y en mi casa me gusta ver lo que me gustaría que fuera mi mente. Me transmite esa paz y orden que necesita mi cabeza. Estar en casa es una manera de sentir que desconecto de verdad", ha contado a Westwing. De igual forma, la influencer catalana ha pensado en decorar un espacio que sea funcional para el resto de su familia. "Para que sea el hogar de todos tenemos que encontrar ricones que sean de cada uno. Así, cuando tengamos esos momentos en los que queremos escapar, en casa nos sintamos bien", ha explicado.

[Más información: El importante paso profesional de Laura Escanes: registra su marca al amparo de Risto]