Himar González (44 años) quiere cerrar de una vez por todas una de sus vivencias más trágicas. El pasado 2 de diciembre comunicaba por sorpresa en sus redes sociales que se encontraba ingresada en el hospital. La meteoróloga de Antena 3 Noticias que acompaña a Matías Prats (68) y Mónica Carrillo (44) ha conseguido superar el grave diagnóstico que la llevó a estar en la cama sin moverse durante 11 días y su tierra natal tiene mucho que ver en su recuperación.

Noticias relacionadas

Ya en Navidad, justo después de su hospitalización, viajó a Canarias para estar con sus seres queridos, quienes la arroparon y la ayudaron a seguir adelante y mejorar su salud del todo. 

Himar, disfrutando del mar salado de sus islas. RRSS

Ahora, justo dos meses después de aquel terrible recuerdo, Himar ha volado a las islas afortunadas, pero esta vez a La Gomera. La presentadora de El Tiempo parece haberse 'regalado' unas merecidas vacaciones en el paraíso para poder continuar trabajando con fuerza en este 2021.

Para reponerse del todo, Himar ha escogido uno de los mejores alojamientos de la isla. El Hotel Jardín Tecina, de cuatro estrellas. "Está rodeado por 70.000 metros cuadrados de jardines y goza de vistas al océano Atlántico. Además, alberga una piscina al aire libre con bañera de hidromasaje", se puede leer en la web oficial del hotel.

La meteoróloga no ha querido privarse de lujos y desde su habitación puede contemplar el azul turquesa del mar. "Todas las habitaciones del Jardín Tecina cuentan con terraza privada, WiFi gratuita y vistas al mar, a la piscina o a los jardines. El Jardín Tecina ofrece bellas vistas a Tenerife y al Teide. La playa de Santiago está a pocos pasos. Entre las instalaciones, se encuentra un centro de fitness, una pista de squash, un minigolf y varias pistas de tenis". En la temporada invernal actual, alojarse en este estupendo resort cuesta alrededor de 225 euros por noche. 

Algunas de las lujosas instalaciones del Hotel Jardín Tecina, en La Gomera.

Fue el 18 de diciembre cuando Himar decidió hablar por primera vez de la enfermedad que la llevó a estar ingresada en el hospital durante 11 días. La canaria desveló que el motivo de su dolencia ha sido como consecuencia de una bacteria. "Fue causándome una infección interna muy grave, y la infección pasó a sangre. Afortunadamente, lo pillamos a tiempo. Porque uno o dos días más tarde y posiblemente, tal y como me dijeron, ya no estaría aquí…", confesó demostrando el miedo que tuvo al pensar que podía haber muerto.

Su hermano y su terapia curativa

La experta en meteorología puso rumbo a las islas afortunadas estas pasadas Navidades para disfrutar del mejor ambiente posible tras un mes repleto de incertidumbre y preocupada al máximo por su salud. En su amado archipiélago, cumplió con una costumbre que sana todas sus heridas para iniciar el nuevo año con fe y optimismo: "Tengo como tradición bañarme en el mar cada 1 de enero para comenzar el año limpia de las cosas menos buenas que el anterior año haya podido traer y arrancar con fuerza, con ganas y con energía el nuevo año", escribía en su Instagram junto a dos espectaculares fotografías en las que se la veía buceando por las profundidades marinas del océano Atlántico.

Estas bellas instantáneas esconden un detalle muy especial: están realizadas por el hermano de Himar. Eduardo González es fotógrafo profesional, que trabaja con cámaras de alta gama, GoPro o incluso con Iphone para captar lugares y retratos tan impresionantes como el posado de sirena que protagoniza la presentadora en el escenario azul turquesa de su mar favorito.

Himar, en una imagen junto a su hermano, Eduardo González. RRSS

Los hermanos González tienen muchas aficiones en común, como su adoración por los animales y viajar alrededor del mundo. De hecho, volaron juntos a rincones tan exóticos y lejanos como Bangkok, donde el joven ejerció de perfecto fotógrafo. Pero en el pasaporte de Eduardo -o Edu, como se hace llamar en redes- hay muchos más sellos que en el de su hermana. El camarógrafo ha recorrido el planeta: desde Roma, París o Liverpool hasta Islandia, Costa Rica, Indonesia, San Francisco o Nueva York.

Pero es otro hobby que comparten el que está ayudando a Himar a superar su horrible mes de diciembre. Los hermanos son aficionados al deporte, sobre todo a las disciplinas acuáticas. Edu desconecta en mitad de las olas practicando surf o haciendo submarinismo, y estas Navidades ha acompañado a su hermana en estos ejercicios en el mar a modo de terapia curativa tras el susto de salud que la llevó a estar inmóvil en la cama de un hospital durante más de 260 horas.

[Más información: Himar González desvela que ha estado a punto de morir y revela el motivo de su ingreso]