Ángela Rozas Sáinz (38 años), más conocida por el apodo de Madame de Rosa, se contagió de coronavirus hace, aproximadamente, unos siete meses cuando dejó a un lado las redes sociales para retomar su antigua profesión, cuando empezó la pandemia del coronavirus y decidió trabajar como enfermera en uno de los hospitales de la capital española, el Hospital Universitario La Paz de Madrid. 

Noticias relacionadas

La influencer se contagió a los pocos días de retomar su antigua profesión, dando positivo en Covid-19 en más de una ocasión y padeciendo en primera persona los síntomas más molestos de la enfermedad, por la que, afortunadamente, no tuvo que ser ingresada en ningún hospital.

Sin arrepentirse de su decisión, Ángela confiesa que, en la actualidad y siete meses después de superar el coronavirus, sigue teniendo algunas secuelas: "Dificultad respiratoria y algún que otro problemilla, pero cada vez voy mejor", ha afirmado. 

Asimismo, la influencer compartía que estas Navidades iban a ser un poco extrañas estando alejada de su familia, pero que: "Lo importante era pasarlo todos sanos y bien".

Por otro lado, pese a su diagnóstico, Madame de Rosa hacía un balance positivo del año: "He aprendido de las vivencias malas que he tenido y con eso me quedo", aseguraba a los medios. 

Una dura experiencia

Madame de Rosa anunció a principios de marzo que había decidido regresar a trabajar como enfermera para apoyar al personal sanitario que batalla contra esta enfermedad. 

La joven que nada más incorporarse a la plantilla comenzó a contar su experiencia revelaba "acabar físicamente y mentalmente agotada" y que, además, "es muy duro por la cantidad de trabajo, por la escasez de material". 

Sin embargo, tras diez días de trabajo daba a conocer, a través de sus redes sociales, que había dado positivo en coronavirus. "Estoy bien, aunque con fiebre, me cuesta respirar y con dolor de cabeza", explicaba la influencer al contar la noticia a sus seguidores. 

Larga recuperación

La 'influencer' en un evento de H&M. Gtres

Tras cerca de un mes diagnosticada de coronavirus, Madame de Rosa compartía, a través de un storie de Instagram, que estaba teniendo dificultades para curarse. El tratamiento que le han prescrito los médicos, no estaba teniendo los resultados que esperaba. "Tengo la piel brotada, sigo con fiebre después de 30 días y esta noche acabo mi tratamiento con el Dolquine que no parece haberme ayudado mucho... Mañana tengo que volver a que me valoren los médicos", aseguraba. 

En la actualidad, la influencer pese a las molestias que dice sufrir y tener con esta enfermedad, ha retomado su papel en redes sociales, asegurando no arrepentirse de haber recuperado su profesión como enfermera esos días. 

[Más información: Madame de Rosa, sobre el coronavirus: "El tratamiento no parece haberme ayudado mucho"]