Amancio Ortega (84 años) ha recibido una emocionante sorpresa por parte de los trabajadores de la sede de Inditex en Arteixo, La Coruña. Los empleados de la compañía, capitaneados por Marta Ortega (36), recibían al empresario en la oficinas el pasado jueves 17 de diciembre con una sonora ovación, mostrándole una vez más su cariño y agradecimiento, un emotivo gesto ante el que el fundador no pudo contener las lágrimas.

Noticias relacionadas

La emotiva escena se producía tras una jornada en la que los trabajadores de la compañía festejaban la Navidad con la celebración de actos como un amigo invisible entre los empleados de las oficinas. Según ha informado La Voz de Galicia, al llegar a sus puestos de trabajo con los regalos para sus compañeros, los empleados encontraron en sus mesas un obsequio por parte de la empresa: un jersey navideño y una mascarilla. Además, los que son padres de niños mayores de tres años recibían también un regalo para sus hijos.

A primera hora de la tarde, después de la comida y tras entregarse todos los regalos del amigo invisible, la plantilla se citaba en la zona de Zara, la más cercana al puesto de Amancio Ortega, para darle una emotiva sorpresa. Ataviados con el jersey rojo que habían recibido esa misma mañana, los empleados aplaudían con fervor al fundador, que no pudo ocultar su emoción, tal y como se observa en el vídeo difundido por Faro de Vigo.

Marta Ortega, hija menor de Amancio, fue una de las precursoras de la sorpresa a su padre. La empresaria le recibía emocionada, fundiéndose con él en un abrazo mientras los trabajadores continuaban aplaudiendo. Finalmente, Amancio saludaba en la distancia a toda la plantilla, dedicándoles un afectuoso gesto de agradecimiento con lágrimas en los ojos.

Sorpresa de cumpleaños

Esta no es la primera vez que la plantilla de Inditex, movida por la iniciativa de Marta Ortega, homenajea al fundador en la que él siempre ha considerado su segunda casa. El 28 de marzo de 2016, día en que el empresario cumplía 80 años, más de 4.000 trabajadores esperaban para ovacionar a Amancio justo en el momento en que pusiera un pie en las instalaciones de la compañía.

El estruendoso aplauso en señal de júbilo y respeto provocó la emoción de Amancio Ortega, quien del brazo de su hija no pudo por menos que dejarse llevar y romper a llorar sin contener las lágrimas. Entre miles de globos de helio en color plata y el clásico tema Celebration de Kool & The Gang, el magnate gallego agradecía el cariño, el afecto y la atención de todos sus empleados.

Su regalo no quedaba ahí. Inditex es un conglomerado global y otros responsables de su empresa alrededor del mundo también quisieron participar en el homenaje a su jefe. Desde las oficinas de Arteixo hasta las de Tordera, pasando por el Zara Home de Londres y llegando al de Massimo Dutti de Hong-Kong. Cientos de personas habían preparado, siempre con la coordinación de Marta, un flashmob de felicitación por el 80 cumpleaños de Amancio Ortega.

[Más información: Amancio Ortega cumple 84 años: los aplausos de España este sábado superarán al vídeo por sus 80]