El bailaor granadino Rafael Amargo (45 años) ha sido detenido este martes por los presuntos delitos de tráfico de drogas y de organización criminal en una operación de la Policía Nacional que todavía está abierta. La investigación lleva desarrollándose "desde hace meses", según informan fuentes policiales a EL ESPAÑOL. Rafael Amargo ha sido esposado y ha acompañado a los agentes a registrar su domicilio. A continuación, ha sido trasladado hasta la comisaría del Distrito Centro de la capital.

Noticias relacionadas

Este periódico ha contactado con Tomás Palacios, su representante, quien alega que ha conocido la noticia por los medios de comunicación. "No tengo ni idea. Me estoy enterando por vosotros. Me he quedado helado. No sé nada, no te puedo decir más", concluye. 

En esta misma operación policial han sido arrestadas otras tres personas, una de ellas, pareja sentimental del coreógrafo. Rafael Amargo se encontraba en estos días en Madrid porque este próximo jueves, día 3 de diciembre, tenía previsto estrenar su nueva producción, Yerma. Precisamente con motivo de su obra de teatro, el equipo de Amargo citó a EL ESPAÑOL el pasado jueves 26 de noviembre, tan sólo cinco días de su detención, en las bambalinas del Teatro La Latina para entrevistar al artista. Este diario recoge hoy parte de aquella entrevista, pues algunas de sus respuestas cobran cierto sentido.

Rafael Amargo en 'Yerma'.

Con el poderío de quien cree que hasta donde alcanza la vista todo es suyo, Amargo recibe a los periodistas con una media sonrisa y con aduladores comentarios sobre su atuendo. Su mascarilla de tela estampada no le cubre la boca: sube y baja. No baila sola, él la mueve constantemente hasta que se cansa y se despoja de ella. Todo es suyo. La tensión no existe porque él la espanta. Es cercano, transmite confianza y toca. Es su casa y te hace sentir como si también fuera tuya.

Rafael Amargo es arte, flamenco, duende, Albaicín, bulería, soleá, patá y tiento. Pero también es un showman y, además de obras como Poeta en Nueva York o la mismísima Yerma -en anteriores representaciones él mismo hacía de Yerma, la mujer que termina odiándose porque no consigue ser madre-, Amargo tiene cientos de horas de televisión de entretenimiento a sus espaldas.

En este sentido, este diario pregunta: "¿Por qué ha hecho tanta televisión de entretenimiento?". Su respuesta se escapa de su boca antes de que se acabe la pregunta: "Para mantener 20 nóminas, ¿cómo voy? ¿cómo lo hago? Si dos pies no me dan. Si con dos pies no me da, ¿cómo lo hago?".

No hay ninguna duda de que la televisión, por repercusión, publicidad y derechos de imagen, reporta más rédito que el teatro. A este respecto, Amargo tiene claro que su objetivo es seguir "ganando dinero" en programas de televisión de entretenimiento fuera de España porque hacer un reality en este país es estar "crucificado de por vida". "Mientras que yo pueda hacer realities en Italia... Allí están bien vistos. Artistas como Rita Pavone o Al Bano y Romina Power van a los realities. Me voy, me lo hago, me gano el dinero y no estoy aquí expuesto. Hacer un reality en España es estar de por vida crucificado. Y luego si quieres hacer series de televisión, ese estigma te persigue. Un artista también puede hacer un reality", sentencia. 

Rafael Amargo en una imagen promocional de su nueva obra, 'Yerma'.

Y prosigue: "Yo he querido hacer aquí televisión como actor y me he tenido que ir a hacer ficción a Argentina porque aquí en un casting me ven como Rafael Amargo el bailaor de flamenco que salía en el ¡HOLA! con su familia. ¡Pues, coño, igual que Penélope Cruz que también es la de las campañas de L'Oréal!". En su horizonte laboral, además de estar dos meses en cartel con Yerma en uno de los escenarios más importantes para la representación de comedia y revista en la historia del teatro de España a lo largo de siglo XX, también está hacer ficción con una serie autobiográfica que él mismo ha escrito.

"Estoy escribiendo una serie autobiográfica que ya la ha cogido, de hecho, un grupo y tenemos que ver qué pasa", afirma. Y continúa: "Es una comedia, una catarsis de lo que sería un personaje acabado, que ha tenido éxito y se le va de las manos. De repente se inventa otra profesión para ser algo...". Hasta el momento, todos sus planes profesionales y personales se han visto truncados por esta detención y en el aire queda la posibilidad de debutar este jueves en su gran noche al frente de Yermala obra cumbre de su paisano, el inmortal y eterno maestro Federico García Lorca

[Más información: Rafael Amargo: "Hay que normalizar las cosas. ¿Por qué no celebramos el Día del Orgullo Hetero?"]