Enrique Ponce (48 años) ha eliminado todas las fotografías que tenía compartidas en su perfil de Instagram junto a su nueva pareja, Ana Soria (21). La estudiante de Derecho y el torero han disfrutado al máximo del verano después de que hicieran pública su relación a comienzos del mes de julio. Una pasión casi incontrolable que han querido plasmar en las redes sociales sin reparo alguno y pese a que el diestro está inmerso en los primeros pasos para conseguir el divorcio. 

Noticias relacionadas

Mientras que Paloma Cuevas (47) ha optado por mantener un perfil bajo ante el escándalo que ha supuesto la noticia de su divorcio, y la posterior confirmación de que su todavía marido ha comenzado una nueva historia de amor, Enrique Ponce ha optado por todo lo contrario y ha expuesto su amor a través de las redes. Un campo del que su novia tiene un gran dominio, y en el que ha conseguido alcanzar una cifra de seguidores envidiable para cualquier influencer.

Ana Soria y Enrique Ponce han expuesto su amor durante todo el verano. Gtres

Cabe apuntar que Ana Soria no ha seguido los pasos del torero y mantiene todavía las fotos junto a él. La pareja aún se sigue en Instagram y demuestran el amor que se profesan a través de comentarios, detalles que indicaría que el último movimiento de Ponce nada tiene que ver con una posible y repentina ruptura o crisis.

Desde que el diestro subió la primera fotografía al lado de la almeriense, el 13 de julio, muchas voces cercanas al círculo de Paloma Cuevas indicaron que la socialité no estaba especialmente contenta con estos gestos públicos de amor. Muestras de cariño que podría considerar 'inadecuadas' dado el momento tan delicado por el que ambos están pasando.

Además, estas publicaciones molestarían especialmente a la cordobesa por la sencilla razón de que puedan hacer daño a lo que más quiere en el mundo: sus hijas. Dos preadolescentes, de 12 y 8 años, que están en medio de un proceso desagradable para cualquier familia. Un camino en el que Paloma Cuevas ha confesado querer mantener la más absoluta cordialidad con el hombre con el que ha compartido su vida durante casi tres décadas. 

Enrique Ponce junto a Ana Soria, luciendo esta el mismo trikini que Paloma Cuevas llevó en 2018. Instagram

El malestar que producirían estas publicaciones a Cuevas puede que sea el motivo por el que Enrique Ponce ha decidido eliminar sus estampas de amor con Ana Soria. Una disconformidad que se habría visto aumentada después de que la joven publicara una foto junto al diestro donde llevaba un traje de baño idéntico al que ya lució Paloma hace dos veranos, detalle que algunos han interpretado como una provocación. 

Por otro lado, la presión mediática en la que se ha visto inmersa la pareja tras ponerse en el centro del foco mediático podría ser otra de las razones. Esta semana se emitían en televisión unas imágenes de Ana y Enrique en una playa de Almería, un vídeo que ha sido realizado por una persona anónima mediante un teléfono móvil. Hecho del que Ponce se percató y mostró su enfado al ejecutor, que se ha justificado alegando que son ellos mismos los que se muestran en las redes. Reproche que podría haber hecho reflexionar al torero para ser más cauto con lo que publica a partir de ahora. 

[Más información: Enrique Ponce y Ana Soria, más cariñosos que nunca: primeras fotos tras su sonada 'discusión']