Enrique Ponce (48 años) y Ana Soria (21) se han convertido en los protagonistas de la crónica social este verano. Sus nombres no dejan de sonar en la televisión y de leerse en las principales portadas del país. Pese al revuelo mediático que han generado, la pareja ya no se esconde y han decidido llevar su relación con normalidad. Un romance que, por lo que han demostrado, cada vez se consolida más. Tanto, que la joven almeriense tiene intenciones de contraer matrimonio con el torero. Según ha informado Look, Ana Soria sueña con casarse con el diestro por la iglesia. Un deseo que dependería de Paloma de Cuevas (47). 

Noticias relacionadas

De acuerdo con el mencionado digital, la todavía esposa de Enrique Ponce no está por la labor de concederle la nulidad eclesiástica. Un requisito que necesitarían el torero y Ana Soria si desean llevar su relación a un nuevo nivel, cumpliendo con los deseos de la almeriense. 

Enrique Ponce y Ana Soria. Redes sociales

Fue el pasado 6 de julio cuando el propio Enrique Ponce confirmó su relación con Ana Soria. Entonces, el diestro intervino en Sálvame para aclarar algunos detalles de su nuevo idilio y de su separación con Paloma Cuevas. "Es mentira que lleve un año y medio con Ana Soria. La conocí hace unos meses y ya está. Es mentira", confesó el torero, que declaró sentirse "ilusionado". Sobre su anterior relación añadió: "Paloma y yo nos llevamos muy bien. No tenemos ningún problema. Todo esto hace daño. Hace daño a todos". 

A esta declaración le siguieron un sinfín de noticias más: las primeras palabras de Ana Soria, su primera imagen juntos, sus fotos en alta mar en compañía de los padres de al almeriense y un largo etcétera que no ha hecho más que confirmar que el romance de la pareja del verano está mejor que nunca. 

Mientras tanto, Paloma Cuevas se mantiene alejada del foco mediático e intenta llevar una vida lo más discreta posible, incluso, en redes sociales. Son escasas las veces que ha publicado en su perfil de Instagram desde que emitió un mensaje en el que daba a entender que su relación con Enrique Ponce seguía siendo buena. "La felicidad a veces se bifurca en caminos diferentes y hace tiempo decidimos recorrerlos, pero unidos siempre en un horizonte común, ver crecer a nuestras hijas en familia. Ninguna separación acabará con el cariño y el respeto que nos profesamos el uno al otro y a nuestras respectivas familias, con las que mantenemos una relación extraordinaria", escribió la andaluza el pasado 6 de julio.

[Más información: La madre de Ana Soria estalla ante los medios: "Este circo no va conmigo"]