Ana Soria (21 años) ha multiplicado por diez sus seguidores en las redes sociales desde que se conoció su relación con Enrique Ponce (48). La joven ya acumula más de 60.000 seguidores y tras una primera semana dudando sobre cómo gestionar su perfil y sin ponerse de acuerdo sobre si privatizar o hacer pública su cuenta, finalmente ha optado por dejar que todos vean sus publicaciones, e incluso ha compartido una imagen junto al torero.

Noticias relacionadas

Pasar del anonimato a la fama nacional repentina no le ha resultado fácil a la almeriense, pero tras confirmarse la solidez de su relación, la pareja no quiere esconderse. Además de tomar la decisión de no ocultar su cuenta de Instagram, Ana ha dado un paso definitivo que prueba que ya no tiene miedo a las opiniones de los demás ni a los posibles comentarios que reciba por su mediática historia de amor.

Enrique Ponce y Ana Soria no dudaron en compartir su amor en las redes. RRSS

Este miércoles de madrugada, la futura abogada compartía en su Instagram una fotografía con el mismo look de sus dos últimas publicaciones, pero a diferencia del resto, en este post no ha querido bloquear el apartado de los comentarios

Lejos de recibir críticas o ataques por parte de los usuarios, junto a la instantánea solo se pueden alabanzas, halagos y mensajes a favor de la actitud de la almeriense.

Todo esto llega tras un fin de semana intenso en la nueva vida de Ana Soria. La joven se ha topado estos días por las calles de su ciudad con varios paparazzi y reporteros que querían captar sus primeras reacciones ante la noticia más impactante del mundo del corazón de este 2020.

Además, la estudiante ha mostrado gran actividad en sus redes esta última semana, quizá queriendo contrarrestar el interés que existe por ella a pie de calle por parte de la prensa. Y es que en pocos días ha compartido tres fotografías, varios Stories y entre ellas, su publicación temporal más aclamada: la foto de su romántico abrazo con Ponce.

No parece casualidad que la joven haya escogido esta semana para tomarse las cosas con mayor calma, porque lo ha hecho justo cuando han salido a la luz las primeras imágenes de ambos muy acaramelados en la playa. Los besos, las miradas y las caricias que quedan inmortalizadas en las citadas fotografías no dejan un ápice de duda sobre el dulce momento que están viviendo.

"Ana y yo estamos enamorados"

Con estas palabras y en una entrevista exclusiva para una revista, Ponce confirmaba su idilio con la estudiante. Estas palabras se hacían públicas solo 24 horas después de que el torero entrara en directo en Salvame y asegurase desde el teléfono de Kiko Hernández (43) que estaba "ilusionado".

"No me interesa nada de esto, solo pedimos respeto. No quiero entrar en más. Pido respeto por la familia de Ana, por Ana, por su gente, y por la otra parte... ", expresaba en la tarde de Telecinco.

Han pasado ya más de diez días desde que estallara la noticia del nuevo amor de Enrique Ponce y con la situación mucho más calmada, ambos protagonistas han tomado decisiones rotundas que apuntan a que, pese a que desean llevar su historia con discreción, no quieren ocultarse.

La propia Ana, después de varios días de silencio absoluto, compartía este pasado sábado sus primeras palabras, en las que no daba nombres pero con las que mandaba un mensaje claro al mundo: "Ninguno elegimos nacer y sin embargo, nacimos. Eso solo me hace pensar que la vida es un regalo. Un regalo temporal, porque cada minuto que pasamos en ella, nunca vuelve. Dedica tu tiempo a buscar tu propia felicidad y no trates de impedir que otros encuentren la suya. Rodéate de personas que te hagan a ti mejor persona, sólo por estar con ellos. Busca lo que te llena, y no lo que te vacía. Lo que suma y no resta. Y así, vivirás en paz".

[Más información: Ana Soria y Enrique Ponce, ya hay fecha para su primera aparición pública juntos]