María Patiño (49 años) acaba de celebrar su cumpleaños y su primer aniversario de boda junto Ricardo Rodríguez Olivares en plenas vacaciones. La colaboradora de Sálvame se encuentra a 591 kilómetros de la bulliciosa Madrid, ajena a los problemas que están ocurriendo en Mediaset estas semanas tras las polémicas del rey emérito y el despido fulminante de Marta López (46).

Noticias relacionadas

Ya a mediados de julio, la presentadora de Socialité se escapó a Fuerteventura con su marido para disfrutar de un primer contacto con el verano, los rayos de sol y el mar. Allí se dejaron ver en una de sus playas, donde Patiño mostró el esbelto cuerpo que entrena a diario. Una vez dentro del agua, el actor metido a hostelero y gran aficionado al surf, dio unas breves lecciones de este deporte a su mujer.

Como experto surfista, Ricardo sabe que las mejores olas están en el Atlántico, y por eso el matrimonio ha pasado sus vacaciones en destinos bañados por este océano.

Ricardo y María, en Fuerteventura practicando surf. Gtres

Tras su breve aventura en Canarias, este agosto han decidido poner rumbo a Galicia, tierra natal de la comunicadora. La pareja pasó primero unos días en Lugo, concretamente en el municipio de Viveiro, alojada en el lujoso Hotel Ego. 

Para no perder ni un segundo y ninguna ola, María y Ricardo escogieron este lugar porque se encuentra en primera línea de playa. El establecimiento es de cuatro estrellas, ofrece piscina cubierta, acceso gratuito al spa y a la bañera de hidromasaje. Uno de los puntos fuertes de este hotel es que todas las habitaciones cuentan con ventanas grandes con vistas al mar o a la montaña.

De hecho, la propia presentadora mostró un rincón de su refugio gallego mientras posaba desnuda y tapada únicamente con una toalla en un sillón. Gracias a esta imagen, se puede confirmar que Patiño escogió la suite más grande del hotel. Un lugar de 70 metros cuadrados con todos los lujos a 220 euros por noche.

Días después, cambiaron de provincia. Se desplazaron 97 kilómetros para adentrarse en la costa coruñesa. Después de rodearse de las comodidades más exigentes de los hoteles exclusivos, la pareja ha decidido alojarse en un campamento de surf muy asequible económicamente.

Por 30 o 60 euros la noche, la famosa colaboradora y su compañero de vida están totalmente inmersos en la rutina deportiva acuática. La Wafe Surf es una especie de hostal que se ubica frente a la playa de Carballo. Desde su jardín, Patiño ha compartido varios Stories haciendo publicidad de varias marcas de belleza y salud, aunque siempre intentando ocultar todo aquello que desvelara su ubicación, pero JALEOS la ha descubierto.

El 'camp surf' de María Patiño y su marido.

Se trata de un negocio que existe en varios puntos del norte de España, y en el que Ricardo Rodríguez tiene amigos dentro del proyecto. Por eso, este verano lo ha querido pasar entre gente querida y practicando su deporte favorito.

No obstante, entre ola y ola, el feliz matrimonio también ha encontrado tiempo para degustar la gastronomía exquisita y típica de Galicia. Para ello, han acudido al exclusivo Hotel Thalasso Cantábrico Las Sirenas, que posee un restaurante con una envidiable carta y una terraza exterior con espectaculares vistas al mar y a la bella costa del municipio coruñés.

El propio Ricardo no pudo evitar fotografiarse en una de sus cristaleras y deslumbrar a sus seguidores con la idílica imagen: "Siento que puedo volar. Galicia Calidade", escribe junto a la fotografía.

Sin duda, la colaboradora y el actor han sabido elegir los destinos de su descanso estival y han decidido apoyar el turismo español en este duro momento económico en plena pandemia.

[Más información: Habla Ion Fiz, creador del vestido de novia de María Patiño: "Al verlo terminado se emocionó como una niña"]