Este jueves se cumple un año desde que la vida de María Patiño (48 años) experimentó un giro radical. 365 días desde que saliesen a la luz las primeras imágenes de la persona más importante en la vida de la periodista: su hijo Julio. Dichas fotografías fueron tomadas Biarritz, al sur de Francia, en un viaje que realizaron madre e hijo junto al ya marido de la periodista, el venezolano Ricardo Rodríguez Olivares. Todo ello con motivo del cumpleaños de la gallega.

Noticias relacionadas

Desde entonces, y dado su afán por ocultar su faceta más íntima, María ha intentado proteger al joven y a todo lo que rodea su vida. De hecho, pocos son los datos que se conocen de él, más allá del físico, y de que el vínculo que le une a su madre es mucho más fuerte desde que este se trasladó a vivir con ella a la capital. Además, ha cumplido recientemente 19 años, de ahí que el pasado año se mostrase su rostro por primera vez.

JALEOS ha podido hablar con algunas personas cercanas a la presentadora de Socialité, y pese a que existe cierto respeto frente a este tema, han aportado algunos datos sobre Julio, quien, después de que en 2018 fuese 'presentado' públicamente en la revista Semana, no ha vuelto a ser perseguido por la prensa.

Portada de la revista 'Semana' del 22 de agosto de 2018.

"Julio es el amor de la vida de María. Siente debilidad por él, y cuando él vivía en Sevilla con sus abuelos mientras María trabajaba en Madrid, cogía un ave todos los fines de semana que podía para ir a verle", cuentan a este medio. A raíz de la muerte de la madre y el padre de Patiño, que fallecieron en febrero 2014 y en enero de 2017 respectivamente, Julio se trasladó a Madrid para vivir con ella y con su actual marido, con el que mantiene una estrecha relación porque le ha tratado desde que era muy pequeño, tal y como reiteran fuentes de total solvencia.

Si bien es cierto que la presentadora tuvo que renunciar a vivir algunas de las etapas más importantes en la vida de su hijo, "ella se considera madre por encima de periodista", trabajo que, tal y como ha demostrado durante todos estos años, vive, ama y defiende con fuerza. Y es que a pesar de no haber hablado nunca de él, son numerosas las ocasiones en las que ha confesado sentirse "una madre orgullosa".

Periodista y personaje de la prensa del corazón

María Patiño sorprendió la pasada semana con la noticia de su boda, que tuvo lugar durante sus vacaciones en Sri Lanka. La periodista se dio el 'sí, quiero' con Roberto Rodríguez, su pareja desde hace casi 14 años. La propia presentadora fue la encargada de dar a conocer la feliz noticia a través de una publicación en sus redes sociales, y posteriormente ofreció las primeras declaraciones en su programa, Socialité: "Ha sido un sueño. Es verdad que siempre lo tuve en la cabeza desde que era una niña. Nunca me imaginé que sería así, porque prácticamente estaba como pintado. La escena que yo colgué en Instagram es algo que había soñado desde niña. Cuando lo estuve viviendo te entraba vértigo porque dije: 'Joe, qué afortunada soy'".

Además de esto, ha anunciado una futura ceremonia en España, cuyos planes prefiere guardarse para ella, al menos por el momento. María es perfectamente conocedora de que todo lo que tenga que ver con su vida personal genera un gran interés. De hecho, una de las cosas que más ha sorprendido dado que ella no quiere pronunciarse sobre su vida privada, ha sido la naturalidad con la que ha compartido esta noticia, que es, sin duda, la más comentada dentro de la prensa del corazón.

[Más información: Así es Julio, el hijo desconocido de María Patiño]