Luján Argüelles (43 años) ha hecho su primera aparición pública después de que se haya conocido su separación de Carlos Sánchez Arenas, tras siete años de relación y una hija de cinco años en común, Miranda. La vida sigue, y la presentadora no ha dudado en disfrutar de la potente voz de David Bisbal (41) en el Festival Starlite en Marbella, donde se encuentra pasando sus vacaciones de verano.

Noticias relacionadas

Luciendo un bronceado de lo más envidiable, la periodista no ha tenido problema en hablar de su ruptura con el empresario con el que formaba una estable pareja desde que se conocieron en el año 2013. Sin perder la sonrisa, Luján asegura que Carlos y ella son "amigos desde hace muchísimos años y eso siempre será así", pero que "la vida va marcando rumbos".

La pareja disfrutando de sus vacaciones en ibiza el pasado verano. Gtres

De lo más sincera, la rubia presentadora confiesa que lo más importante para su expareja y para ella es su hija Miranda, que ya tiene cinco años: "Siempre será así. Desde luego está la responsabilidad como padres hacia nuestra niña, esa está por encima de cualquier cosa. Siempre hemos sido amigos y siempre será así".

Sin embargo, y pese a su amabilidad y cercanía, Luján prefiere no hablar de lo dura que ha sido esta inesperada ruptura: "Eso es entrar en territorios muy personales. Te insisto, creo que el titular es que siempre hemos sido amigos y siempre será así".

Lo cierto es que no está siendo el mejor verano de Luján Argüelles, y es que a la preocupación por su reciente separación, se le suma la inestabilidad profesional en la que se encuentra. Hace escasas semanas, se daba a conocer que Telemadrid había decidido prescindir de ella en el programa La Bácula, el cual presentaba. En su lugar, Toñi Moreno (47) será la nueva sustituta. Hecho que, hasta lo que se conoce a día de hoy, deja a la asturiana sin proyectos profesionales en el horizonte. 

Un amor que no necesitó boda

Luján Argüelles y el empresario Carlos Sánchez Arenas se conocieron en el año 2013 y siempre aseguraron que su historia estuvo llena de compromiso desde el principio. Motivo por el que argumentaban que no tenía la necesidad de firmar ningún papel para apostar por su amor.

Cuando a noticia vio la luz, el pasado domingo, la pareja ya hacía meses que había decidió separarse y tomar caminos diferentes en la vida. No obstante, siempre habrá un vínculo muy especial e inquebrantable entre ellos pues son padres de la pequeña Miranda, una niña que nació hace cinco años y llenó de felicidad el hogar de la ya expareja.

Hasta el anuncio de la separación, ambos se habían mostrado siempre muy cómplices. Gtres

A pesar de que Luján nunca pensó de forma insistente en la maternidad, tal y como ella misma confesó tras dar a luz, la llegada de su hija fue un cambio a mejor en su vida: "Estoy superemocionada. Y eso que yo no era nada de... Pero de repente es como: '¡Dios!' Muy guay", afirmaba a las puertas del Hospital de La Moraleja, donde presentaron ante los medios a su recién nacida. Una de las pocas ocasiones en las que la ya fallida pareja compartió con los medios algún suceso importante de su vida privada.

[Más información: Luján Argüelles se separa de Carlos Sánchez Arenas, padre de su única hija]