Tras la última entrevista de Lely Céspedes en el programa Viva la vida, en la que la exmujer de Ernesto Neyra (58 años) relató el infierno que ha vivido durante los últimos años para poder sacar adelante a sus hijos, Ricardo Corzo, abogado de Neyra, ha salido del paso para explicar la versión de su cliente. Historia que dista mucho de la que Lely expuso públicamente durante el pasado fin de semana. 

Noticias relacionadas

Afirmando que emprenderán acciones legales contra ella por manifestar que Ernesto es un maltratador, Corzo explica que por el momento su cliente deberá permanecer en prisión debido al complicado momento que vive el país a consecuencia de la pandemia por Covid y por el mes en el que nos encontramos, agosto.

Ricardo, ¿puede decir cuál es la situación actual de su cliente?

La situación actual es que está en prisión, en cuarentena porque tiene diez días en el pabellón diez de la prisión de Huelva y posteriormente va a ir a un módulo de respeto, en el módulo doce en concreto, para que se le haga la clasificación penitenciaria. Y una vez que se le haga la clasificación se establecerá el grado que le corresponde. En este caso nosotros solicitaríamos el tercero para que fuera más leve y pudiera salir de prisión lo antes posible. Estamos también aclarando los importes de dinero que se deben, que en este caso nosotros defendemos que son 9000 en lugar de 14000 euros que defiende la parte contraria.

Entendemos que él ha terminado en prisión por unas circunstancias que no son habituales en este tipo de casos.

A cualquier persona le puede pasar. El artículo 53 del código penal es muy claro en ese aspecto. Él pagó, porque además tenemos el justificante, en concepto de multa, los 1800 euros, pero no se había pagado la indemnización. Él no tenía condena de prisión, el artículo 53 establece que sea una pena sustitutiva de prisión la que se tenga que aplicar en este caso.

La pareja puso fin a su matrimonio en el año 2006. Gtres

¿Él está en prisión básicamente porque no le ha pasado la pensión a su expareja?

Esto tiene dos formas de procedimiento. Una, en el juzgado de familia presentando una demanda ejecutiva que es lo que podría haber hecho esta señora para evitar tener el riesgo de ir a prisión o denunciar por el artículo 227 del código penal y establecer una denuncia por impago de pensiones. Esta señora reclamaba una cantidad, al final se condenó a 20.000 euros más 1.800 euros de multa y evidentemente esta señora podría haber evitado el procedimiento penal. No lo hizo, lo quiso hacer por este lado, no sabemos exactamente el motivo, me imagino que como este señor no era solvente es una medida para que pudiera pagar la integridad. Este señor ha pagado la gran mayoría de la deuda, es decir, le restan 9.000 euros por pagar. Por lo tanto la voluntad de pagar está ahí, consideramos que esto debería haberse tenido en cuenta por el magistrado o por el juzgado de lo penal número 3 de Málaga. No ha sido así, ni por el fiscal, ni por él, por lo tanto nos vemos en estas circunstancias.

¿El hecho de declararse insolvente no tendría que haber sido como un colchón ante el requerimiento penal?

El declararse insolvente no impide que vayas a prisión si no pagas la multa. El impago de la multa es lo que provoca la entrada en prisión. De hecho por cada dos días de impago de multa hay uno de prisión. Por eso son tres meses, son noventa días de prisión.

¿Ha podido hablar con su cliente? ¿Sabe cómo se encuentra?

Mi cliente se encuentra tranquilo, se encuentra bien, muy respaldado por la familia y por sus amigos que incluso van a ayudarle económicamente para afrontar todo esto. Por supuesto está deseando que esta situación se acabe, no quiere más problemas en su vida personal puesto que él estaba rehaciendo su vida de forma bastante positiva.

El bailarín también fue acusado de maltrato por su primera mujer, Carmina Ordóñez. Gtres

Entendemos que nada más que se haga el ingreso de esos 9.000 euros, ¿se iniciaría un proceso que podría desembocar en su puesta en libertad?

En cuanto que se paguen o en cuanto se clasifique a este señor, que me imagino que será en estos próximos quince días.

¿A lo mejor en quince días podría estar ya en la calle?

No, no puedo asegurar eso. Eso no se puede asegurar porque estamos en un mes de agosto, hay unas circunstancias un poco anormales y no se puede asegurar eso. Eso no lo he dicho yo nunca, ni lo pienso decir.

¿Hay más probabilidades de que tenga que cumplir esa condena de tres meses?

Hombre, teniendo en cuenta las circunstancias del mes de agosto, de la pandemia y como está funcionando todo, posiblemente tendría que cumplirla. Nos estamos esforzando lo máximo posible para que el tercer grado se lo den directamente.

Se ha comentado que su expareja ha hecho una serie de afirmaciones sobre procesos judiciales anteriores de su cliente. Se ha comentado que usted podría llevar a cabo alguna medida legal por este tipo de comentarios.

Para nosotros fue sorpresivo estas declaraciones puesto que considerábamos que eran innecesarias, esto ya era un tema pasado. Él fue absuelto por sentencia firme y consideramos que la acusación de que es un maltratador, con lo que conlleva esto en los tiempos que corren, es una cosa muy grave. Vamos a ejercitar las acciones penales correspondientes contra esta señora puesto que en una televisión no se pueden decir este tipo de cosas sabiendo que hay una sentencia absolutoria, porque por ahora, mientras que la Constitución esté vigente, en España hay una presunción de inocencia. Con mucho respeto a esta señora, teniendo en cuenta que hay unos niños que son los que están siendo afectados por todo esto, vamos a estudiar las posibilidades penales de ejercitar acciones contra ella.

Según el abogado de Neyra, la exmodelo será demandada por lo penal tras sus últimas declaraciones. Gtres

¿Se trataría de una denuncia por injurias?

Sería una querella por calumnias e injurias.

¿Ahora mismo usted cree que quizá este proceso no habría llegado a desembocar en prisión si ustedes hubieran llevado este proceso desde el principio?

Yo no quiero juzgar la labor profesional del anterior letrado, creo que lo ha hecho lo mejor que ha podido. Realmente mi cliente no iba buscando este tipo de publicidad. A nadie le es agradable. Quiero dejar constancia de una cosa, mi compañero de la parte contraria nunca se ha opuesto a los recursos que yo he interpuesto, pero tampoco se ha adherido, es decir, tampoco se ha mostrado conforme con lo que yo pedía. Quiere decir que cuando esta señora decía que no quería verlo en prisión, lo primero que tendría que haber hecho es uno haber pedido una ejecución de sentencia por lo civil, no haber denunciado y haber llegado a un acuerdo con este señor.

¿Al final la última palabra de que Ernesto Neyra acabara en la cárcel siempre ha estado en manos de su expareja?

Claro que sí, evidentemente. Aunque no se haya opuesto tampoco se ha adherido, se propusieron unos acuerdos previos para compensar ciertas deudas y no pudo ser, incluso el fraccionamiento de deuda. Comprendo que cada uno tiene derecho a hacer lo que crea conveniente pero para unos niños ver este espectáculo en el que se está convirtiendo la vida de su padre, para mí sería doloroso.

¿Qué circunstancias tendrían que darse para que su cliente no tuviera que seguir pasándole la pensión a su expareja?

Eso es otra cosa. Cuando hubo sentencia absolutoria de malos tratos, mi cliente quitó todas las denuncias contra su ex pareja porque quería paz, incluso él creía que podía tener capacidad económica para afrontar la pensión tal y como lo estaba diciendo la sentencia. Él podría haber modificado las medidas y haber reducido la pensión al mínimo vital que serían unos 150 euros pero no lo ha hecho porque siempre tuvo la intención de pagar lo que decía la sentencia. He escuchado nada más que buenas palabras de mi cliente hacia esa persona, por lo tanto nunca ha querido denuncias ni este tipo de movimiento, lo tengo muy claro.

[Más información: Carmina Ordóñez, la esposa "maltratada" por Ernesto Neyra a la que un juez no hizo caso]