Ha sido la noticia de la semana. Ernesto Neyra (58 años) era detenido y encarcelado en la prisión de Huelva el pasado lunes día 10 de agosto por el impago de la pensión de los tres hijos que tiene con su expareja, Lely Céspedes. El exmarido de Carmina Ordóñez ha sido condenado a 90 días de cárcel tras no hacer frente a la deuda ni cumplir la orden de ingreso voluntario en el centro penitenciario.

Noticias relacionadas

Tras la rotunda llamada de la hermana del bailaor a Viva la vida, este domingo ha sido su exmujer, Lely, la que ha acudido en persona al plató de Telecinco para aclarar la situación o, al menos, dar su versión de los hechos.

Evidentemente emocionada, Céspedes se sentaba ante Toñi Moreno (47). "Cómo te enteras del ingreso en prisión?", pregunta la presentadora: "Me entero como todo el mundo. A la vez que sale en prensa, me escribe mi abogado. No se lo dije a mis hijos por si Ernesto pagaba antes de que se enteraran todos y saliera de la cárcel sin tener que decir nada", ha explicado.

Al mismo tiempo ha contado cómo ha reaccionado sus hijos: "Ellos ya tienen agallas, tienen 14, 15, 17 años. Se lo fui insinuando poco a poco y no les ha pillado por sorpresa. Me abrazan. Yo les digo que va a salir ya, que no es culpa mía, que un juez lo ha dicho. Yo tengo la conciencia muy tranquila. Yo sigo poniendo denuncia tras denuncia".

Lely, emocionada en el programa.

Ha hablado del desinterés que muestra Neyra con sus hijos: "Me dice: 'Ah, como los fines de semana tienen partido, pues no voy a por ellos'. Y yo le digo: 'pues vete al partido'".

En cuanto a la cuestión económica, lo que ha supuesto el ingreso en prisión del bailaor, Lely Cespédes ha querido detallar el proceso: "En un principio puso el juez puso 2.000 euros de pensión. Acepté 1.200 euros, lo que es 400 por niño. Pero al final paga menos porque me dijo que él quería seguir pagando el seguro medico, pero nunca lo paga. Cuando dejó de pagar, y la cifra llegó a 53.000 euros, entró el juez en juego y la demanda de cárcel", apunta. Y es que Ernesto ya conocía esta petición de prisión desde 2018.

"Finalmente se llega a un acuerdo, de 1.200 euros pasamos a 500 euros. A 5 euros por día por niño. Y lo que paga en realidad es 30, 50, 200 euros... Y eso poniéndole mensajes cada dos por tres del emoticono de las manitas de por favor, que os niños tenían excursión y no tenía con qué pagarlo", explica.

"Yo no tengo la culpa. Si tienes problemas para venir en coche porque no tienes gasolina, díselo al juez... yo no tengo culpa. No es nada fácil con cuatro niños... sobrevivo como puedo... no sé cuántas veces he regalado un papel en el que pone 'vale por un regalo'", cuenta haciendo emocionarse incluso a la propia Toñi Moreno.

En ese mismo momento, una amiga de la presentadora, la escribe en directo y le asegura que ha visto a Lely Céspedes en mercadillos vendiendo sus cosas para dar de comer a sus hijos. "Sí, me levantaba a las 6 de la mañana, llenaba el coche con todo lo que podía, me iba una hora de camino, ponía una manta... y así lo hacía".

Las dura palabras de Mari Paz Neyra

La hermana del bailaor ha llamado este sábado en directo a Viva la vida para zanjar los rumores y explicar la situación de su hermano. Notablemente enfadada, ha querido desmentir que Ernesto haya desatendido a sus hijos: "Vamos a acabar ya con tanta especulación, mi hermano jamás ha dejado de ingresar dinero para sus hijos", ha aseverado.

Ernesto Neyra, en 'Viva la vida' hace dos años.

Mari Paz ha querido explicar qué ha pasado para que el juez decrete el ingreso en prisión de Neyra: "Al principio le impusieron una pensión que podía asumir, 1.200 euros, pero hay un momento en el que no puede asumir la totalidad", afirma, aunque resalta que en ningún momento su hermano ha dejado de ingresar dinero a sus tres hijos. "Si ganaba tres ingresaba tres al día siguiente", ha aclarado.

La excuñada de Carmina Ordóñez ha desvelado que su hermano "está tocado, porque está donde no debe estar, pero está fuerte". Además, ha desmentido que sobre él pesara una orden de busca y captura antes de su ingreso en prisión: "Vivimos a un kilómetro de la comandancia de la guardia civil, durante tres meses hemos estado metidos en casa, hubiese sido tan fácil como llamar a la puerta".

[Más información: Ernesto Neyra, exmarido de Carmina Ordóñez, detenido y encarcelado en la prisión de Huelva]