Las malas noticias vuelven a sobrevolar alrededor de Julián Contreras Junior (34 años). El hijo pequeño de Carmen Ordóñez ha sido condenado a pagar alrededor de 100.000 euros al que fue uno de sus mejores amigos, Raúl Herrero. Al parecer, Julián pidió en 2015 al que después fue su defensor en GH VIP una elevada cantidad de dinero que iba a dedicar al equipamiento de su restaurante, acción que volvió a repetir tiempo después con el fin de evitar el desahucio de su casa.

Noticias relacionadas

El empresario reclamó de manera amistosa la devolución de estos dos 'préstamos' tras la salida de Julián del reality, pero el dinero nunca le fue devuelto. Tras varios años de litigio un juez ha determinado, según dice el examigo de Julián, que el hermano de Fran Rivera (46) tiene que pagar con intereses la deuda que tiene contraída con él. Una situación de la que, según este testimonio, el pequeño de los Ordóñez aún no tiene conocimiento.

"Se ha declarado en rebeldía, en cuando un policía le pida la documentación está detenido", declaró Raúl Herreros el pasado jueves en el programa Sálvame. Una realidad que de ser así pondría en una situación muy delicada al pequeño de los Ordóñez. Motivo por el que JALEOS ha querido saber en voz del protagonista de esta historia cuál es su versión de los hechos. 

Julián Contreras en la pizzería por la que se endeudó. Gtres

"Están un poco equivocados. Esto es un asunto que está metido en un proceso concursal que va a hacer ahora cuatro o cinco años. Yo estoy en situación concursal, y este hecho es algo que está recogido dentro del concurso, del cual he salido favorable", alega Contreras, que niega categóricamente tener la posibilidad de ser detenido por este asunto. "El estar declarado en rebeldía judicial no significa que esté en busca y captura. Esto significa que no te has presentado y ya está, y que de cara un juicio no puedes alegar nada. Pero yo estoy en concurso previo a eso", dice el joven. El menor de los hermanos Ordóñez confiesa estar sorprendido ante la exposición mediática de este asunto, y alega que actualmente este hecho no tiene cabida. "Si yo estoy en un concurso y el concurso es previo, toda actuación posterior termina en el concurso, es como un círculo. Entonces el concurso no hubiera existido. Distinto es si la deuda fuera de ahora, pero siendo anterior no tiene sentido", recalca Julián.

Respecto a la supuesta decisión del judicial que expuso Raúl Herreros -en la que un juez había determinado el pago de la deuda que tiene Julián- el hijo de Carmina Ordóñez niega que lo contado por el que fue su 'prestamista' tenga validez alguna. "Un juez puede decir lo que quiera, pero si estás en un concurso y las deudas están ahí dentro...ahí no hay interpretación. Hay un proceso previo que hace de filtro, si no el banco Sabadell o la Caixa, que también eran acreedores, habían decidido también demandar", responde. Si bien es cierto que Contreras dice que este asunto no le está afectando en nada a su día a día, el joven reconoce que las noticias que salen a la palestra sobre sus deudas le están afectando a nivel profesional. Un hecho que llega a catalogar de "Canallada".

El joven confiesa que ha sido declarado 'en rebeldía' por no acudir a un juicio. Gtres

"La justicia está al servicio de todo el mundo, y el hecho de que una persona sea conocida no debería implicar que se pudieran hacer públicas estas cuestiones, además de que salgan personas a calumniarte y perjudicarte. Es bastante discriminatorio", añade el joven, que no descarta impartir acciones legales contra Herrero. "Hablare´con mi abogado, que es quien lleva el concurso, y si ha dicho algo indebido impartiré acciones legales", asiente. 

Si bien es cierto que Julián Contreras tiene por delante un arduo camino hasta conseguir resolver sus problemas económicos, el vástago de 'la divina' dice estar en un momento estable en lo que respecta a lo profesional. Una 'buena racha' que supuestamente atraviesa desde que en noviembre del 2018 comenzara a trabajar en una sala de bingo ubicada en la localidad madrileña de Móstoles. "Continúo en el bingo, pero estoy en ERTE como gran parte de España", concluye diciendo.

Julián Contreras trabaja en una sala de bingo ubicada en Móstoles desde el 2018. Gtres

[Más información: Julián Contreras y su padre, desahuciados por no pagar el alquiler de su casa]