Retomando poco a poco la normalidad, el verano se ha instalado en la capital madrileña y los conciertos al aire libre vuelven para hacer más llevadero el calor. En esta ocasión fue Andrea Guash (30 años), junto a su pareja Rubén Tajuelo, la que no quiso perderse un concierto de lo más especial de Los Secretos dentro del festival Abre Madrid.

Noticias relacionadas

La actriz ha reconocido que estos meses de confinamiento han sido muy raros para ella y la joven recordó el triste fallecimiento de Álex Lequio, con quien mantuvo una relación de pocos meses en el año 2011.

A disfrutar del concierto.

La verdad es que estoy muy emocionada, me da nervios estar sin mascarilla.

Precaución máxima.

Sí, la verdad es que sí.

Andrea Guasch, en el concierto de Los Secretos.

¿Cómo lleva todo este tema?

Ha sido raro, ha habido muchos altibajos, al principio estuve en shock, muy preocupada por mi entorno, por mi familia, mi abuela que estaba sola, lo pasé con mi chico y con mis padres así que muy tranquila pero ha sido raro.

Pero todo bien, ¿no?

Sí, todo bien, por suerte. Todos muy bien y hemos tenido sustos con familia alejada pero bien, todos bien ya.

Le queríamos preguntar por Álex Lequio.

La verdad es que fue un shock muy heavy, entre el coronavirus y eso ha sido un año bastante heavy, con mucha pena, no me lo esperaba.

¿Había hablado con él?

No, la verdad es que no y fue un shock.

Parecía que estaba muy bien, le vimos súper bien la última vez.

Estuve todo el día bastante rara, me llegaron muchos mensajes y muchas llamadas.

¿Ha llegado a hablar con la familia?

No, con Celia que me llevo muy bien y les mandé muchos ánimos y mucho amor y bueno, lo típico por desgracia en este tipo de situaciones.

¿Cómo se presenta el tema profesional?

Por suerte se presenta bastante bien, con mi chico tengo un grupo que se llama Hotel Flamingo e hicimos nuestro primer concierto, estamos grabando el disco y muy contentos.

Enhorabuena.

Dentro del año raro que hemos tenido es un año bonito porque se abren muchas cosas, volvemos con La Llamada, el disco y un par de cositas que hay por ahí en octubre si todo sale bien.

¿Alguna escapada de verano?

Sí, ahora necesito volver a casa, necesito ver a mi abuela, familia y ver el mar. Lo necesito mucho.

Álex Lequio y Andrea Guasch, en 2011.

Álex Lequio y la actriz Andrea Guasch comenzaron una preciosa historia de amor que tuvo como testigos las calles de Madrid y las calas de Ibiza. Un verano completo juntos, el del año 2011, y unos meses de alta intensidad romántica que regalaron las primeras fotos del único hijo de Ana Obregón junto a una novia. En aquel entonces, Lequio tenía 19 años y Andrea, 21. La bióloga nunca terminó de llamarla "nuera", siempre vio a Andrea como una "amiga" (así se refirió a ella) más que como la primera mujer -que no era ella- en condicionar los sentimientos de su único vástago.

La pasión entre ellos duró lo mismo que la temporada estival. En el mes de octubre de aquel año, Andrea decidía romper con Álex y éste se quedaba con el corazón destrozado en mil pedazos. Así lo dejaba escrito por su cuenta de Twitter: "He sido un verdadero cabrón toda mi vida y, justo cuando soy bueno, la vida es puta conmigo. Querido Sr. Karma: te van a dar por el culo. No es fácil comprender cuando te niegas a hacerlo. Es imposible vivir al margen cuando eres el protagonista".

[Más información: Álex Lequio, el hombre que amó: las tres novias que marcaron su vida]