Clemente Lequio (32 años) sigue sin levantar cabeza tras el prematuro fallecimiento de su hermano pequeño, Álex, que murió el pasado 13 de mayo tras dos años de lucha contra un cáncer. Justo en el día en el que su padre, Alessandro Lequio (60), y la madre de su hermano, Ana Obregón (65), habían preparado un gran funeral para despedir al joven como se merecía en la iglesia de Nuestra Señora de La Moraleja, Clemente ha publicado una desgarradora carta acompañada de una hermosa fotografía. 

Noticias relacionadas

La misiva comienza así: "Querido Aless. Me llena de tristeza no poder estar presente en este homenaje que todos tus seres queridos han querido organizar en tu honor. Te quería escribir algunas palabras, no solo para hacerte llegar mi amor, sino también para intentar dar un mensaje positivo hacia todos aquellos que como tu madre, nuestro padre, tus parientes, tu novia, tus amigos y todas las personas que están destrozadas por el hecho que ya no estas aquí físicamente con nosotros".

Y continúa: "Aless, dejaste esta vida terrena y material para ir a un mundo metafísico y espiritual que solo gente maravillosa como tú merece estar. Decir que eres nuestro ángel y que nos estás protegiendo es reductivo. Tú estás con nosotros, en nuestra mente y en nuestros corazones. Estás en este momento en Madrid y al mismo tiempo conmigo en Miami o en cualquier otro lugar del mundo para estar con quien quieras, para reírte con nosotros o para intentar animar a los que tanto te han llorado y que aún te están llorando. Sentimos tu presencia, Aless, y eres mucho más que un ángel porque sigues y seguirás siendo el hijo para tus padres, el amigo para tus amigos y, ahora más que nunca, mi hermano".

La parte más dolorosa llega al final, momento en el que Clemente pone en valor la figura de su hermano al afirmar que no hay nadie como él. "No dejaste este mundo de manera discreta sino dando un rugido como un autentico león para entregar tu gran mensaje de valentía, coraje, amor y esperanza y esto, querido Aless, vale más de cualquier hazaña que todos nosotros, comunes seres mortales en esta tierra, hayamos cumplido o intentemos cumplir. Ahora espero que todos podamos aprender de lo que nos has enseñado para amarnos y disfrutar de los pequeños, simples y irrepetibles instantes que nos da la vida. Al final, sea lo que sea, sé que estarás junto a todos nosotros. Como tú no hay nadie. Te quiero. Tu hermano, Clemente", concluye. 

La relación fraternal entre Clemente y Álex no siempre fue tan idílica. La tensión histórica entre sus madres, Antonia Dell'Atte (60) y Ana García Obregón, provocó que durante los primeros años de sus vidas, siendo niños, apenas tuvieran contacto. Sin embargo, la madurez y la devoción de ambos por su padre los llevó a unirse y a vivir momentos que en las últimas semanas el propio Clemente ha ido dando salida a través de su Instagram con foto inéditas con las que el mundo ha podido ver cómo era en realidad el estrecho vínculo con su hermano, la persona a la que ha dedicado esta dolorosa carta y a la que ya, tristemente, no podrá abrazar nunca más.

[Más información: Así es Clemente, el hermano mayor de Álex Lequio: ilustrador de moda y amante de su familia]