Si ya era un personaje famoso por su larga carrera artística, las cámaras están aún más pendientes de María Lucía Sánchez Benítez, más conocida como Malú (38 años), desde que se conociera su noviazgo con el entonces líder de Ciudadanos, Albert Rivera (40). Desde que este último decidiera dejar la formación naranja tras las recientes elecciones generales, prácticamente su aparición en los medios de comunicación se ha reducido a las ocasiones en las que la prensa rosa la ha 'cazado' junto a Malú.

Noticias relacionadas

Fruto de esa relación, nació hace escasos días Lucía, la primera hija en común de la pareja. El embarazo de la cantante fue una de las noticias más comentadas meses atrás, por lo que la expectación a las puertas del hospital donde Malú dio a luz fue enorme. Numerosos fotógrafos, cámaras de televisión y periodistas se agolpaban en los aledaños de un centro madrileño para captar los primeros momentos de la pareja junto a su hija.

El estrecho camino que marcaba la puerta del centro sanitario con el coche que les esperaba a la puerta fue el único espacio donde se les pudo ver, mascarillas mediante. Además, en el caso de Malú también lucía unas gafas de sol que, en otras circunstancias, la hubieran hecho pasar desapercibida. La pareja apenas se detuvo ante la nube de medios, amparándose en que hacía mucho sol.

Malú entró rápidamente al coche a su salida del hospital. Gtres

Lo que en principio podría considerarse una mera excusa para salir de ese trance cobra una nueva dimensión si se tiene en cuenta este particular detalle de Malú: sufre fotodermatosis. Se trata de una enfermedad que vulgarmente ha terminado definiéndose como alergia al sol, pero los especialistas inciden en que eso no es del todo cierto. Al parecer, este término engloba varias enfermedades, siendo la erupción polifórmica lumínica la más común de ellas, que se suele manifestar en brazos, escote o piernas en los meses propios de la primavera, coincidiendo con los primeros baños de sol.

Tipologías

La cantante confesó su problema en 'La Voz'. Gtres

Sea como fuere, el episodio vivido a las puertas del hospital no ha sido el momento en el que se ha hecho público este problema con el que convive Malú. La madrileña ya confesó años atrás esta enfermedad. Sucedió cuando ejercía de coach en el programa de Telecinco La Voz. Un día salió a saludar a varios seguidores que la esperaban en las puertas del plató, se hizo unas fotos con ellos rápidamente advirtiéndoles de que no podía estar demasiado tiempo expuesta al sol.

Aunque no se conocen más detalles, Malú podría sufrir alguno de los tipos de fotodermatosis que existen. Los médicos las clasifican entre idiopáticas, aquellas con un mecanismo no conocido del todo, y las exógenas, que vienen condicionadas por la actuación de determinados productos químicos sobre la piel, como los cosméticos, y que provocan una reacción epidérmica cuando reciben la radiación solar.

Malú no ha dado más detalles sobre su fotodermatosis. Gtres

Para evitar todos los efectos que las diferentes tipologías de fotodermatosis causan en aquellas personas que la padecen, se recomienda el uso de ropa adecuada, así como unas gafas de sol homologadas. Por otro lado, el paciente debe aplicarse los filtros solares una media hora antes de salir a la calle y no olvidarse de renovar su aplicación cada dos o tres horas.

A pesar de estas precauciones, como a cualquier persona, los médicos recuerdan lo dañino que puede llegar a ser para la salud el pasar demasiado tiempo expuesto a la luz solar, especialmente en la etapa veraniega, cuando los rayos ultravioleta alcanzan sus cotas más altas.

[Más información: La enfermedad de Kiko Rivera que ha limitado su vida profesional]