Begoña Villacís (42 años) y su marido, el abogado Antonio Suárez-Valdés (43), han decidido separarse tras quince años de matrimonio y tres hijas en común, según ha podido confirmar JALEOS. La vicealcaldesa de Madrid ha pasado estos casi tres meses de confinamiento en la casa familiar del barrio madrileño de Chamberí, únicamente junto a sus tres pequeñas: Paula (14), Jimena (13) e Inés, que el pasado 17 de mayo cumplió un año. 

Noticias relacionadas

Pese a la relevancia pública de su cargo, la política de Ciudadanos es una persona muy celosa de su vida privada. Su marido, abogado especializado en Derecho Militar, lo es aún más. De hecho, han sido contadas las ocasiones en las que se les ha podido ver juntos desde que Villacís milita en la primera línea política. 

Begoña Villacís y Antonio Suárez-Valdés con Inés entre sus brazos. Gtres

En mayo del año pasado, apenas días antes de que Begoña Villacís se postulase como alcaldesa de Madrid por Ciudadanos, dio a luz a su tercera y última hija en común con Antonio Suárez-Valdés: Inés. La pareja salía feliz del hospital con la pequeña entre sus brazos. Apenas posaron unos segundos y, a continuación, Suárez-Valdés daba un paso atrás para dejar a su esposa atendiendo a los medios de comunicación, interesados por su salud y la de su hija. 

La última vez que pudo verse en público al matrimonio fue precisamente el citado domingo 26 de mayo de 2019. En las pasadas elecciones municipales, en las que ella misma era candidata a la alcaldía de la capital, Begoña acudió a votar con su marido y con Inés, en el carrito despertando el cariño de sus convecinos y de algunos de sus acérrimos seguidores. Desde entonces, ninguna imagen ni tampoco ninguna información ha trascendido sobre ella y su familia hasta el momento en que se ha conocido la noticia de su separación, física, por el momento.

Begoña Villacís acude a votar junto a su marido. Gtres

Su renovado aspecto físico

Deportista, política, y madre de una familia numerosa, Begoña Villacís se encuentra en uno de sus momentos más gloriosos. No solo por su impecable labor como vicealcaldesa capitalina sino también por su renovada imagen: con nuevo corte de pelo, con una melena bastante más lisa de lo habitual y con una tonalidad más oscura de moreno. A principios de este mes de junio, Villacís asistía a la reapertura del Estadio de Vallehermoso de Atletismo, ubicado en el distrito madrileño de Chamberí, el que es su barrio desde siempre y donde todavía hoy reside.

Begoña Villacís impacta exhibiendo sus tonificados gemelos. Gtres

Allí, en un gesto de cercanía y buena sintonía con los presentes, se levantó el pantalón de su jumpsuit color mostaza hasta la altura de la rodilla y exhibió sus tonificados gemelos. Con este guiño con la Delegada de Deporte, Sofía Miranda (36), y con los responsables del estadio -que por fin tras meses de clausura abría sus puertas-, la política demostró algo que muchos ya sabían.

Y es que detrás de su esbelta figura no hay trucos de magia sino el esfuerzo, el sacrificio y la constancia de una mujer que ama el deporte: desde el jogging hasta el surf, pasando por el fútbol, donde en sus años como estudiante en su colegio ocupó el puesto de defensa.

[Más información: La alcaldable y madre Begoña Villacís acude a votar con Inés en el carrito]