Tania Llasera (40 años) nunca ha tenido reparos a la hora de abordar públicamente aspectos de su vida personal como su físico. De hecho, en más de una ocasión ha explicado con total naturalidad los cambios que experimentaba su cuerpo y se ha encarado con sus haters cuando ha considerado oportuno a golpe de reivindicación. Ahora, la popular presentadora, que triunfa con su programa infantil Real Mom en Boing, acaba de revelar que ha perdido 10 kilos durante este confinamiento y cómo lo ha logrado. 

Noticias relacionadas

Llasera ha conseguido desprenderse de varias tallas realizando ayuno intermitente.  Eso sí, sin perder la salud en el intento y con mucha paciencia, equilibrando cuerpo y mente y llevando una alimentación saludable. "Entré en la cuarentena que se convirtió en confinamiento con kilos de más", unos kilos que, como ella misma explica, venían del verano pasado. Después del verano, llegó un extra, el navideño.

A pesar de que no se siente segura y conforme con su cuerpo, tenía algo que le rondaba la mente durante bastante tiempo: "Siempre me veo bien, pero estaba algo incómoda ya y no me cabía casi nada de mi armario". Y añade: "Llevaba años informándome y coqueteando con el ayuno intermitente y con el encierro por el  Covid-19 la primera semana me agobió tanto que perdí un par de kilos que me sirvieron de rampa de salida para tomarme en serio el #ayunointermitente (informaros primero)". 

Vio en el confinamiento una buena oportunidad para controlar la comida que ella misma cocina: "Pensé que ya que me encierro en casa y cocino yo, controlo mejor lo que ingiero y cuándo lo ingiero. También ayudó que no hay cenas y fiestas, lo cual evita las tentaciones. Así que me puse a ello. Básicamente, en mi caso, no me suele gustar desayunar (al menos antes de dejar de fumar), así que aprovecho las horas de sueño y las sumo a mi no desayuno (solo un café o dos) y bebo mucha agua. Intento ayunar 16 horas cada día y me va genial".

Lo bueno para ella es el cómo se siente en la actualidad, más realizada: "Mi ventana de comidas es de 14-20 horas más o menos. Y almuerzo, meriendo y ceno pronto con los niños. Me sienta genial tener el cuerpo vacío. Entreno tres días a la semana en ayunas y estoy llena de energía. Muchas veces ya como casi sin hambre. Es impresionante cómo el cuerpo tira de las reservas disponibles". Además, apunta que el resto del día "se pueden tomar agua o infusiones".

"Ahora, después de 70 días de ayuno intermitente, puedo decir que me sienta bien: estoy llena de ideas, de energía, me siento ligera y estoy feliz de estar cómoda en mi piel. Yo he perdido 10 kilos. No me gusta medirme pero tenía curiosidad. Os recomiendo que os informéis, y si os va bien lo intentéis. No soy médico, ni especialista pero el #ayunointermitente, escuchar #mantras por la noche antes de dormir y hacer #ejercicio me han ayudado TANTO en este #confinamiento... que no tengo palabras".

Lo primero que recuerda y recalca es la seguridad en la salud: "Sed responsables de vuestra salud y tened cuidado, por favor. Me da cosa recomendar 'no comer'... Yo sí que como y mucho. Solo que ya no a todas horas. La salud debe ser siempre lo primero, mental y física; por ese orden. Os quiero, suerte y salud".

Su batalla contra los 'haters'

Llasera siempre ha reivindicado la curva y la ha lucido con orgullo siempre que ha tenido ocasión. De hecho, el pasado agosto de 2019 se originó cierto revuelo en las redes sociales tras colgar un vídeo en el que bailaba en bikini. En ese momento, quiso dejar claro su pensamiento en un texto que acompañó al vídeo: "Estoy potente y lo sé, estoy 'rellenita' y no llena de complejos y eso chicas... pues parece que choca. Sois miles ya l@s que me habéis escrito básicamente diciendo: 'Ole por tu ovarios, yo no podría, yo me escondo'. Mirad, yo no pretendo hacer apología de nada, ni dar vergüenza a nadie (mis hermanos sufren)". 

Y es que, según defendía Tania Llasera, se debe mostrar la realidad de la vida en las redes sociales: "Solamente pienso que lo más saludable del mundo de las redes sociales, es poder alcanzar a las personas. La idea detrás de estos vídeos y de los posados por sorpresa en bikini estos días, es la de normalizar la celulitis y las mujeres de todos los tamaños. Lo saludable para tu alma es estar cómoda en tu piel, en tu cuerpo y a veces eso cuesta verlo en este escaparate de posados y vacaciones ideales que es Instagram. Dejemos de escondernos porque sea como sea, milagrosamente, damos la talla cada día como personas. Normalicémoslo normal por favor. #NormalizarLoNormal #LaPerfectaImperfeccion de cada cual. Y sí, en el vídeo cierro la puerta con el pompis, eso es potencia", ha concluido.

[Más información: Tania Llasera publica su vídeo más reivindicativo tras las críticas a sus fotos en bikini]