Siempre que un concurso está a punto de terminar, digo lo mismo: me da pena, siento un vacío hondo. Yo, que trabajo con las personas como con las emociones de tú a tú, me afecta mucho. Supervivientes ha sido el acompañamiento de media España, ese reality que hacía las veces de asidero cuando el Covid-19 campaba a sus anchas, cuando las ilusiones ahí fuera flaqueaban y los ánimos navegaban bajos: ¡ese es el puro entretenimiento! Y Supervivientes, con permiso de otras cadenas, lo ha conseguido.

Noticias relacionadas

Es -aún no ha terminado, pese a mi discurso pesimista- ese lugar al que miles de personas acuden para cerciorarse de que la vida sigue, de que ahí fuera hay bulla y esperanzas, y proyectos, y gentes deseosas de cosas y de amor. Pero como ese gran amor que uno cree imperecedero, el reality acaba. La ilusión se termina: los finalistas están ya en España. Escucho de lejos ese tic toc que me mortifica. El nido vacío televisivo. Este martes Carlos Sobera (59 años) ha anunciado el final de Tierra de Nadie, el último programa. 

Carlos Sobera durante la presentación de su último 'Tierra de Nadie'. Mediaset

Y la nostalgia me ha golpeado. ¿Saben dónde viví este ecuador el año pasado? En Mojácar, en la playa. Y la gran final -que será la semana que viene-, con mi amiga Elena. Sí, la vida a veces es cabrona. Rebobino para no irme demasiado al sumidero del pesimismo: se han mantenido este martes los nominados Barranco y Jorge; su despido se dilucidará el próximo jueves. Inalterables, igual, los finalistas: Ana María Aldón (43),Rocío Flores (23)Hugo Sierra (45). 

Como decía antes, los concursantes están en un complejo hotelero de Madrid y ya han dejado atrás Honduras este martes. "Tendrán que pasar la cuarentena correspondiendo por el Covid, ellos y todo el equipo que ya está en casa", ha asegurado el presentador del espacio, Carlos Sobera. Tengo que decir, como punto de incisión, que la gala me ha parecido un tanto aburrida sin las míticas conexiones en directo con Honduras ni con la siempre simpática Lara Álvarez (33). Ya, ya, el síndrome, ¡quién se acostumbra a él! Y cuando creía que iba a tratarse de una noche de recuerdos algodonosa, Antonio David Flores (44) me salva del bostezo. 

Sí, él, con lo regulín que me cae. Estas cosas que solo tiene la tele. Después de ver que los concursantes este martes regresaban a Honduras, Tierra de Nadie emite las imágenes... ¡y de penurias nada! Los selváticos, quiero creer, pisan suelo español en un majestuoso avión privado! Que si máquina relax, que si opción reclinatoria del sofá... Llamadme iluso, pero debe tratarse de algo inusual por la pandemia. Todos han regresado, como había anunciado Jorge Javier Vázquez (49), en un avión 787 DreamLiner. Ni un dato más, hasta este martes: la compañía es de Air Europa y pertenece a una importante saga familiar en el mundo de las aerolíneas. 

La pista la daba Flores tras ver a los concursantes en Madrid: "Gracias a la familia Hidalgo, porque es una pasada de avión y han traído a mi hija sana y salva". Ahí me paro en seco, ¿Hidalgo? ¿De qué me suena ese apellido? ¡Javier Hidalgo! Córcholis, la familia Hidalgo, ¿debe ser?. Puede. "El nuevo Dreamliner, ligeramente superior al Boeing 787-8, con una longitud de 63 metros y una envergadura de 60 metros; presenta igualmente una mayor capacidad de carga y de pasajeros. El 787-9 dispone de un total de 333 plazas, de las que 30 integran la cabina Business", reza el anuncio de la página. 

Bicheo en internet para informarme y lo que leo es un barullo complicado: resulta que Javier Hidalgo libra una cruenta batalla con sus hermanas, todo según cuenta Informalia. Se dice que Air Europa ya es de Iberia, que la familia lo fusionó y vive un cisma familiar difícil de restaurar. Cosas de las que no entiendo, me pierdo y prefiero no dar cobertura injusta: me quedo con que ellos, en plena crisis del Covid-19, han querido ayudar. Un acto de generosidad en toda regla. 

Avilés durante su conexión con Ivana en 'Tierra de Nadie'. Mediaset

Que me emociona, incluso. Me ha recordado, aquí sí que lloro con lágrima corrida, a ese momento en que El Pocero le puso un avión privado a Rocío Jurado desde Hueston para que terminase sus últimos días en España. A mí la noticia de la generosidad de Hidalgo me ha cogido a buenas y no he querido conocer más detalles de este traslado, ni muchos menos pecuniarios. Dios me libre. ¡Más cosas del concurso!  

Se ha descubierto el motivo de las lágrimas de Ana María Aldón a su llegada a España con ese ataque de ansiedad que traía. Según Antonio David, a la señora le han informado en el aeropuerto de que su hija ha pisado Sábado Deluxe cuando, según esta versión, ella dejó dicho que nada de tele. Yo, si me permiten, apostillo: no me lo creo. Ana María dejó hablado con su hija todo. Qué hacía y qué no hacía, lo que convenía y lo que no. 

Ah, cierro con Avilés, que ha conectado en directo con el programa de Carlos Sobera. "Decían que hoy no iba a participar en la gala por motivos de salud, y aquí estoy, tranquilo y dispuesto a hablar. Viví un reencuentro normal, se me avisó de que cuando viese a mis familiares los saludase con el codo. Rendí explicaciones en casa, lo que pasa en la intimidad de mi casa se queda ahí", suelta. Por un segundo, me lo llego a creer tanto como a Alexia Rivas, esa doña discípula barata de Isabel Preysler (69) que anda por el papel couché como veterana cuando nació hoy y morirá mañana. Tristeza. DEP. No, ya no quedan famosos de antes, pero, leches, ¿ni famosillos siquiera? 

"Te has dedicado en la isla a intoxicar a los demás", le ha hecho ver Sobera cuando veía a José Antonio desbarrar en su mentira, una vez más. Este niño no está bien. No va a aprender, ni a cambiar. Creo, como se sostiene, que tiene un severo problema. Él sabrá cuál. Este martes ha intentando colgarse, cual koala, del nervio informativo... y se ha estrellado. E inmolado: ha defendido la historia de amor de Ivana con un trabajador del reality. Anónimo y perteneciente a 'detrás de las cámaras'. Ella, claro, lo ha desmentido. ¡Miente, vuelve a mentir! ¿Quién dijo autocrítica? 

[Más información: Expulsión para la estafadora Rocío Flores en la noche en que Yiya destapó la gran mentira de Supervivientes]