Este martes Samantha Vallejo-Nágera (50 años) y Pepe Rodríguez (52) se han sumado a una multitudinaria protesta a las puertas del Congreso de los Diputados. Junto al resto de profesionales de la gastronomía, el jurado de MasterChef ha querido participar en la lectura de un manifiesto para reivindicar mejoras en este sector tan azotado por la crisis del coronavirus.

Noticias relacionadas

Ataviados con su chaquetillas blancas y sus mascarillas, todos los chefs han unido fuerzas para luchar por su gremio. Quieren reabrir, pero "para seguir abriendo siempre" y las medidas adoptadas para la hostelería no lo permiten. Por eso, cocineros y propietarios de bares, tabernas, restaurantes y caterings han pedido que se les escuche. 

Convocados por la Federación de Cocineros y Reposteros de España (Facyre) en representación de todo el mundo de la gastronomía, su intención inicial era depositar las chaquetillas de cocineros en las escalinatas del Congreso, pero la Policía se lo ha impedido y han tenido que hacerlo enfrente, junto a la escultura de Cervantes.

Solo a una veintena se les ha autorizado a estar en la Plaza de las Cortes en la lectura del manifiesto reivindicativo, que ha comenzado con un minuto de silencio por los fallecidos por el Covid-19, de forma que los aproximadamente 200 asistentes se han distribuido por los aledaños.

En el escrito se reclama que se facilite la apertura de los locales, la ágil reincorporación de los equipos para volver a trabajar cuanto antes y que se tenga más en cuenta al sector a la hora de regular o tomar decisiones de gran calado para la marcha de sus negocios.

Samantha depositando su chaquetilla. Gtres

Un gremio poco dado a las reclamaciones y protestas, han reconocido que su protesta es un acto de "desesperación" por su momento de "extrema debilidad", pero también de "esperanza", y una declaración "de amor" por un trabajo que "forma parte del tejido empresarial y emocional de este país". "No se trata de abrir por abrir, sino de seguir abriendo siempre. El problema es mantenerse", ha asegurado Sacha Hormaechea, al frente de Sacha, lugar de culto para cocineros y gastrónomos. "Somos los primeros que tenemos que enseñar cómo está España, ante el viajero local o extranjero. Bares y restaurantes daremos la sensación de si merece la pena venir o no. Y queremos seguir transmitiendo felicidad, pero la situación es muy complicada".

Samantha Vallejo-Nágera, además de juez de MasterChef, lleva adelante un catering desde hace 25 años y califica la situación de "dramática" por las cancelaciones de eventos y celebraciones. "Ves como tu vida profesional desaparece, es un tsunami. Sé que este año tendré pérdidas, seguro", ha lamentado.

Pepe Rodríguez, con mascarilla, en la puerta del Congreso de los Diputados este martes. Gtres

Para terminar, la presidenta de Facyre, Pepa Muñoz ha subrayado que el sector ha sido "prudente" y ha esperado a que al menos toda España esté en fase 1 para plantear sus reivindicaciones: "Faltan medidas de apoyo y normativas claras en cuanto a seguridad higiénico-sanitaria, que también suponen una inversión. Por favor, que nos escuchen. Tenemos una de las mejores gastronomías del mundo, que no la dejen caer".

Samantha: "Lo que viene ahora es duro"

A finales de abril, JALEOS entrevistó a Vallejo-Nágera y ya entonces expresaba su pavor ante la situación económica que dejaría el coronavirus. Lo hacía desde su casa de Pedraza, donde se confinó con 23 familiares. 

¿Cómo valora la gestión del Gobierno con el Covid-19?

Estoy destrozada por las muertes, por lo que está pasando. Me solidarizo con toda la gente que ha muerto, que lo está pasando mal. Creo que se podría haber hecho mucho mejor. No es que lo diga yo, es que lo vemos todos. Podríamos haber sido muchísimo más precavidos, se podría haber hecho mejor y es una pena porque se ha cobrado en vidas. Y la gestión, pues, ¿qué te voy a contar? 

¿Tiene miedo por el futuro?

Lo que viene ahora es duro, porque hay que reactivar la economía, que eso va a ser dramático. No sabemos las ayudas que vendrán para que todos podamos sobrevivir. Si no nos dejan hacer eventos y no podemos hacer nada...

[Más información: Samantha Vallejo-Nágera: "Estoy confinada con 23 personas en mi casa del pueblo. Es una odisea"]