Hace tan solo unos meses el nombre de Alexia Rivas (27 años) continuaba siendo conocido tan solo para un reducido grupo de personas y su labor profesional se reducía a ejercer de reportera del programa Socialité. Pese a que había aparecido en prensa de forma puntual junto a rostros conocidos como Julián Contreras (34), ella siempre defendió que era periodista y que jamás cruzaría esa línea. Que era una profesional que sabía dónde estaba su destino. Lo que vino después, por todos es sabido: el escándalo Merlos Place, su salida por baja médica del programa, el burofax contra sus jefes y las fotos en las revistas paseando con Alfonso Merlos (41). 

Noticias relacionadas

Alexia se convertía en un personaje y su vida personal suscitaba gran interés. Había pasado de hablar de y con los famosos acerca de su vida personal a ser ella la protagonista de la noticia. Sin embargo, hasta ahora no se conocía una nueva 'profesión' o pasatiempo de Alexia más allá de su carrera de periodismo y su pasión por los medios de comunicación. Alexia probó suerte en el mundo del modelaje hace algunos meses. No en vano, su nombre aparece en el fichero de la agencia Model Management de Madrid, como ha podido conocer JALEOS

Dos pantallazos de su cuenta en 'Model Management'.

Todo hace indicar que la actual pareja sentimental de Alfonso Merlos se abrió una cuenta oficial en esta agencia a la luz de su operatividad actual de contratación. Quería probar suerte en el mundo de la fotografía y el modelaje, algo que le apasiona como se puede comprobar en su Instagram, donde cuelga imágenes de estudio y de corte profesional. Así se define ella misma para la agencia: "Soy periodista que actualmente trabaja de reportera en televisión. Con ganas de adoptar nuevos proyectos y retos y crecer profesional y personalmente. Muy ambiciosa y trabajadora". Un texto redactado, se entiende, de su puño y letra dado el empleo de la primera persona. 

Además, en el apartado de Información Alexia destaca varios atributos físicos suyos, como que mide 163 centímetros, sus ojos son de color avellana y su cintura mide 60 centímetros, entre otras cualidades. Hay que puntualizar que no se aprecia una gran actividad en la página así como tampoco una masiva aceptación, ya que tan solo registra un seguidor y dos favoritos. Eso sí, su perfil ha sido visto por más de 2.500 personas. Además, existen pocas imágenes de promoción, ningún vídeo -aunque hay un enlace a su Instagram- y el "último acceso" data de hace tres meses.

De lo cual se puede colegir que Rivas se animó a probar suerte en el mundo de la moda durante su trabajo en Telecinco y antes de que saltase el escándalo Merlos y todo lo que originó ese maremoto. De momento, se desconoce el éxito de esta reportera de televisión como modelo, si ha llegado a ejercer como tal de forma oficial u oficiosa y si, finalmente, se decantará por la moda en detrimento del periodismo. 

Alexia y las "vejaciones" 

La joven lleva dos semanas sin acudir a su puesto de trabajo, el programa Socialité de Telecinco, tras recibir una baja laboral psicológica por parte de su médico. El motivo que la llevó de urgencia hasta el Hospital Montepríncipe de Madrid fue un fuerte ataque de ansiedad que la joven periodista sufrió, según ella, tras verse expuesta durante más de una semana en un escándalo amoroso y mediático sin precedentes en la televisión

Alexia Rivas en la puerta de la casa de su pareja. Gtres

Para intentar que los programas producidos por su propia empresa frenasen todo el contenido relativo a su relación con el periodista político Alfonso Merlos (41), la reportera envió una carta dirigida a Óscar Cornejo (48), productor y responsable máximo de La Fábrica de la Tele, donde le acusa directamente de "vejaciones", "acoso laboral" y "violencia psicológica". En la misiva, también se pueden términos como "hostigamiento", "persecución", "fustigamiento" o "asedio". "Me dirijo a usted en relación con el contrato de trabajo por obra o servicio suscrito entre La Fábrica de la Tele S.L. y quien suscribe. El pasado 22 de abril, sin yo ser consciente y de forma por tanto absolutamente involuntaria, aparecí en imagen durante la emisión del programa Estado de Alarma, en concreto durante una entrevista realizada por don Javier Negre a don Alfonso Merlos", comienza diciendo Alexia Rivas.

Y continúa: "Tal incidente, hay que recordarlo pese a resultar obvio, pertenece al ámbito de mi vida privada y absolutamente nada tiene que ver con mi trabajo o actividad profesional. También es usted perfectamente conocedor de mi condición profesional de periodista, con una intachable trayectoria profesional, y de que jamás he aireado o compartido, ni desde luego, hecho pública mi vida privada, ni ningún aspecto o faceta relacionado con la misma".

Además, se apunta que "desde la emisión de las referidas imágenes, una serie de medios han iniciado una campaña de vejacionesdesprestigio y acoso reputacional de dimensiones e intensidad difícilmente superables, mediante una abrumadora cantidad de comunicaciones y/o publicaciones, que vienen efectuando con el único y perverso objetivo de desprestigiar mi reputación, tanto en el ámbito personal como profesional. Esta actuación, realizada por diferentes medios, sorprendentemente se ha producido principalmente en diversos programas producidos por La Fábrica de la Tele, entre ellos SálvameSocialitéDeluxe, que han dedicado a ello horas y horas de emisión".

La leonesa advirtió con algo que ha llevado a cabo: acciones judiciales. Tal y como adelantó JALEOS en exclusiva, fue este lunes 11 de mayo cuando Alexia Rivas presentó junto a sus abogados, diferentes demandas para resarcir los derechos que según ella se han visto vulnerados. La carta de Alexia a su jefe concluye con lo siguiente: "Tenga puntual conocimiento de que voy a iniciar también las acciones que procedan en el ámbito civil contra esa sociedad y sus representantes, exigiendo la reparación de mi derecho al honor, a mi integridad moral, y a mi imagen, exigiendo por demás la oportuna indemnización por daños y perjuicios".

[Más información: Alfonso Merlos y Alexia Rivas: el precio y la verdad de sus polémicas fotos]