Mar Torres (22 años), la nieta del fundador del grupo El Pozo, ha anunciado su ruptura con Froilán(21), el hijo de la infanta Elena(56). Una separación con la que los jóvenes dan por finalizada una relación que comenzó en 2017 y que ha estado repleta de altibajos. 

Noticias relacionadas

Según ha querido explicar la propia Mar, ha terminado en buenos términos con el sobrino de Felipe VI (52), que son amigos: "Yo tomé la iniciativa, pero fue algo de los dos", ha asegurado en una entrevista en ¡HOLA!. "Le sigo queriendo muchísimo. Si necesita algo de mí, yo voy a estar. Y si yo necesito algo de él, sé que él va a estar", ha añadido.

Mar Torres y Felipe Froilán de Marichalar durante uno de sus últimos viajes. Gtres.

Lo cierto es que hace tiempo que no se les veía juntos ni en sus redes sociales ni paseando por Madrid (como era habitual). Mar Torres, tras terminar unas prácticas en la universidad de Murcia, en el Área Científica y Técnica de Investigación, regresó a Madrid donde ha estado cumpliendo la cuarentena en su casa familiar. Froilán, por su parte, está pasando estas semanas de cuarentena en un lujoso hotel de Marbella (Málaga).

Con esta ruptura, la pareja da por terminado un intenso noviazgo que comenzó en el año 2017 bajo un exhaustivo escrutinio mediático y que ha estado repleta de multitud de rupturas y reconciliaciones. 

Froilán y Torres se conocieron en 2014 en el internado de Sigüenza donde ambos estudiaban. Al principio, lo suyo era una simple amistad, pero con el paso del tiempo en 2017 su relación dio un paso más y comenzaron a salir. Un amor joven que a final de año terminó rompiéndose, según ellos, por la "presión mediática" a la que se vieron sometidos durante este tiempo.

Mar Torres y Froilán, en una de sus primeras apariciones públicas. Gtres.

El sobrino de Felipe VI y la nieta del fundador del grupo El Pozo siguieron coincidiendo en distintos eventos sociales y, finalmente, terminaron estudiando en la misma universidad: The College for International Studes (CIS), un exclusivo centro de Madrid. 

La pareja seguía viéndose como amigos, hasta que a comienzos del verano de 2019 comenzaron a surgir rumores sobre una posible reconciliación. Una información que finalmente fue confirmada al desvelarse que la pareja había pasado las vacaciones juntos. Desde entonces no se escondieron, era habitual verles paseando por las calles de Madrid y Mar Torres compartía orgullosa algunas fotografías de sus románticos planes juntos...

Tanta era su exposición que la propia estudiante ofreció una entrevista en la que hablaba de cómo era su relación con Froilán y con su familia. "Él es mi bastón y yo el suyo. Nuestra relación no se va a acabar nunca. Siempre vamos a ser amigos", aseguró en diciembre de 2019 en la revista Vanity Fair. 

Su noviazgo estaba tan afianzado que la joven incluso conoció a la abuela de su novio, la reina Sofía, durante un evento: "Estaba nerviosa por saludarla. Tras el acto le pregunté a Felipe que qué le había parecido a su abuela. Me dijo que a la reina le había gustado para él. Le caí bien", confesó la estudiante. 

Múltiples retoques

El foco mediático estaba sobre Mar Torres cuando, con solo 21 años, la joven se sometió a varios retoques para conseguir un cambio de look completo: una bichectomia en el centro Ceme (con un precio rebajado de 999 euros para marcar pómulo y estilizar el rostro), una rinoplastia para modificar la forma de su nariz que está valorada en 4.500 euros, bótox para elevar las cejas con un precio de 290 euros, relleno de labios por 450 euros...

Multitud de retoques que han hecho que a su corta edad el rostro de la joven sea muy diferente al que lucía años atrás, con unas líneas mucho más marcadas y unas facciones más prominentes. 

[Más información: Así es Alcuzcuz, el hotel de lujo donde Froilán se refugia durante la cuarentena]