Resulta extraño no encontrar a un miembro díscolo dentro de las grandes sagas familiares del mundo de la interpretación, la música, la política o incluso la realeza en España. Hasta la fecha, los Duato siempre se han caracterizado por sus grandes papeles sobre las tablas. Tal es el caso de Nacho Duato (63 años), bailarín y quien fuera director artístico de la Compañía Nacional de Danza hasta 2010; su prima Ana Duato (51), célebre actriz de cine y series de televisión y en última instancia Miguel Bernardeau (23), hijo de Ana y protagonista de Élite, la serie española de Netflix.

Noticias relacionadas

Pero en estos días y de manera completamente inesperada, ha irrumpido en los medios de comunicación el azote de esta discreta familia de artistas. Ella es Sarah Duato, hija de uno de los dos hermanos varones que tiene Ana -la cuarta es Zulema Duato, con quien alguna vez ha acudido a alguna entrevista en televisión-. Hasta este pasado domingo, una persona completamente anónima y que desde su libertad ha decidido intervenir en un programa de televisión para dibujar un perfil completamente desconocido de la hermana de su padre. "Mi tía es muy falsa. Lo ha sido conmigo y con toda España. Tiene doble cara", espetaba en una conexión en directo con Socialité

Sarah Duato es una gran amante de la moda. Muy constante con sus publicaciones en su cuenta de Instagram, la joven lleva un plan establecido de posts que cumple a rajatabla, con una temática concreta -nunca se sale fashion world, lifestyle y belleza con ella como protagonista- Además mantiene un orden estético muy armónico. Este es uno de los grandes reclamos de las marcas en los últimos tiempos. No solo el número de  seguidores -Sarah ya cuenta con casi 14.000-, el engagement o los likes sino también su apariencia estética, su carta de presentación, algo fundamental.

Sarah Duato habla perfectamente inglés y desempeña funciones de influencer no solo a través de su red sociales de fotos instantáneas sino también en su blog personal. Es la responsable de El mundo de Sarah, un espacio donde ella misma ofrece "pequeños consejos y recomendaciones acercado del mundo de la moda, belleza, restauración y eventos vistos a través de mis ojos". Hasta el momento, el grueso de los comentarios en las fotos de sus redes sociales iban cargados de halagos y loas: bien por su look, bien por sus palabras o por lo ideal de la fotografía. 

Pero en las últimas horas todo ha cambiado. Tras su intervención televisiva, Sarah Duato ha publicado una primera foto donde ha empezado a recibir las críticas de sus followers e incluso graves insultos que ella, por el momento, ha preferido no contestar. "Que el aislamiento te sirva, entre otras cosas, para acostumbrarte a la ausencia de quien ya no debe estar en tu vida". Esta es la frase en alusión directa a su familia con la que Sarah Duato ha acompañado a su imagen más polémica. 

La relación de Sarah y su tía Ana

Sarah Duato era una persona completamente desconocida hasta hace apenas unas horas pero en poco tiempo ha dado un giro de 180 gratos. El entorno de la joven aún no entiende qué sentido pueden tener sus declaraciones en el programa de María Patiño (48) cuando en la mañana de este domingo su tía Ana le había escrito un mensaje de WhatsApp preguntándole por su salud tras presentar síntomas de coronavirus. "Ahora mismo la relación que tengo con mi tía se ha ido distanciando, lo que sí sé es que ha estado con bastante angustia desde el tema de Hacienda", comenzaba relatando Sarah.

Ana y Sarah Duato.

Con algo de dificultad a la hora de expresarse, la joven decía sentirse decepcionada e impotente por la actitud de tu tía respecto a ella en algunos momentos de su vida: "En la familia Duato, si no eres alguien, no te consideran Duato. Yo me siento excluida. Mi tía me ha decepcionado por muchos temas de interés, de falsedad, decepción por temas personales míos. No es la persona que dice ser". 

Pero el golpe definitivo de Sarah Duato a su tía Ana ha llegado con las duras declaraciones en las que la sobrina afirma que la actriz era conocedora de todos los movimientos irregulares que hoy la tienen en la disparadero de la justicia. La Fiscalía Anticorrupción solicitó a principios del pasado mes de marzo 32 años de cárcel para Ana Duato por siete delitos fiscales. 

"Mi tía Ana está al tanto de todo y ha hecho cosas benéficas para ocultar esa falsa cara...", apuntaba la influencer respecto a la petición de prisión, difícil de eludir para Duato por la cantidad de presuntos delitos que se le atribuyen. "Toda mi familia sabe que llevo tiempo cortar lazos con ellos. Mi tía no reaccionará bien a esto, ella huye de estos temas...". La decepción de Sarah se extrapola también a su primo Miguel Bernardeau, sobre quien dice que que se llevaba bien pero que no comprende cómo en pleno confinamiento se ha escapado a Valencia a ver a sus abuelos, personas de alto riesgo de contraer coronavirus. Pero, ¿qué querrá conseguir Sarah Duato con esta intervención puntual en televisión? ¿Se trata de un futuro personaje de realities de Mediaset? 

[Más información: Aitana y Miguel Bernardeau, Nochevieja de lujo en el casoplón de Jon Kortajarena en Lanzarote]