Carmen Borrego (53 años) se ha proclamado ganadora de la última edición de Ven a cenar conmigo: Gourmet edition. Ha vencido así al resto de concursante y comensales vip, Bibiana Fernández (66), Víctor Sandoval (53) y Dioni (70). Estos tres se rindieron ante los manjares de la hija de María Teresa Campos (78) y ante la buena presencia de su hogar.

Noticias relacionadas

La colaboradora de Viva la vida estuvo muy atenta a sus invitados y los recibió con todos los honores. Quiso presumir de casa, ya que de las cuatro que se han visto en el programa es la más lujosa y grande. Gracias a la emisión de Telecinco se han podido conocer de primera mano todos los rincones del casoplón de Carmen Borrego.

Nada más entrar, la hermana de Terelu (54) deleitó a sus comensales a un fino cóctel rosado en su salón. Esta estancia se rige por los colores neutro. Reina el tono beige y el marrón y los toques de blanco en cojines y macetas. El lugar recuerda a los salones más clásicos, con estanterías en madera oscura, mesa de cristal y un sillón acolchado.

Salón lujoso y recargado.

La zona de la sala de estar dispone de dos partes; una más recogida e íntima y otra, al lado, más amplia para reuniones de amigos como la que celebraron en el programa. Carmen llamó a una amiga cantante de flamenco para amenizar la noche y pudieron hacerlo con comodidad gracias al espacio que ofrece su casa.

De nuevo esta estancia respira clasicismo y tradición en sus muebles y en la composición del lugar. Esto hace que sea un sitio muy hogareños en el que pasar ratos de charla y buenos momentos en familia.

Estancia amplia para reuniones de amigos.

Tras unos minutos de presentación, los cuatro se acercaron al comedor. Se presentaba exquisitamente preparado por su anfitriona. La zona es la más 'moderna' de la casa, con paredes de ladrillo al aire pero teñido de blanco impoluto. Este detalle ofrece luz y contrasta con el resto de elementos; como el gran cuadro de violonchelistas, y las sillas y mesas de toque rústico.

Comedor preparado al detalle.

A lo largo y ancho de la casa de Carmen se puede conocer más la personalidad de la colaboradora debido a los motivos decorativos del lugar. En uno de los rincones más especiales para Borrego se pueden ver decenas de fotografías, cada una con su marco clásico en madera, brillo o calado. Se aprecian instantáneas muy antiguas en blanco y negro o sepia, y otras más actuales. Todas ellas son de miembros de la familia Borrego Campos. Destacan las imágenes de sus hijos, de su sobrina y su marido.

Rincones inundados de recuerdos y fotografías familiares.

Entrando aún más en su intimidad, la anfitriona dejó ver su baño. Es lo más curioso y llamativo de la casa. Ningún detalle tiene desperdicio. Se aprecia sus baldosas multicolor en la pared, la cristalera que da a la ducha y la cortina de la misma, con flores en diferentes tonalidades de morado.

Pero hay más. Lejos de ocultar sus productos de belleza, Carmen ha puesto en primer plano sus botes de cosméticos e higiene sin complejos. Se puede ver que la mayoría de marcas que utiliza son muy asequibles, de supermercados a los que todos los españoles acuden en masa.

Un baño multicolor y repleto de productos de belleza.

Sin embargo, antes de asearse y maquillarse para la cita, la televisiva dejó todo listo en la cocina, uno de sus lugares favoritos de la casa. Todos aquellos que la conocen aseguran que es la "mejor cocinera de las Campos", y que es muy meticulosa con sus platos. Por eso, para ella este programa ha sido muy fácil y agradable, porque ha podido llevar a cabo una de sus tareas preferidas y deleitar a tres personajes con sus artes culinarias.

La cocina, la reina de la casa para Carmen.

[Más información: Carmen Borrego gana Ven a cenar conmigo contratando a un chef y se reconcilia con Payasín por dinero]