Toñi Moreno (46 años) ha desvelado en el primer capítulo de su reality de Mtmad de Mediaset cómo está viviendo el confinamiento siendo madre primeriza. La presentadora asegura que no está siendo nada fácil y que lo más complicado es ver cómo las horas y horas que dedica al ejercicio físico no se están reflejando en la báscula.

Noticias relacionadas

La andaluza no ha tenido complejos en pesarse ante la cámara y el número que aparecía en la pantalla era 70,7 kilos. Toñi mostró su impotencia por no haber adelgazado "ni un gramo" y quiso explicar su situación a la audiencia: "Llevo tres semanas de reto y lejos de adelgazar he engordado 500 gramos. Pues no tengo una explicación científica para eso porque yo he hecho todo lo que me han mandado. Pero os voy a contar, estoy sola en la cuarentena con una niña y no paro de comer y comer...".

Toñi Moreno muestra su sesión de ejercicio.

Moreno se ha mostrado al natural en su espacio audiovisual y en su rostro se podía percibir el cansando propio de la maternidad, de las cuidadosa atenciones a su pequeña Lola en estos tiempos del Covid-19 y también debido a los duros entrenamientos que lleva a cabo cada día.

"Yo empecé con muchas ganas el reto después de parir", ha contado abiertamente. Y prueba de ello es que no solo fichó a un entrenador sino que dispone de dos para controlar diversos aspectos y áreas diferentes de su cuerpo.

"Por una parte tengo a Álex, que es mi entrenador... hemos podido entrenar solo un día en la calle y el resto yo en el salón de mi casa y él en su casa. Y estoy cumpliendo. Y estoy haciendo con Mamifit los hipopresivos, y lo estoy cumpliendo perfecto", ha desvelado en Mtmad.

Ya en sus redes sociales ha ido dado muestra de su actividad física. Álex Guita es un joven de 27 años que fue pretendiente de Mujeres y Hombres y Viceversa, programa en el que ella trabaja, y se ha convertido en el último año en el personal trainer de cabecera de decenas de influencers y famosos. Por eso, por 60 euros la sesión la presentadora recibe las clases de cardio y fitness vía Skype.

Toñi Moreno conecta con su entrenador, Álex Guita.

Pero Toñi Moreno ha querido buscar otro método más específico que le ayude a recuperar la figura que tenía antes del embarazo o incluso mejorarla. Para ello ha recurrido al truco estético y deportivo de algunas de sus compañeras de profesión como Cristina Pedroche (31) o Pilar Rubio (42), quien ya ha vivido tres embarazos -y va por el cuarto-. Se trata de Mamifit, una base de entrenamiento que pusieron de moda sus fundadoras Elena y Raquel López hace un par de años y que hicieron famoso el término "hipopresivos" que revolucionó el posparto.

La primera vez que se escuchó en televisión esa 'extraña' palabra fue en boca de Pilar Rubio, precisamente cuando volvió a su puesto en El Hormiguero tras dar a luz por segunda vez. La colaboradora explicó y realizó en directo la técnica y desde entonces la demanda de este tipo de ejercicios se ha disparado, algo que conocen muy bien desde MAMIfit.

Cristina Pedroche realizando los hipopresivos bajo las instrucciones de MAMIfit.

A un precio de 40 euros por clase, Toñi recibe asistencia online de Elena López, la entrenadora. Para llevar a cabo el ejercicio tiene que usar poco más que una esterilla y una pelota de yoga para las diferentes posturas de respiración profunda. Los hipopresivos son una técnica complicada y requiere de vigilancia profesional que trabaja la zona del abdomen y el suelo pélvico, las partes anatómicas que más atención necesitan tras dar a luz.

JALEOS pudo hablar con la directora de MAMIfit en su momento de auge mediático y explicó en qué se basa este revolucionario método: "Los hipopresivos se presentan como una técnica respiratoria y postural, lo que se traduce en 45 minutos intensos y continuos de ejercicio". Del mismo modo, desveló el porqué de la alta demanda de famosas sobre esta actividad: "Disminuye la cintura, trabaja la postura, previene lesiones... son demasiados los beneficios que tiene".

Tanto Álex Guita, su entrenador de vida sana, y su instructora de MAMIfit recomiendan sus ejercicios al menos dos veces por semana, por lo que Toñi estaría desembolsando un mínimo de 200 euros semanales para renovar su imagen y vivir de forma saludable. La presentadora ya desveló la razón principal por la que ha cambiado sus rutinas: para que Lola tenga una madre sana y pueda atenderla en todo.

[Más información: Toñi Moreno ficha al entrenador personal de los 'influencers' y famosos: sabemos cuánto le paga]