Corría el año 2006 y la recién estrenada Cuatro, filial de Mediaset España, ponía en marcha un concurso tan novedoso como arriesgado para una cadena que acababa de arrancar. El programa, que finalmente resultó ser un éxito y tuvo hasta tres ediciones, se llamó Supermodelo 2006 y con el prisma de un reality show en toda regla, un grupo de jóvenes aceptaban ingresar en una escuela de formación de modelos.

Noticias relacionadas

El único propósito era conseguir a la representante de España en el prestigioso certamen internacional Elite Model Look. Para ello, un nutrido equipo de profesionales se encargaba del aprendizaje y la superación de las chicas, que a su vez, vivían tramas personales, inseguridades profesionales sobre sus vertiginosos tacones y discusiones entre ellas. Entre los profesores se encontraban la estilista y figurinista Cristina Rodríguez (50 años), el fotógrafo Emmanuel Rouzic y el profesor de pasarela Valerio Pino (38). La presentadora fue Judit Mascó (50).

Valerio Pino y la presentadora Judit Mascó.

Pino, de nacionalidad italiana, era experto en pasarela. En su vida personal cantaba, bailaba ballet clásico, modelaba, pero su labor era enseñar a las jóvenes a caminar mirándose en el espejo, por ejemplo, de la mismísima Naomi Campbell (49) mientras descendía por las escaleras de la Piazza di Spagna de Roma luciendo vestidos de haute couture de Gianni Versace. Valerio tenía justo lo que el programa necesitaba: un fuerte atractivo físico -él era y es modelo- y un gran temperamento con las aspirantes a modelo, que no siempre daban los pasos tan firmes como él los marcaba.

De aquella hornada de maniquíes salió, por ejemplo, Malena Costa (30). Un año más tarde, Valerio Pino pulió los andares de modelos como Alba Carrillo (33) o Noelia López (33), quien resultó ganadora de la segunda edición del programa. Pero, ¿qué fue de Valerio Pino, el polémico profesor de Supermodelo que finalmente terminó denunciando abusos sexuales en televisión? 

Tras clausurar su etapa como profesor de Supermodelo -Valerio no llegó a la tercera edición, grabada en el Costa Concordia, el barco de Costa Cruceros que se hundió en la isla de Giglio-, Pino aceptaba concursar en Supervivientes 2007. En aquella edición compartió isla con Raquel Bollo (44), Sofía Cristo (36), o el exmarido de Isabel Gemio (59), Nilo Manrique.

Tras su paso por Honduras, se hizo un hueco en los platós de Telecinco colaborando en programas como Mujeres, Hombres y Viceversa y a veces también en Sálvame. Fue en uno de estos programas donde Valerio Pino tuvo que con la incómoda pregunta de si había mantenido una relación con el cantante Ricky Martin (48). Según algunos colaboradores, el italiano lo dejó todo por irse a vivir casi un año con el puertorriqueño a Miami. 

En el año 2017, en plena ebullición por el movimiento #MeToo, Pino aceptó la invitación del programa Sábado Deluxe para desvelar el infierno por el que atravesó tras haber sufrido, presuntamente, un intento de abusos sexuales por parte un periodista muy conocido de este país. Según declaró él mismo: "Tuve este encuentro con un periodista hace un par de años, a lo mejor un año. Me acosó pero realmente abusó, llegó a tocarme y no solamente con las manos. Con su boca se acercó mucho a mis orejas. Fue bastante fuerte".

Y continuaba: "No salgo de fiesta porque es un poco complicado aguantarlas al no fumar, no beber alcohol y no drogarme. Contar todo esto en televisión me resulta complicado, pero el caso es que ocurrió en una fiesta, con un periodista que conocía, al que consideraba 'compañero de profesión'. Esa noche tomé un par de copas y no era muy consciente de lo que estaba pasando". "Por suerte, en el último local al que me llevó, estaba mi exnovio y me llevó a casa. Pero abusó porque me tocaba con las manos, se bajaba los pantalones, me llevó a un cuarto oscuro... Hay cosas que no recuerdo muy bien", concluyó.

Valerio Pino en 'Sábado Deluxe'.

Además, Valerio también relató que a lo largo de sus años de carrera profesional, un famoso representante de cine, un productor y una pareja de estilistas italianos también quisieron mantener relaciones sexuales con él a cambio de favores. Algo a lo que nunca accedió. 

Tras aquella vorágine informativa, Valerio Pino puso rumbo a Italia. En concreto en la actualidad vive en la capital, en Roma, donde continúa colaborando en diferentes programas de televisión, diversas publicaciones especializadas y acude a infinidad de eventos. Nunca llegó a desvincularse del mundo de la moda, el origen de todo, donde ejerció durante años y sigue ejerciendo como modelo de fotografía y de pasarela.

Y aunque Roma es su sede principal, viaja constantemente de norte a sur de Italia en cuanto el trabajo así lo requiere. En los últimos meses se le ha podido ver asistiendo también a festivales internacionales de cine, sector donde también ha dado sus pasos, como la 76 Mostra del cinema di Venezia.

[Más información: Qué fue de Ángela Portero, la periodista que demandó a Belén Esteban por intromisión al honor]