Jesús Vázquez (54 años) ha mostrado esta semana hasta qué punto está comprometido con ayudar a los niños más desfavorecidos al anunciar que pretende dejar toda su herencia a los pequeños para que puedan tener "un cole o un hospital" cuando él no esté. Un bonito gesto alabado por gran parte de sus seguidores y compañeros que, de cumplirse, aportará una gran cantidad de dinero a las distintas ONG's, según los datos a los que ha podido tener acceso JALEOS y en vista a su exitosa carrera profesional. 

Noticias relacionadas

A medida que pasaban los años e iba ganando más y más fama, Jesús Vázquez fue reinvirtiendo los suculentos ingresos que generaba su trabajo en la televisión para crear un entramado empresarial. 

La primera vez que se aventuró a fundar su propia compañía fue en el año 2.000, cuando estaba al frente del exitoso concurso Gente con chispa de Canal Sur. Se llamaba Sunset Madrid y tenía como objetivo la promoción y representación de su imagen, marketing y publicidad en los medios de comunicación. Algo habitual en esa época, en la que muchos asesores aconsejaban a los famosos crear este tipo de sociedades para poder gestionar su imagen. 

Jesús Vázquez fundó su primera compañía, Sunset Madrid, en el año 2.000.

En la actualidad, lo más reseñable de esta compañía es que, a pesar de que hace años que no ingresa ni un euro, este 2018 registró un beneficio de casi 40.000 euros. Un dato positivo con el que demuestra, además, que ha conseguido superar las pérdidas en las que incurrió el ejercicio anterior. 

En las mismas cuentas presentadas en el Registro Mercantil se observa también que esta compañía posee un patrimonio (lo que tiene la sociedad una vez se le han quitado las deudas) de más de medio millón de euros. Una gran cantidad que se debe principalmente al activo asociado a la empresa, donde la partida más grande corresponde a más de 220.000 euros en inversiones financieras a corto plazo, que suele reflejar el dinero que posee en una cuenta bancaria y de la que puede disponer con cierta rapidez.

Además de esta compañía, Jesús Vázquez ha fundado otras dos empresas: Bretufas S.L. y Bopreci S.L., ambas creadas en el año 2005. La primera de ellas la constituyó para realizar actividades de compraventa de bienes inmobiliarios por cuenta propia y en ella ya figura su marido, Roberto Cortés, como administrador. 

Jesús Vázquez y Roberto Cortés posando para los medios de comunicación.

Esta empresa también lleva años sin ingresar ni un solo euro y registrando pérdidas. Sin embargo, es una situación a la que puede hacer frente financieramente ya que Bretufas poseía en 2018 un patrimonio de 3,58 millones de euros, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico. 

La tercera y última de las empresas, Bopreci S.L., la creó junto a su marido para la gestión de sus "derechos de imagen, marketing y publicitarios" que están "canalizados o derivados de cualquier medio de comunicación".

En vista de las cuentas de 2018 que ha presentado en el Registro Mercantil esta es la única sociedad del matrimonio Vázquez Cortés que de momento percibe ingresos. Ese ejercicio facturó más 2,6 millones de euros que no evitaron, sin embargo, que también tuviera unas pérdidas de más de 120.000 euros. ¿La razón? Este resultado negativo se debió principalmente a que en ese mismo ejercicio tuvo grandes costes tanto de explotación como de personal (a pesar de que aparece que en la empresa solo hay un empleado). 

De nuevo, todas estas cifras quedan ensombrecidas por el ingente patrimonio que la pareja ha acumulado a lo largo de estos años, y que en el caso de Beproci asciende a más de cuatro millones de euros. 

Centrado en la televisión

A pesar de que en su adolescencia quería ser veterinario, al tercer año de carrera dio un giro de 180 grados a su vida y se dio cuenta de que su gran pasión era el Arte Dramático. Este joven de amplia sonrisa y mirada penetrante tenía un don para conquistar a la cámara, y con solo 25 años comenzó a destacar en la televisión con programa como La quinta marcha Hablando se entiende la basca, emitidos en Telecinco. 

Jesús Vázquez cosechó un gran éxito en la televisión con tan solo 25 años.

Eran espacios entretenidos, con un tono desenfadado y rebelde en los que quedó patente la soltura de Jesús Vázquez. Fue en estos espacios en los que vivió momentos memorables, como el supuesto tonteo con una jovencísima Ana Obregón (65) o la entrevista a un todavía niño Roberto Leal (40). 

En los años siguiente su fama se terminó consolidando, siendo uno de los rostros habituales de la televisión española y uno de los presentadores que se rifaban las cadenas: pasó a Canal Sur, tuvo un breve interludio en Antena 3, probó suerte en Telemadrid y finalmente regresó a su alma máter, Telecinco,y en la que se ha convertido en uno de los pesos fuertes de Paolo Vasile (67). 

Tal es la importancia de Jesús Vázquez para el grupo italiano que desde hace años tiene firmado con ellos un contrato de cadena, una herramienta con la que Mediaset se asegura de que el presentador solo trabajará para ellos y con la que él cobra mensualmente una gran cantidad de dinero, independientemente de que trabaje. 

Un acuerdo con la cadena que el gallego ha renovado este mes, y con el que se asegura estar durante tres años más en Mediaset, tal y como desveló él mismo durante una visita a Sálvame.

El sueldo que percibe por su trabajo en la televisión es su principal fuente de ingresos, más allá de lo que pueda percibir a través de las empresas que ha fundado, ya que ronda los tres millones de euros al año. Una suculenta cifra que lo sitúa entre los diez presentadores españoles que más cobran. 

Una mansión de lujo

El patrimonio de Jesús Vázquez se completa con una impresionante mansión que posee en la zona norte de Madrid, y que es el domicilio social de las compañías del matrimonio. Se trata de una gran vivienda de dos plantas, con un arquitectura clásica, rodeada de un amplio jardín y con una piscina de gran tamaño. 

La casa que poseen Jesús Vázquez y Roberto Cortés al norte de Madrid.

La casa está situada en una urbanización de lujo con acceso restringido, que permite a la pareja poder disfrutar de todas las comodidades de la zona alejados de miradas indiscreta. Una forma perfecta para poder preservar la privacidad que tanto valora el presentador. 

A esta hay que sumar un apartamento que posee en la calle Arturo Soria de 82 metros cuadrados; una plaza de garaje de 12 metros cuadrados que se ubica en el mismo edificio y más de 20 propiedades distribuidas a lo largo de España que están asociadas a sus empresas, según ha publicado Vanitatis. 

Donará su herencia

Jesús Vázquez ha anunciado esta semana que desea dejar su herencia a los más desfavorecidos. "Acnur y los refugiados le han dado sentido a todo y por ello es justo que, cuando yo ya no esté, ese dinero llegue a niños que tendrán un cole o un hospital porque yo se lo habré dado", explicó en una entrevista en Pronto, al poco de regresar de Ruanda, donde ha visitado dos campos de refugiados. 

El gallego ha justificado su decisión ya que no tiene hijos con Roberto Cortés. "Mi marido y yo llevamos 18 años juntos y decíamos: '¿Qué vamos a hacer cuando faltemos?'", aseguró.

Lo cierto es que el presentador de Mediaset lleva años concienciado con el drama que sufren los desplazados de su país de origen, especialmente con los niños, gracias a la labor que desempeña desde 2008 como embajador de buena voluntad de Acnur, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados. 

[Más información: Jesús Vázquez se confiesa: "He dejado de salir mucho porque he sido muy golfo"]