Tamara Gorro (33 años) y Ezeguiel Garay (33) están afrontando un difícil momento, después de que el argentino se haya convertido en el primer infectado por coronavirus en el fútbol español. Un duro episodio en el que, de nuevo, la pareja ha demostrado ser un equipo bien unido capaz de afrontar todo tipo de adversidades. El matrimonio ha demostrado a lo largo de los años que son uno de los más sólidos del panorama nacional. Ambos forman un tándem muy unido no solo en lo sentimental, sino que también en lo empresarial pueden considerarse un buen equipo, según los datos a los ha podido tener acceso JALEOS.

Noticias relacionadas

A lo largo de los últimos diez años la pareja ha reinvertido los ingresos que han obtenido gracias a sus respectivos trabajos (ella, en la televisión y en las redes sociales; y él, como futbolista profesional) para conformar un entramado profesional. Llevando así su relación un paso más allá y uniendo sus destinos también en el Registro Mercantil. 

Tamara Gorro y Ezequiel Garay han creado un entramado empresarial reinvirtiendo los ingresos que han obtenido a lo largo de sus respectivas carreras.

La primera empresa del matrimonio se llama Esmara Eventos S.L. y se remonta a 2011. La fundó Tamara Gorro cuando era un rostro habitual en los programas de Mediaset, gracias a sus colaboraciones en ¡Qué tiempo tan feliz!, Mujeres y Hombres y ViceversaSálvame y su paso por Supervivientes. 

La compañía, dedicada a la gestión de todo tipo de eventos deportivos (según el registro que aparece en el momento de su constitución), pronto pasó a formar parte de los dos, y es que solo un año después de su fundación Ezequiel Garay entró en la dirección como administrador solidario. 

Lejos de las boyantes cifras de hace años, en la actualidad las cuentas de la compañía se encuentran teñidas de rojo. Desde hace varios ejercicios los ingresos que percibe Esmara Eventos S.L. se han ido reduciendo, hasta alcanzar en 2018 unos 400.000 euros. 

Una cantidad que, sin embargo, parece no ser suficiente para hacer frente a todos sus gastos, ya que ha terminado ese mismo año con unas pérdidas de más de 120.000 euros. La razón de este desequilibrio financiero se debe a que el coste del personal, el dinero desembolsado en los aprovisionamientos necesarios para realizar su acción, y otros gastos de explotación suman más de 460.000 euros. 

Tamara Gorro y Ezequiel Garay llevan juntos desde 2010.

Este desequilibrio también se ve reflejado en el patrimonio asociado a Esmara Eventos S.L. (lo que tiene una compañía una vez se le han restado las deudas), y es que desde hace años arroja un resultado negativo, que en 2018 ascendió hasta los 129.000 euros, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico. 

Esta no ha sido la única aventura empresarial en la que se ha embarcado el matrimonio Garay Gorro: hace dos años fundaron la sociedad Real Estate Gargor S.L., en la que ambos son administradores solidarios y que tiene como objetivo "la compraventa de bienes inmobiliarios por cuenta propia". 

Un nuevo proyecto del que, dada su reciente fundación, todavía no hay datos económicos para conocer cuál es su situación financiera. La única información que se encuentra presente en el Registro Mercantil es que en el momento de su creación aportaron 3.000 euros (el mínimo exigido por ley para la creación de una sociedad limitada) que han ido a parar a los fondos propios de la empresa. 

Tamara tiene su propio negocio 

Además de estas empresas, Tamara Gorro ha fundado su propia compañía junto a su socio José Trabado Herrero. Se trata de la sociedad Shanmi Media, constituida a finales de 2017 para la producción audiovisual en todas sus fases, el marketing digital y, desde hace poco, como operadora de drones. 

Según los datos a los que ha podido tener acceso JALEOS, tanto la influencer como su socio comparten el cargo de administrador mancomunado; aunque es Trabado el que ejerce las labores de CEO. 

Tamara Gorro también ha fundado una compañía junto a su socio José Trabado.

Entre los trabajos de esta empresa, se encuentra la gestión de los proyectos de Tamara Gorro, desde el programa Un like para... que realizó para Mediaset, pasando por su tienda online TG Shop, hasta su blog y su perfil de Youtube, 'El gorro de Tamara'. De todos estos, el negocio de mayor tamaño es la página web donde vende su propia colección de ropa, distintos productos con mensajes motivadores, agendas personalizadas, su libro Rendirse, nunca (de la editorial Martínez Roca); y, próximamente, una línea de accesorios. Le sigue su blog, a través del cual gestiona sus redes sociales y promociona su primer libro: Ser feliz no es gratis, pero tampoco cuesta tanto, que lanzó al mercado en 2017 con la editorial Martínez Roca y que vende a través de Amazon y de diversas librerías. 

Unas operaciones que han sido exitosas, según las cuentas presentadas en el Registro Mercantil: en 2018, y con solo un año de vida, la empresa obtuvo unos ingresos de más de 100.000 euros con el consiguiente beneficio de 17.000 euros. 

Estas cifras son reseñables ya que lo habitual es que una empresa durante sus tres primeros años obtenga pérdidas, pues tiene que hacer frente a multitud de deudas y lo normal es que tarde tiempo en llegar a un nivel óptimo de ingresos. Algo que no ocurre en Shanmi Media S.L., que además de terminar 2018 con beneficios consiguió un patrimonio positivo de más de 28.000 euros.

Más allá de los beneficios o las pérdidas que acumulan las empresas del matrimonio, lo cierto es que la mayor parte de los ingresos que obtiene la pareja provienen de Ezequiel Garay, que en la actualidad trabaja como futbolista profesional en el Valencia F.C., con un sueldo que ronda los cinco millones de euros al año, según las cantidades que manejan varios medios especializados. 

Un matrimonio unido

Tamara Gorro y Ezequiel Garay se conocieron en 2010 y al poco tiempo comenzaron una relación, tal y como confesó la influencer en el programa ¡Qué tiempo tan feliz!, donde trabajaba como colaboradora. Desde entonces la pareja ha permanecido unida, con las mudanzas y traslados que conlleva el trabajo del argentino.

"Hace nueve años nos miramos por primera vez a los ojos. Decidimos darnos la mano e iniciar un camino juntos. En tres mil doscientos ochenta y cinco días se pasan por muchas situaciones, unas mejores y otras no tantas. Pero lo bonito es seguir caminando de la mano y nunca perder el brillo en los ojos. Gracias por aparecer, gracias por existir... ¡FELIZ ANIVERSARIO MI AMOR!", escribió la colaboradora de televisión el pasado mes de agosto en una tierna publicación de Instagram. 

Dos años después, contrajeron matrimonio en una boda por todo lo alto celebrada en la finca El Olivar, donde estuvieron rodeados por multitud de amigos; y en los últimos años han dado la bienvenida a la familia a dos niños: Shaila (4), que nació mediante gestación subrogada; y Antonio (2) que concibieron de manera natural.

[Más información: El rotundo mensaje de Tamara Gorro tras el positivo en coronavirus de su marido, Ezequiel Garay]