Tamara Gorro (33 años) ha tenido que viajar de urgencia hasta Valencia tras conocer que su hijo Antonio había sido ingresado de urgencia. Un duro varapalo que recibe días después de haber viajado junto a su marido, Ezequiel Garay, a Gijón, donde el futbolista ha sido operado de una reciente lesión. 

Noticias relacionadas

La propia influencer ha sido la encargada de dar a conocer esta difícil noticia a través de varios instastories en sus redes sociales. "Gijón, te he conocido de una manera que no es la mejor. Pero lo que más me duele es irme de la manera que lo hago y corriendo. Todo tu entorno ha hecho que me sienta especial, y mereces unas palabras con profundidad. Prometo hacerlo. Hasta pronto. Gracias eternas", ha escrito Gorro, en una imagen donde se ve la ciudad asturiana desde el aire. 

Tamara Gorro, en una captura del 'storie' donde ha comunicado que su hijo Antonio está ingresado.

Horas después ha regresado a sus redes sociales para aclarar en un vídeo el por qué de estas enigmáticas palabras. En las imágenes Tamara aparece en la calle, luciendo un plumífero blanco y negro, y con unas prominentes ojeras bajo unos ojos rojizos, como si hubiera estado llorando. 

"Buenos días, familia virtual. Os doy los buenos días de la misma manera que lo hecho estos días, pero en un lugar diferente. Concretamente desde Valencia, estoy en el hospital de Valencia", ha asegurado la influencer. 

"Ayer tuvimos que salir de urgencia corriendo para Valencia, porque me llamaron a las ocho de la tarde, que mi hijo Antonio estaba ingresado. Le han tenido que ingresar de urgencia y, bueno, como comprenderéis no quiero deciros el diagnóstico hasta que yo hable con los médicos, porque llegué tarde aquí a Valencia". 

"Tengo la mente bastante aturdida. ¿Por qué hago esto? Pues porque, lógicamente, había compañeros de prensa que estaban esperando la salida de Ezequiel y tampoco me parece necesario que os tengáis que enterar por nadie, cuando yo soy una tía que os digo todo. No hay necesidad. Entonces, os iré diciendo y sé que entenderéis que no os diga nada ahora", ha comentado. 

La presentadora ha terminado dirigiéndose a su familia virtual, que están apoyándola en este complicado bache, con unas palabras de optimismo: "Voy a despejar estas piedras en el camino, que se siguen sumando, porque todas las piedras vienen de golpe".

Ezequiel, recién operado

La noticia del ingreso de su hijo Antonio llega días después de que su marido Ezequiel Garay haya tenido que ser operado. Este domingo el futbolista tuvo que decirle adiós a la temporada tras sufrir una rotura en el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha en el partido que enfrentaba al Valencia contra el Celta de Vigo.

Desde el primer momento, la influencer ha permanecido a su lado como su mayor apoyo, y no ha dudado en dedicarle mensajes de ánimo a través de sus redes sociales. "Toca dar al botón de pausa mi amor, el play lo pulsarás y continuarás como hasta ahora has hecho, siendo un gran ejemplo. Empezamos una nueva experiencia. Hablo en plural porque lo vamos a pasar juntos. Somos uno y esto es de los dos. Te amo", escribió tras conocer la gravedad de la lesión.

Ezequiel también ha querido tener un detalle hacia Tamara, dedicándole un emotivo post en su Instagram. "Qué te voy a decir mi vida, solo me salen palabras de agradecimiento, gracias por estar a mi lado, gracias por cuidarme, gracias por no despegarte ni un segundo de la cama, eres la persona más increíble e impresionante que conocí en mi vida. Te amo mucho pequeña mía", ha comentado el futbolista. 

Ezequiel ha viajado hasta Gijón para ser operado en el Hospital Begoña. El futbolista se ha desplazado hasta esta localidad asturiana para que la cirugía la llevara a cabo el doctor Maestro, médico de confianza del exentrenador del Valencia Marcelino García Toral. La operación ha sido un éxito y se espera que pronto reciba el alta. 

[Más información: TG Shop, la nueva tienda de ropa online de Tamara Gorro que ha decepcionado a sus fieles fans]