Mala Rodríguez (40 años), conocida como La Mala o también como María Rodríguez, es una de las artistas españolas más respetadas en el universo del hip-hop a nivel mundial. Conocida a lo largo y ancho del planeta Tierra por sus agudas rimas, su energía sobre los escenarios y su estilo único, la jerezana posee una dilatada trayectoria profesional avalada por prestigiosos premios. Entre ellos, el MTV Latinoamérica a la Mejor Artista Promesa del Año, uno de los mayores reconocimientos de la industria musical o dos GRAMMYs Latino por No pidas perdón, de su cuarto álbum Dirty bailarina (2010) y Bruja (2013). 

Noticias relacionadas

Más de veinte años sobre las tablas es tiempo suficiente como para que la imagen de una artista haya evolucionado. Fue el pasado lunes 20 de enero durante la gala de los premios Odeón donde apareció Mala Rodríguez en el photocall y algunos de sus seguidores más fieles notaron una evidente transformación no solo en su rostro sino también su cuerpo. Para tener una versión profesional y conocer de primera mano a qué tratamientos se ha sometido la diva, JALEOS ha contactado con el doctor Miguel de la Peña, director y cirujano de las clínicas Diego de León.

Mala Rodríguez.

En sus propias palabras, "el rostro y el cuerpo de la cantante Mala Rodríguez denotan cambios muy evidentes". En lo relativo a operaciones de cirugía estética, el cirujano declara: "A nivel corporal se aprecia el resultado de un aumento de pecho con prótesis de entre 450 y 500 centímetros cúbicos y de forma redonda. Se percibe por el aspecto prominente, redondeado y con bastante proyección. Le habría costado unos 4.500 euros".

En lo que respecta a su rostro: "Por otra parte, a nivel facial su nariz está mucho más afinada que antes porque se habría sometido a una rinoplastia integral para remodelar tanto el contorno o caballete como la punta y las aletas (los extremos a ambos lados de la nariz). Ha querido estrecharla y afinarla para que luzca más estilizada y en equilibrio proporcional a sus facciones. Le habría costado unos 5.000 euros".

Mala Rodríguez, antes y después de sus tratamientos de cirugía estética.

Pero la nueva imagen de Mala Rodríguez no solo se ha construido gracias a los quirófanos sino a tratamientos de medicina estética. Según el doctor de la Peña: "Se ha realizado una remodelación facial a través de varios tratamientos de medicina estética mínimamente invasivos y con sustancias reabsorbibles. En el tercio superior del rostro, ha recurrido a infiltraciones de bótox para eliminar las líneas de expresión que tenía excesivamente marcadas para su edad. Son propias de un proceso de envejecimiento acelerado o prematuro. Ocurre cuando los pacientes tienen un estilo de vida intenso o estresante. Con el paso del tiempo -como se percibe en sus apariciones públicas- terminaron por convertirse en arrugas dinámicas. Con el bótox ha conseguido corregir las arrugas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo. El bótox completo le habría costado unos 500 euros".

María Rodríguez 'La Mala' antes y después de sus retoques. Gtres

Su mirada también ha experimentado un evidente cambio. Según apunta el cirujano: "Sus ojeras ya no se perciben tan marcadas ni oscuras. Podría haber recurrido al Total Eyes, una combinación de ácido hialurónico para rellenar el hundimiento de la ojera y el láser vascular para corregir el oscurecimiento de la zona periocular. Este tratamiento le habría costado unos 800 euros".

Además, "con las microinyecciones de ácido hialurónico también habría borrado tanto las arrugas del surco nasogeniano -es decir, las líneas que van desde los dos extremos inferiores de la nariz a las comisuras de los labios- como las líneas de marioneta. Las líneas de marioneta salen de la comisura de los labios hacia abajo. Son unas de las arrugas que más envejecen el rostro. De ahí que cuando se disimulan se transmite un claro efecto rejuvenecedor. Estos dos tratamientos le habrían costado unos 600 euros".

Para concluir, el doctor de la Peña también observa un discreto aumento en sus labios y sus pómulos. "Habría recurrido al efecto contouring para aumentar el volumen de los pómulos y definirlos a través de la marcación con ácido hilurónico a ambos lados. Y Ellansé justo en la zona inferior de dichos pómulos, una combinación de rellenos dérmicos cuyo efecto es como el de la bichectomía, pero sin cirugía. Respecto a los labios, se habría realizado un aumento o relleno de labios y perfilado con ácido hialurónico en la parte superior. Le habría costado 250 euros por zona. Habría culminado sus tratamientos con una mesoterapia facial de vitaminas. Se trata de un cocktail personalizado de vitaminas, la técnica con efecto flash a la que recurren prácticamente todas las celebridades antes de pasar por un photocall. De ahí el aspecto luminoso, hidratado y jugoso de la piel. Su precio, unos 250 euros", concluye. En total, Mala Rodríguez habría invertido una cantidad aproximada a los 12.000 euros para lucir la imagen que exhibe en estos días. 

[Más información: Mar Torres, la novia de Froilán, se cambia la cara a los 21 años: nariz, labios, pómulos...]