A sus 54 años, la popular presentadora de televisión española Elsa Anka posee un físico espectacular. Así lo demostraba el día de su cumpleaños con un desnudo integral en su perfil de Instagram, donde cuenta con más de 46.000 seguidores. Una estilizada figura que mantiene con una rutina de ejercicios en el gimnasio y a base de distintos tratamientos estéticos. De hecho, la catalana ha vuelto a confiar en la Clinic Bascoy para eliminar las líneas de expresión de su rostro

Noticias relacionadas

Un centro cercano ubicado en el barrio de Sarria (Barcelona). Aparte de ser clienta, Elsa trabaja como imagen y relaciones públicas de la clínica. También se encarga de llevar la comunicación de Luciano Bascoy, un reputado médico estético brasileño del centro. 

La presentadora acude al centro con bastante asiduidad con el fin de someterse a diversos retoques. Esta semana se ha aplicado el láser picosure, el primer láser alejandrita que se ha creado para la eliminación de tatuajes, acné, machas y líneas de expresión.

En su caso, la presentadora ha recurrido a este tratamiento para eliminar las arrugas de alrededor de los labios, el llamado 'código de barras', que suele aparecer a partir de los 40 años. También se ha aplicado este método en la frente para acabar con las líneas de expresión. 

"Estamos probando nuevos protocolos y tratamientos como el picosure. Vamos a cuidar un poquito las líneas de expresión, la apariencia de la piel, los poros...", ha comentado la catalana en la sección de historias de su perfil de Instagram. Después, la presentadora ha mostrado el resultado. "Durante el tratamiento se siente mucho calor en la piel. Esto la enrojece pero en 20 minutos ya está bien. Sin maquillajes, ni filtros", añadía. 

Tal y como ha explicado el centro a JALEOS, el láser picosure es una técnica de rejuvenecimiento rápida y bastante efectiva. La recuperación de este tratamiento es mucho más rápida que con otros: no necesita más de media hora ya que trabaja a unos nanómetros mucho más rápido que otros y actúa de forma homogénea en todo el rostro.

Este tratamiento corrige manchas, mejora la textura de la piel, da elasticidad, previene el envejecimiento de la piel, suaviza las arrugas leves o finas, imperfecciones y estimula el colágeno. Una sesión del láser ronda los 300/ 400 euros. Por su efectividad e inmediatez en cuanto a resultados, este tratamiento está altamente demandando por los famosos ya que sin necesidad de anestesia se consigue excelentes resultados en la piel. 

Hace dos meses, Elsa probaba la técnica Coolsculpting, la única técnica aprobada por la FDA y la Comunidad Europea para eliminar la grasa localizada de forma definitiva. También se aplicaba en la misma clínica el láser fotona: un tratamiento láser que funciona con varias longitudes de onda que se aplican en sinergia con el fin de trabajar desde las capas más superficiales hasta las estructuras medias e intermedias de la piel y con el objetivo de alcanzar también las capas más profundas. Incrementa la creación de colágeno y reduce las arrugas. Este tratamiento se lo aplicó en la parte del cuello

[Más información: Elsa Anka y su nueva ilusión, Víctor Prat, disfrutan de una jornada de esquí]